La SGAE alquila una sede a la productora de la cadena iraní censurada por el Gobierno
  1. España
TRAS CERRAR SU CENTRO DE ARTE Y DESPEDIR A 20 TRABAJADORES

La SGAE alquila una sede a la productora de la cadena iraní censurada por el Gobierno

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha alquilado una de sus muchas propiedades en la capital a 360 Global Media S.L., una productora creada

Foto: La SGAE alquila una sede a la productora de la cadena iraní censurada por el Gobierno
La SGAE alquila una sede a la productora de la cadena iraní censurada por el Gobierno

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha alquilado una de sus muchas propiedades en la capital a 360 Global Media S.L., una productora creada y gestionada por el iraní Azimi Mahmoud Alizadeh. La firma trabaja como proveedor de servicios audiovisuales para varios canales de televisión pero, sobre todo, para Hispan TV, la cadena creada por el Gobierno iraní de Mahmoud Ahmadineyad para extender los postulados de Teherán entre el mundo de habla hispana. El propio Azimi ha reconocido en conversación telefónica con este diario que también está vinculado empresarialmente a Hispan TV, “aunque se trata de empresas distintas”.

Hasta hace sólo unos días, Hispan TV podía verse en casi todo el territorio español pero el Gobierno central dio orden a la Comunidad de Madrid –donde la cadena tiene sus cuarteles generales- de suspender sus emisiones a través de la TDT, tras las nuevas sanciones impuestas por la Unión Europea al régimen de los ayatolás para tratar de frenar su programa nuclear. La cadena no tenía asignada una frecuencia en Madrid pero emitía por el canal 45, asignado a otro adjudicatario.

Hace unas semanas Hispasat también canceló por orden del Ejecutivo las emisiones de Hispan TV a través de su señal. Otros países del Viejo Continente han adoptado las mismas medidas contra la cadena iraní en castellano y contra Press TV, su edición en inglés.

El edificio alquilado por la SGAE se encuentra en el número 3 de la calle de Abdon Terradas, en el madrileño distrito de Moncloa, una vía en la que la institución también tiene otros inmuebles. El contrato de arrendamiento, que se firmó el pasado mes de septiembre, ya con Antón Reixa al frente de la nueva Junta Directiva de la polémica sociedad de gestión de derechos de autor, fija el precio del alquiler en 257.827 euros al año. El dato ha sido hecho público por la propia institución.

El local estaba ocupado hasta ahora por los trabajadores de los estudios del Centro de Arte y Tecnologías Aplicadas (CATA), una iniciativa lanzada en 2009 con una inversión superior a los 16 millones de euros en obras, material y tecnología que debían servir para fomentar la calidad de la creación artística española “sin ningún ánimo de lucro”, según explicó en su día el director de la institución, Ángel Quintanilla.

Sin embargo, la nueva Junta Directiva de la SGAE decidió este verano cerrar los estudios ante las pérdidas que estaban generando en las cuentas del organismo y despidió con un ERE a la veintena de trabajadores que integraban la plantilla de CATA. El dinero invertido en esas instalaciones está siendo ahora aprovechado por 360 Global Media S.L.

“Me parece realmente vergonzoso que se hayan alquilado las instalaciones a esta productora que trabaja para Hispan TV, más aún ahora que están retirando el canal porque su país vulnera los derechos civiles”, denuncia un ex trabajador de CATA que prefiere permanecer en el anonimato. “Es increíble que la SGAE alquile esos estudios y no apoye la cultura española, teniendo en cuenta tal y como está por culpa de la crisis”, concluye este ex empleado.

SGAE