El Rey estará 'recluido' en La Zarzuela y no caminará con "normalidad" hasta 2014
  1. España
LLEVA UNA PRÓTESIS DE CADERA PROVISIONAL

El Rey estará 'recluido' en La Zarzuela y no caminará con "normalidad" hasta 2014

El Rey permanecerá prácticamente recluido en el palacio de La Zarzuela durante los próximos tres meses y medio, y no volverá a caminar "con normalidad", sin

placeholder Foto: El Rey Juan Carlos a su llegada al Hospital Quirón Madrid. (EFE)
El Rey Juan Carlos a su llegada al Hospital Quirón Madrid. (EFE)

El Rey permanecerá prácticamente recluido en el palacio de La Zarzuela durante los próximos tres meses y medio, y no volverá a caminar "con normalidad", sin la ayuda de un andador o un par de muletas, hasta bien entrado enero de 2014. Ese es el pronóstico del cirujano Miguel Cabanela, que anoche operó a Don Juan Carlosen la Clínica Quirón de Madrid para retirarle la prótesis de cadera que ha llevado durante 10 meses, afectada por una infección del tejido que la rodea, y colocarle otra provisional. Antes de Navidad, el monarca deberá pasar de nuevo por el quirófano para ajustarle la prótesis definitiva.

Pasada la medianoche de este miércoles, Cabanela y su colega estadounidense Robert Trousdale, ambos cirujanos en la prestigiosa Clínica Mayo de Rochester (Minnesota), comparecían ante los medios de comunicación para informar de la intervención quirúrgica que acababan de practicar al Rey. Al abrir el costado de Don Juan Carlos se encontraron con lo que las tres biopsias realizadas previamente ya habían detectado: una infección del tejido de la prótesis causada por dos tipos distintos de gérmenes "no enormemente virulentos", en palabras de Cabanela.

El cirujano gallego afincado en EEUU explicó que su pacientedeberá llevar la prótesis provisional al menos ocho semanas, y que durante las seis primeras le serán administrados diariamente antibióticos por vía intravenosa. Transcurrido ese periodo de tiempo, el Rey volverá al quirófano -Cabanela no aclaró si en la misma Clínica Quirón- para que le sea colocada la prótesis definitiva. Y entonces habrán de pasar otras seis semanas hasta que pueda liberarse de las muletas. Cuando eso ocurra, Don Juan Carlos tendrá ya 76 años -los cumple el próximo 5 de enero-, pero mientras tanto ejercerá a medio gas su papel constitucional de jefe del Estado.

El rey de españa se recupera de la operación de cadera, resuelta con éxito

Cabanela aseguró que el Rey estará en condiciones de ejercer"cierto grado deactividad" durante los próximos tres meses y medio, pero advirtió que deberá "tomarse las cosas con calma". Eso significa que Don Juan Carlos concederáaudiencias, despacharácon Mariano Rajoyy sancionarácon su firma leyes y decretos, pero siempre dentro de los muros de La Zarzuela. En ningún caso podrá viajar al extranjero ni acudir a actos oficiales; no sólo porque tendrá que volcarse en su rehabilitación, sino, sobre todo, porque ha de evitar permanecer de pie mucho tiempo.

"No es admisible", zanjó Cabanela cuando le preguntaron si el monarca podría presidir el próximo 12 de octubre en Madrid los actos del Día de la Fiesta Nacional. Y mucho menos viajar una semana más tarde a Panamá para asistir a la Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno, a la que no acudirá Felipe de Borbónen representación de su padre precisamente porque es un príncipe heredero, no un jefe de Estado. Directo y socarrón, el cirujano añadió: "No me gustaría que el Rey fuera a una inauguración, me da igual que sea en Talavera de la Reina o en Vitigudino, porque eso le obligaría a estar tres o cuatro horas en coche".

El Príncipe de Asturias representará a la Coronaen algunos actos oficiales durante el largo periodo de convalecencia que aguarda a su padre, pero no lo sustituirá. Tampoco podrá ejercer las competencias constitucionales que son exclusivas del Rey, como convocar y disolver las Cortes, ejercer el mando supremo de las Fuerzas Armadas, presidir el Consejo de Ministros a petición del presidente del Gobierno o convocar referéndums. Y, por supuesto, no gozará de la inviolabilidad que sí tiene Don Juan Carlos, cuya figura está exenta de responsabilidad. Pese a todas esas limitaciones, el monarca ha dejado claro que no contempla ni la abdicación ni la Regencia en favor de su hijo.

El Rey permanecerá toda esta semana en la Clínica Quirón. Y esta misma tarde, "si tiene humor para levantarse y se siente cómodo", podría caminar por la suite del centro sanitario con andador o muletas, según detalló Cabanelas. "Si Su Majestad quiere", añadió el cirujano, "estaremos aquí de nuevo para operarle dentro de dos meses". La reina Doña Sofía, la infanta Elena de Borbón y los Príncipes de Asturias abandonaron el recinto hospitalario pocos minutos después de la medianoche, aunque ninguno de ellos pudo visitar a Don Juan Carlos, que entonces comenzaba a despertar de la anestesia. "Ha ido como la seda", aseguró Don Felipe.

Rey Don Juan Carlos Casa Real Príncipe Felipe
El redactor recomienda