Cuenta atrás para la Infanta: el juez anunciará antes de 6 semanas si la imputa
  1. España
CASTRO ESPERA UN ÚLTIMO INFORME DE HACIENDA

Cuenta atrás para la Infanta: el juez anunciará antes de 6 semanas si la imputa

El voluminoso sumario del caso Nóos está prácticamente concluido. El juez aún debe decidir si imputa o no por segunda vez a la infanta Cristina

Foto: La infanta Cristina, en las calles de Barcelona. (EFE)
La infanta Cristina, en las calles de Barcelona. (EFE)

El voluminososumario del caso Nóos, en cuya nómina de imputados figura Iñaki Urdangarin, está prácticamente concluido. Más de tres años después de que el juez José Castro abriera una nueva pieza separada del caso Palma Arena -el desvío masivo de fondos públicos en la construcción de un velódromo en la capital balear- para indagar en el entramado de empresas con las que el yerno del Rey cometió varios delitos de corrupción, el ovillo de la investigación -varias decenas de miles de folios- ya está casi desmadejado. Casi, porque Castro aún debe dar un paso de enorme trascendencia: decidir si imputa o no por segunda vez a la infanta Cristina de Borbón.

Fuentes muy cercanas a la investigación han asegurado a El Confidencial que Castro tomará una decisión definitiva sobre la suerte judicial de lainfanta Cristina "en no más de seis semanas";es decir, que a mediados del próximo mes de noviembre la hija menor de Don Juan Carlos ya sabrá si el juez ha acumulado indicios suficientes para probar que participó en los negocios fraudulentos de su marido a través de la empresa familiar Aizoon S. L., y por lo tanto la cita a declarar como imputada, o si Castro da carpetazo definitivo al asunto.

El instructor del caso Nóos ya imputó a Doña Cristina en abril, argumentando que había indicios de que fuecómplice de su marido en varios delitos fiscales, de fraude a la Administración y de malversación de caudales públicos. Pero unmes más tardela Audiencia de Baleares dejó en suspenso la imputación -por un estrecho margen de dos votos a uno-, al entender que la Infanta no tenía por qué saber que los negocios de Urdangarin eran ilegales. Sin embargo, dejó la puerta abierta para seguir investigándola por delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales.

La infanta cristina y su esposo, iñaki urdangarin , visitan al rey en la clínica san joséCastro ha seguido al pie de la letra la recomendación de la Audiencia de Baleares. Y desde entonces ha acumulado nuevos indicios que apuntan a que la Infanta no sólo estaba al tanto de que los ingresos de Aizoon procedían de los fondos públicos desviados desde el Instituto Nóos, sino que ella misma se benefició de esos ingresos irregulares. El juez cree que una parte de esos fondos habríasido empleada por los duques de Palma para financiar las obras de mejora y ampliación del lujoso palacete de Pedralbes, en Barcelona, ahora puesto a la venta.

El juez ya sabe, gracias a uno de los últimos informes que le ha remitidoHacienda, que la Infantaintentócolarcomo si se tratara de un gasto el alquiler del palacete familiar a Aizoon, la empresa de la que es copropietaria junto a su marido. La Agencia Tributaria detectó el engañoy rechazó admitir esa y otras facturas presentadas por la hija menor del Rey con la intención de desgravar.

En otro informe anterior relativo a la contabilidad de Aizoon eincorporado al sumario el pasado mes de mayo, Hacienda también detectó que los duques de Palma habían desgravado en la cuenta de resultados de la empresagastos personales completamente ajenosa la actividad de la misma, entre ellos la fiesta de cumpleaños de uno de los hijos del matrimonio o un curso decoachingpara directivos en el que se matriculó la Infanta. Según la Agencia Tributaria, esos gastos son "claramente pertenecientes al ámbito personal o familiar".

Según las fuentes consultadas, Castro sólo está a la espera de que Hacienda le entregue nueva documentación fiscal de Aizoon. Una vez que estéen su poder, el juez dará traslado de esos informes a todas las partes personadas en la causa para que presentenlas oportunas alegaciones. Y será entonces cuando decida si cita a declarar a la Infanta en calidad de imputada. El sindicato Manos Limpias, que ejerce la acusación popular, apoyará con toda seguridad la imputación, pero está por ver qué criterio seguirá en esta ocasión el fiscal Pedro Horrach, que ya se opuso firmemente a la anterior imputación.

Infanta Cristina Caso Nóos Casa Real Iñaki Urdangarin