Es noticia
Menú
Tomás Gómez se esconde ante las voces internas que le piden que ‘abdique’ del PSM
  1. España
PERDIó 400.000 VOTOS EL 25-M

Tomás Gómez se esconde ante las voces internas que le piden que ‘abdique’ del PSM

Los socialistas obtuvieron en Madrid el peor resultado de su historia el 25-M, pero su líder se resiste a abandonar el liderazgo regional

Foto: El líder del PSM, Tomás Gómez. (Efe).
El líder del PSM, Tomás Gómez. (Efe).

Tomás Gómez ha optado por callarse y no postularse por ninguno de los compañeros que ya han hecho pública su intención de optar a la secretaría general del PSOE. El líder del Partido Socialista Madrileño (PSM) tampoco cede a las presiones internas que le piden a gritos que siga el ejemplo de otras federaciones regionales y abandone la secretaría regional tras el desastroso resultado que cosechó el 25-M. Compañeros de su propia formación critican su actitud y le culpan a él personalmente de la “descomposición” en la que está sumido el partido en Madrid. “Debería haber tenido un gesto de altura y generosidad yéndose ya”.

Públicamente, sólo el exalcalde socialista de Getafe, Pedro Castro, ha exigido un congreso extraordinario y que se celebren primarias abiertas en Madrid para construir un partido con nueva gente, nuevo proyecto político y nuevas formas de conexión con la ciudadanía, frente a un líder “orgánico” como Tomás Gómez que “pierde todas las elecciones”. Pero no es el único que lo piensa. Tras los resultados de las elecciones europeas celebradas el 25 de mayo, en las que Gómez cosechó el cuarto peor resultado de una región socialista en las europeas y una derrota histórica (18,94% de votos, por debajo del PSOE nacional, con 23,00% de sufragios), Castro pidió un cambio en el partido a nivel regional. Hacen falta, bajo su punto de vista, tres cosas: “Nueva gente, un nuevo proyecto político y nuevas formas de abrir el partido a la calle”.

Tomás Gómez llegó con retraso el jueves por la tarde al pleno de la Asamblea de Madrid y evitó al salir a los periodistas que le preguntaban por la situación del PSOE, en la que los secretarios regionales de País Vasco, Castilla y León, Cataluña y Navarra (Patxi López, Óscar López, Pere Navarro y Roberto Jiménez) ya han entregado sus cabezas al entender que es la mejor solución y que son precisos cambios profundos. El entorno del líder socialista madrileño justifica su actuación defendiendo que “no son momentos para postularse por ningún candidato por el bien del partido”. La declaración choca frontalmente con la actitud de la que siempre ha presumido el exalcalde de Parla, que no tuvo ningún pudor en señalar a Carme Chacón como la mejor candidata a las elecciones primarias cuando la exministra quería luchar por la Secretaría General al abandonar el puesto José Luis Rodríguez Zapatero.

Dos días después del 25-M, Gómez también lanzó alabanzas hacia su compañera andaluza, Susana Díaz, de quien llegó a decir que “con Susana, al fin del mundo”. Fuentes internas del PSM reconocen a El Confidencial que el ‘no’ de la presidenta andaluza a la secretaría general “rompió todos los esquemas de Tomás Gómez”, que “quería contar con su apoyo para, de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2015, seguir manteniéndose como cabeza de cartel para la Comunidad de Madrid”.

El PSM perdió más de 400.000 votos

El esquema del madrileño saltó por los aires el mismo día que se supo que Díaz se apartaba de esa lucha. Gómez no tiene el mismo feeling con ninguno de los aspirantes a suceder a Rubalcaba, por lo que cualquier candidatura que triunfe (Eduardo Madina, Pedro Sánchez, Alberto Sotillos...) podría poner en peligro su nombre de cara a las elecciones de 2015. “Desde que Susana no está en esta lucha, está metido en su madriguera, desesperado, y no se encuentra”, aseguran fuentes internas de su propio partido, que apuestan por que la figura del líder madrileño tiene que cambiar si el PSOE quiere luchar por Madrid. “Cuando se forme la nueva Ejecutiva deberá cambiarlo: ha perdido 400.000 votos en estas elecciones estando en la oposición. Es un auténtico fracaso”, añaden.

Su compañero extremeño, Guillermo Fernández Vara, arropado por los buenos resultados cosechados en su región, ha echado más gasolina al fuego esta semana animando a los secretarios regionales que se quedaron por debajo del 23% de los votos a que pongan sus cargos a disposición de sus federaciones. Una petición que “ha puesto de los nervios a Gómez”. Pero el madrileño hace oídos sordos a las recomendaciones y se resiste a entregar su cabeza. De momento.

Tomás Gómez ha optado por callarse y no postularse por ninguno de los compañeros que ya han hecho pública su intención de optar a la secretaría general del PSOE. El líder del Partido Socialista Madrileño (PSM) tampoco cede a las presiones internas que le piden a gritos que siga el ejemplo de otras federaciones regionales y abandone la secretaría regional tras el desastroso resultado que cosechó el 25-M. Compañeros de su propia formación critican su actitud y le culpan a él personalmente de la “descomposición” en la que está sumido el partido en Madrid. “Debería haber tenido un gesto de altura y generosidad yéndose ya”.

Pedro Castro Tomás Gómez Pedro Sánchez Susana Díaz Patxi López Eduardo Madina Pere Navarro
El redactor recomienda