Es noticia
Menú
Gallardón propone ahora que España pase de los 17.621 aforados actuales a sólo 22
  1. España
Sin contar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado

Gallardón propone ahora que España pase de los 17.621 aforados actuales a sólo 22

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha defendido hoy que se revise el número de aforados en España hasta reducirlos a tan solo 22 personas

Foto: El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón (Efe)
El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón (Efe)

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha defendido hoy que se revise el número de aforados en España para pasar de los actuales 17.621, sin contar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, a solo 22.

Según ha considerado en una entrevista que publica hoy El País, los únicos aforamientos que deberían subsistir en España son, aparte de los que afectan a la familia real, los de los presidentes del Gobierno, Congreso, Senado, Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo y las 17 comunidades autónomas, "y esto suma 22 personas".A su juicio, aunque el aforamiento "no tiene por qué constituir un privilegio" en España, la actual situación "debe ser sometida a revisión" y en el proyecto de ley orgánica del Poder Judicial la propuesta que llevará el ministerio de Justicia contempla dicha reducción hasta los 22 aforados.

Así, los ministros, diputados nacionales y autonómicos y los miembros de los consejos de Gobierno regionales dejarían de estar aforados, "aunque para todo eso habría que reformar la Constitución en un caso y los Estatutos de Autonomía en el otro".

Ruiz-Gallardón reconoce que se trata de una intención de carácter político, "porque la Ley Orgánica a lo único que puede afectar es a los órganos del Estado que no están recogidos expresamente en la Constitución, a los jueces y a los fiscales".

"Pero que se suprima el aforamiento de diputados, senadores, ministros, consejeros autonómicos, parlamentarios autonómicos y otros cargos autonómicos -añade- es algo que tendrá que hacerse mediante un pacto político que modifique los estatutos de autonomía y que aborde en su momento la reforma de la Constitución".

A su juicio, el aforamiento "no tiene por qué constituir un privilegio", porque, según ha señalado, puede ser una merma de un derecho fundamental, "que es el derecho a la revisión de una sentencia condenatoria".Eso sí, ha admitido que por mucho que los juristas expliquen que el aforamiento no es un privilegio, la sociedad española sí que lo percibe así y eso exige "una respuesta por parte del legislador".

El único partido que, de momento, había presentado batalla en este asunto es UPyD, que ya el año pasadopresentó una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados para que se debatiese en el pleno la reducción al mínimo de los beneficiarios de esta protección, que considerabaun privilegio arcaico”,incompatible con los principios que deben regir los “Estados contemporáneos y democráticos”.

Gallardón aseguró por aquel entonces que de "los 10.000 políticos aforados" queRosa Díezdijo que hay en España, 7.000 son jueces, magistrados y fiscales en ejercicio. De los 3.000 restantes, la mayoría dependen de los estatutos de Autonomía -leyes orgánicas que no puede cambiar el Gobierno- o se derivan directamente de los artículos 71 y 102 de la Constitución.

"¿Qué queda dellegendario ejército de 10.000 aforados?", se preguntóGallardónirónicamente. Para responder que si el Gobierno pretendiera legislar para reducir el número de aforados, sólo podría hacerlo en 57 casos: los miembros del Consejo de Estado, del Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el defensor del Pueblo y sus adjuntos.

Gallardón instó a Díez a "corregir" su afirmación de que existen 10.000 políticos aforados porque "es terminantemente injusto" tildar de políticos "a los jueces y fiscales" de España. "Perdone que se lo diga, pero se lo debería haber estudiado con anterioridad".A continuación, le volvió a pormenorizar que el Gobierno y el Congreso sólo pueden eliminar el aforamiento de 57 personas de 10.000 y rechazó que Díez "lance la idea de que el aforamiento es un privilegio" o de que "diga que los jueces y fiscales son políticos"

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha defendido hoy que se revise el número de aforados en España para pasar de los actuales 17.621, sin contar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, a solo 22.

Según ha considerado en una entrevista que publica hoy El País, los únicos aforamientos que deberían subsistir en España son, aparte de los que afectan a la familia real, los de los presidentes del Gobierno, Congreso, Senado, Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo y las 17 comunidades autónomas, "y esto suma 22 personas".A su juicio, aunque el aforamiento "no tiene por qué constituir un privilegio" en España, la actual situación "debe ser sometida a revisión" y en el proyecto de ley orgánica del Poder Judicial la propuesta que llevará el ministerio de Justicia contempla dicha reducción hasta los 22 aforados.

Así, los ministros, diputados nacionales y autonómicos y los miembros de los consejos de Gobierno regionales dejarían de estar aforados, "aunque para todo eso habría que reformar la Constitución en un caso y los Estatutos de Autonomía en el otro".

Alberto Ruiz-Gallardón
El redactor recomienda