Rajoy arranca a Merkel una vicepresidencia para Cañete, pero Guindos deberá esperar
  1. España
LOS POPULARES EUROPEOS APOYAN A JUNCKER

Rajoy arranca a Merkel una vicepresidencia para Cañete, pero Guindos deberá esperar

Rajoy ha dado orden de apoyar al candidato avalado por Merkel tras arañar, una vicepresidencia para España en el caso de que el PPE gane las elecciones

Foto: Rajoy arranca a Merkel una vicepresidencia para Cañete, pero Guindos deberá esperar
Rajoy arranca a Merkel una vicepresidencia para Cañete, pero Guindos deberá esperar

Mariano Rajoy consiguió al final que los 56 delegados del PP reunidos en el congreso del Partido Popular Europeo que se celebra en Dublín sean decisivos para que el candidato común a la presidencia de la Comisión sea el avalado por Angela Merkel: el luxemburgués Jean-Claude Juncker. A cambio, la canciller alemana se ha comprometido a que los representantes españoles en las futuras instituciones de la UE que salgan de las elecciones de mayo ocupen los puestos correspondientes a su condición de segundo grupo.

En fuentes gubernamentales consultadas por El Confidencial, aunque no quisieron dar nombres ni cargos concretos, dan por conseguidos los objetivos marcados para la futura Comisión (vicepresidencia o comisaría de peso para Miguel Arias Cañete), el Consejo, la Eurocámara y el Grupo Parlamentario. El Eurogrupo (destino al que aspira el ministro de Economía, Luis de Guindos), “tendrá que esperar” al menos 8 meses, que es el plazo mínimo requerido para reformular sus funciones, según los mismos medios.

El empeño del francés Michel Barnier en mantener sus aspiraciones hasta el final ha beneficiado a los intereses del PP. El actual comisario de mercado interior ha seguido con sus gestiones hasta última hora para hacerse con el título de candidato común del centro derecha. Media hora antes de la votación llegó a pedir el voto delante de todo el mundo a los principales dirigentes del grupo popular español, como Luis de Grandes; e incluso a un periodista al que ha oído hablar en castellano.

Juncker, por historial y hasta carácter personal, no cae bien entre muchas de las delegaciones que asistían la asamblea, desde países escandinavos a algunos del sur de la Unión. Algunos partidos que se inclinaban el jueves por la abstención se decantaron al final por Barnier para que la victoria del ex primer ministro luxemburgués no fuera por goleada.al final, Jucker se ha impuesto como candidato a la Comisión del PPE con 382 votos a favor frente a los 245 de Barnier.

Después de decidirse por Juncker, primera opción del PP desde el principio aunque no lo quisiera decir, Rajoy ha tomado la palabra en el pleno en la asamblea para defender su política de reformas económicas, pero también para recordar que “la integridad de los estados” es uno de los principios básicos de la Unión Europea que se debe defender “en todo el mundo”. Era una evidente referencia a la Ucrania amenazada por Rusia en Crimea que se podía relacionar con el desafío separatista de Artur Mas en Cataluña.

El presidente del Gobierno animó a todos los partidos del PPE a postular en los comicios de mayo esas bases de la propia UE: “la paz, la convivencia, la libertad, los derechos humanos y la integridad de los estados”. En la misma clave preelectoral, Rajoy insistió en que de la cita ante las urnas del próximo mes de mayo depende el futuro de la Unión y de que sea posible la continuidad del proyecto europeo. El miedo al avance de los partidos “antieuropeos”, populistas o extremistas (a costa de los socialdemócratas y populares que se suelen repartir las mayorías) se plasmó en todos los discursos, tanto de los líderes en el poder como en los que están en la oposición.

Miguel Arias Cañete Eurogrupo Mariano Rajoy Angela Merkel Comisión Europea
El redactor recomienda