Aves comen peces, nutrias comen aves... Episodios de 'El hombre y la tierra' en Gijón
  1. España
en el parque isabel la católica

Aves comen peces, nutrias comen aves... Episodios de 'El hombre y la tierra' en Gijón

No son pocos los conflictos de las fuerzas políticas en Asturias, pero el último es insólito: trata de una invasión de nutrias 'asesinas' en un parque de Gijón

placeholder Foto: Una nutria en el Parque Isabel la Católica de Gijón. (Servicio de Parques y Jardines de Gijón)
Una nutria en el Parque Isabel la Católica de Gijón. (Servicio de Parques y Jardines de Gijón)

Por si fueran pocos lo conflictos institucionales que las distintas fuerzas políticas protagonizan en Asturias, la última de estas peleas presenta un guión que habrían rubricado los productores de la magistral serie de naturaleza 'El hombre y la tierra'.

Los protagonistas del choque son el Ayuntamiento de Gijón (gobernado por Foro Asturias, el partido creado por Francisco Álvarez-Cascos) y el Gobierno del Principado (regido por el PSOE); el motivo de la disputa: una invasiónde nutrias en el Parque de Isabella Católica, pulmón verde de la ciudaddesdela década de los cuarentadel siglo pasado y recinto en el que habita un buen número de aves para deleite de los paseantes que eligen esa zona para disfrutar de su ocio.

Pero esta película tiene una fase previa.Todo comenzó cuando el Gobierno asturiano repobló de nutrias el río Piles, muy cercano al parque, con el fin de extender el hábitat de esta especie, queluchaba por su supervivencia y que consiguió recuperarse y volver a los cauces fluviales, merced a la política de rehabilitación de los ríos lograda con fondos europeos.

La expansión de los mustélidos tuvo éxito, pero a sus impulsores les faltó un pequeño detalle. El Piles, a su paso por el Parque de Isabel la Católica,apenas lleva peces porque las aves que viven en su entorno se encargan de utilizarlos como alimento, por lo que las nutrias se han visto obligadas a buscar su propia comidalejos de su territorio. ¿Y qué han hecho? Invadir el lugar en que residen los patos, cisnes yaves zancudas, presas fáciles después de que hayan sidoconvertidas en alicortas, para que no huyan volando y puedan ser objeto de atracción turística.

Más de 180 aves muertas

La falta de alimentos ha llevado a las nutrias a atacar a los patos, convirtiendo el parque en un cementerio deaves, hasta el punto de que los responsables de Jardines del Ayuntamiento gijonés cifran en más de 180 las víctimas de estos carnívoros. En este memorándum de agravios, se citan también los efectos psicológicos que entre las aves causa el hostigamiento de sus enemigosy que afectan a muchos ejemplares, traumatizados por unos ataques a los que su discapacidad artificialles impide neutralizar.

La proliferación de los ataques ha llevado al Consistorio a criticar duramente la políticaproteccionista del Gobierno asturiano y areprochar ala Consejería de Agroganadería su faltade planificación por desconocer el lugar en el que se introdujeron los roedores y la falta de alimentación específica para estaespecie. La polémica se produjo cuando, desde el Gobierno asturiano, se puso en dudaque la voracidad de las nutrias pudiera poner en peligro la fauna palmípeda del parque gijonés, achacandoa otros depredadores estas 'bajas'. Esta desconfianza elevó el tono de la discusión, hasta el punto de que los medios de comunicación asturianos llevan varios días dándole carácter de sumario de primera a esta batalla, cada vez más enconada, y en la que las fotos de aves muertas y los estragos de las nutrias aparecen con profusión.

En la polémica también han terciado algunos grupos ecologistas que consideran favorable la política de repoblación de las nutrias realizada por el Gobierno asturiano, aunque con reservas sobre la posibilidad de que estos mustélidos se hayan convertido en el azote de las aves del parque, a pesar de que el informe del departamento municipal es bastante contundente al respecto.

Cercados para impedir los ataques

Para evitar que las palmípedas se vean diezmadas por la especie invasora, el Ayuntamiento ha procedido a evacuar a gran parte de las aves a un vivero cercano, construyendo cercados casi inexpugnables que impidan el ataque de las nutrias. Entre las ánades damnificadas se encuentran algunas especies exóticas, como los patos mandarines, los cauquén y otras.

Algunos especialistas consideran que si los representantes de ambas instituciones no fueran de fuerzas políticas distintas y, además, muy enfrentadas entre sí desde su origen, el problema tendría una solución más profesional y menos airada, independientemente de que cada parte tenga su punto de vistasobre el particular.

El único efecto positivo de esta circunstancia es que el número de visitas al parquese ha incrementado con motivo de este conflicto.Muchos de los ciudadanos, antes habituales de esta zona verde, han emigradoa los nuevospulmonesque han ido surgiendoen diferentes barrios de la ciudad. Pero ahora hay unmotivo adicional de atracción en el Isabel la Católica:comprobar en vivo y en directo los efectos de las nutrias.Y esta película sólo se echa allí.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Gijón Asturias
El redactor recomienda