Salinas, el fiscal que persigue a Bárcenas, a punto de renovar su cargo en Anticorrupción
  1. España
Se PRESENTAN OTROS CANDIDATOS AL CARGO

Salinas, el fiscal que persigue a Bárcenas, a punto de renovar su cargo en Anticorrupción

Antonio Salinas es el candidato que más apoyos tiene para ser reelegido como fiscal jefe de Anticorrupción, puesto clave en el Ministerio Público

Foto: El fiscal jefe Anticorrupción, Antonio Salinas (EFE)
El fiscal jefe Anticorrupción, Antonio Salinas (EFE)

Antonio Salinas es el candidato que más apoyos tiene para ser reelegido como fiscal jefe de Anticorrupción, un puesto clave en el Ministerio Público al ser la Fiscalía que lleva asuntos especialmente sensibles. El próximo Consejo Fiscal decidirá quien será el jefe de la institución. Son tres las personas que se han presentado pero Salinas, el actual fiscal jefe, es el que más papeletas tiene para seguir en el puesto.

Los otros dos nombres son el actual fiscal jefe de Madrid, Manuel Moix, y el fiscal del Tribunal Supremo Manuel Jesús Dolz, pero fiscales apuntan que todo apunta a que Salinas renueve en su cargo. En estos dos años desde que Eduardo Torres Dulce fue elegido fiscal general del Estado, las relaciones con Salinas han mejorado notablemente hasta tal punto que apoya su renovación. Asimismo, no es previsible que haya un cambio de rumbo en la Fiscalía a tres años que le queda al actual fiscal jefe para la jubilación y después de diez años en el cargo. Fue elegido por el en su día fiscal general, Jesús Cardenal, sobrevivió con Cándido Conde-Pumpido, y ahora habrá que esperar a la decisión final de Torres Dulce, que se tomará en los próximos días.

Este cargo es clave porque Anticorrupción es la Fiscalía que actualmente lleva asuntos especialmente sensibles como el ‘caso Gürtel’ o los ‘papeles de Bárcenas’, por el que el juez investiga la presunta contabilidad B del PP, y que han puesto en jaque al actual Gobierno de Mariano Rajoy. Fuentes conocedoras de esa relación señalan que sobre todo a la vuelta del verano, la confianza del fiscal general del Estado hacia Salinas se ha fortalecido notablemente. Salinas es un fiscal jefe que explica a su superior todos los casos que tiene encima de la mesa y que no busca la notoriedad de su Fiscalía a toda costa. Es más, su reto es luchar principalmente contra la corrupción y, del resto de casos, no aceptar todos indiscriminadamente y que Anticorrupción se convierta en un monstruo incontrolable.

Los objetivos de esta Fiscalía es centrarse en los asuntos de corrupción, de crimen organizado y económicos. Desde 2005, estos dos últimos han dado aumentado notablemente, al instalarse mafias de varias vertientes en España, como la italiana, rusa, china o de países del este, y denunciarse muchos casos de corrupción política, que hasta ahora se mantenían tapados.

El reto de aquel que llegue al puesto será, principalmente, decidir si lleva a alguno de los imputados en el caso de ‘papeles de Bárcenas’ a juicio o, por el contrario solicita el archivo del asunto. Fuentes de la investigación reconocen que las pruebas son bastante endebles para gran parte de los querellados, sobre todo para los empresarios, aunque todavía debe decidir si solicita llevar a juicio a los dos extesoreros de la formación, Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta, y al arquitecto Gonzalo Urquijo, que utilizó facturas falsas para justificar la obra en la sede del PP.

placeholder El extesorero del PP, Luis Bárcenas (Efe)

Otro de los asuntos más espinosos que se encuentran encima de la mesa es el de PricewaterhouseCoopers. Anticorrupción ha pedido al juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno que siente en el banquillo de los acusados a 61 socios de la autora por defraudar 40 millones de euros. Las auditorías en España son empresas con un fuerte poder que ha generado más que una tensión en la Fiscalía.

Con toda la carga de trabajo que soporta actualmente esta institución, el nuevo jefe tendrá que abordar una ampliación de plantilla, que actualmente cuenta con veinte fiscales, incluyendo un posible fortalecimiento de las unidades de apoyo de la Agencia Tributaria y de la Intervención General del Estado.

Un mandato duro para Salinas

En su último periodo, Salinas ha salido bien parado a situaciones muy delicadas. Sobre el caso del extesorero del PP, fue especialmente intenso el día que las dos fiscales encargadas del ‘caso Gürtel’ solicitaron la prisión incondicional para Bárcenas cuando la orden de Torres Dulce era que se limitaran a apoyar las peticiones de las acusaciones. En contra de todo pronóstico, nadie pidió su ingreso en prisión sin fianza y las fiscales optaron por dar un paso en frente, después de que al extesroero se le habían encontrado hasta 48 millones de euros en cuentas suizas y seguía moviendo el dinero a otros paraísos fiscales para evitar que se le detectara y bloqueara. Otra de las situaciones que colocó en un brete al fiscal jefe fue los tiempos manejados en el caso de la presunta contabilidad B del PP.

El informático del HSBC Hervé Falciani. (EFE)No pocos días de tensión ha generado a Salinas la lista Falciani. Cuando el exempleado del banco HSBC en Ginebra, Hervé Falciani, entró en España para ser detenido por una orden de Interpol por petición de las autoridades suizas que le acusaban de haber robado datos bancarios, fue éste quien pidió que Anticorrupción trabajara con él codo con codo para sacar los nombres de posibles españoles o residentes en España que tuvieran dinero en cuentas de esas entidad bancarias y que podría haber cometido delitos fiscales. Esta idea no fue bien vista por el Gobierno, aunque finalmente dio luz verde a que el Ministerio Público investigara a esas personas para, posteriormente, judicializar aquellos casos que hayan podido cometer algún delito. La decisión de no imputar a la infanta Cristina de Borbón por el ‘caso Nóos’, en el que está implicado su marido Iñaki Urdangarín, a pesar de todo el clamor popular para hacerle le ha costado fuertes críticas.

Corrupción Audiencia Nacional Mariano Rajoy Antonio Salinas Hervé Falciani
El redactor recomienda