El ponente del Supremo, muy cercano a Gallardón, apoya el indulto al kamikaze
  1. España
EL TRIBUNAL DECIDE HOY SI LO VALIDA O REVOCA

El ponente del Supremo, muy cercano a Gallardón, apoya el indulto al kamikaze

Carlos Lesmes, muy cercano a Gallardón, propuso ayer a la Sala de lo Contencioso del Supremo que valide el indulto que aquél concedió a un 'kamikaze'

Foto: El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón (EFE)
El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón (EFE)

El magistrado del Tribunal Supremo Carlos Lesmes propuso ayer al pleno de la Sala de lo Contencioso que valide el polémico indulto concedido por el Gobierno endiciembre de 2012, a iniciativa de Alberto Ruiz-Gallardón, al kamikaze que en 2003 provocó la muerte del joven José Alfredo Dolz en la autopista AP-7. La familia del fallecido presentó el pasado mes de enero un recursoante el Alto Tribunal, que ayer comenzó sus deliberaciones para decidir si mantiene o revoca el indulto al conductor suicida, según han revelado a El Confidencial fuentes jurídicas.

Lesmes, un magistrado considerado muy cercano al ministro de Justicia, es uno de los grandes favoritos a ocupar la presidencia del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuya renovación negocian en secreto ya marchas forzadas el PP y el PSOE. Los 20 nuevos vocales del órgano de gobierno de los jueces deberían haber sido elegidos el pasado 20 de septiembre, cuando concluyó el mandato del actual CGPJ, pero populares y socialistas, incapaces de alcanzar un acuerdo,prorrogaron ayer por cuarta vez, y durante otra semana, el plazo de las negociaciones.

El magistrado Carlos Lesmes. (EFE)Como ponente de la sentencia, Lesmes propuso ayer al pleno de la Sala de lo Contenciosodel Alto Tribunal, compuesto por 33 magistrados, que ratifique el indulto aprobado por el Consejo de Ministros,a propuesta de Ruiz-Gallardón, el 7 de diciembre de 2012. La medida de gracia fue adoptada pese a laoposición de la Fiscalía y de la Audiencia Provincial de Valencia, que condenó al conductor suicida a una pena de 13 años de cárcel. El kamikaze, Ramón Ríos Salgado, fue indultado cuando llevaba poco más de nueve meses en prisión, y su condena conmutada por una multa de 4.380 euros, a razón de seis euros diarios durante dos años.

Incluso el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Gonzalo Moliner, mostró su rechazo al indulto: "A mí no me acaba de gustar", afirmó pocos días después de que el Gobierno tomase la controvertida decisión. Los hechos ocurrieron el 1 de diciembre de 2003, cuando Dolz, de 25 años, al que acompañaba su novia, enfiló la autopista de peaje AP-7 en Algemesí (Valencia) al volante de su Volkswagen Golf. Pocos minutos después de las 19 horas, cuando realizaba un adelantamiento en un tramo recto de la autopista, se encontró de frente con el Opel que conducía Ríos Salgado, al que no pudo sortear. Él murió y su novia resultó herida.

Alarma social

La petición de indulto al Gobierno se gestionó desde el prestigioso despacho de abogados Uría y Menéndez, y el letrado encargado de su tramitación fue Esteban Astarloa, hermano del diputado del PP y exsubsecretario de JusticiaIgnacio Astarloa. La alarma social creció al trascender que enese mismo bufete trabaja José Ruiz-Gallardón Utrera, uno de los hijos del ministro de Justicia. Ambas circunstancias empujaron al PSOE de la Comunidad Valenciana a reclamar a la Fiscalía que investigara la posible comisión de un delito de tráfico de influencias en la concesión del indulto.

La Sala de lo Contencioso del Supremo reanudará hoy el debate sobre la propuesta de ratificación del indulto presentada ayer por Lesmes. Según las fuentes consultadas, está previsto que los 33 magistrados que integran la sala, incluido el propio Lesmes, voten a última hora de esta tarde. Si la mayoría del pleno decide revocarlo, supondría un auténtico varapalo para Ruiz-Galllardón, impulsor de una medida de gracia que provocó un gran rechazo social.

Lesmes es uno de los magistrados que tiene más opciones derelevar a Moliner al frente del CGPJ. Cuenta con el apoyo de Ruiz-Gallardón y del secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, y no provoca grandes recelos en el PSOE, según las fuentes consultadas. Una vez que populares y socialistas pacten los nombres de los 20 nuevos vocales del CGPJ, estos deberán elegir al nuevo presidente, aunque se da por hecho que seguirán las directrices dictadas por los dos grandes partidos.

La hermana de la víctima del kamikaze, Loreto Dolz, junto al abogado de la familia, Agustín Ferrer, y la presidenta de la Asociación Stop Accidentes, Ana Novella, presentaron ayer en Valencia 17.000 nuevas firmas reclamando que el Gobierno revoque el indulto, que se suman a las 45.000 que ya entregaron el pasado mes de febrero. Dolz dijo quela medida de gracia impulsada por Ruiz-Gallardón "va en contra del sentido común" y contradice las campañas de seguridad vial del Ejecutivo, al perdonar una pena de 13 años a "conductores homicidas".

Alberto Ruiz-Gallardón Tribunal Supremo Indulto CGPJ