Es noticia
Menú
Acusan a Bernardino León de ser el responsable del “desastre” de Zapatero en Davos
  1. España
SE HA HECHO FUERTE CON MOTIVO DE LA PRESIDENCIA ESPAÑOLA DE LA UE

Acusan a Bernardino León de ser el responsable del “desastre” de Zapatero en Davos

De la condición de hombre prodigio podría pasar a la de apestado en un santiamén. De talismán a la de gafe en un minuto. El entorno

Foto: Acusan a Bernardino León de ser el responsable del “desastre” de Zapatero en Davos
Acusan a Bernardino León de ser el responsable del “desastre” de Zapatero en Davos

De la condición de hombre prodigio podría pasar a la de apestado en un santiamén. De talismán a la de gafe en un minuto. El entorno de José Luis Rodríguez Zapatero ha puesto en su punto de mira a Bernardino León, 45, actual Secretario General de la Presidencia del Gobierno, a quien desde la Moncloa, pero también desde Exteriores, se acusa de ser el gran responsable de la penosa comparecencia del presidente del Gobierno en el foro de Davos, Suiza, episodio que parece haber concitado los recelos de los mercados hacia la solvencia financiera del Reino de España.

De modo que de ser considerado el gran cerebro pensante a la sombra del Presidente, León Gross corre el riesgo de empezar a ser tratado como un apestado. “Se ha hecho fuerte en el entorno de Zapatero a consecuencia de la presidencia española semestral de la UE”, aseguran a este diario fuentes cercanas a Moncloa, “y ha empezado a organizar viajes y reuniones de todo tipo y la ha cagado… El presi tenía que ir a Davos por encima de todo. Fue a Davos y lo sentaron en un panel junto al primer ministro griego, Papandreou, y el presidente de Letonia, Valdis Zatlers, y esa foto resultó letal para los intereses de la deuda española. Un error garrafal”.

No es el primer borrón en el meteórico historial de este brillante abogado y diplomático malagueño, secretario general al tiempo de la agrupación municipal del PSOE-A de Málaga, a quien algunos definen como un Zapatero bis. También cargan en su cuenta las polémicas fotos de los Zapatero Espinosa con la familia Obama en la Casa Blanca, fotos que dieron a conocer al gran público la identidad de las hijas del presidente Zapatero, un episodio “que ha conmocionado a la familia hasta un punto difícil de imaginar, en particular a Sonsoles Espinosa”.

“León es un tipo hiperactivo, que te puede llevar a la perdición si no lo atas en corto”, prosiguen las fuentes. “Su divisa es el dinamismo y su cometido es moverse mucho, moverse a todas horas como un pollo sin cabeza, de forma que si uno le sigue a ciegas te puede llevar fácilmente al precipicio. Dicho lo cual, no sería justo atribuirle a él todas las cosas que se están haciendo mal en el entorno del Presidente. Hay demasiada gente estupefacta en el PSOE con la velocidad a la que funciona en Moncloa la máquina de equivocarse…”

“Un fontanero que arregla cualquier tipo de tuberías”

Su vocación diplomática surgió imparable tras recibir clases en Málaga del catedrático de Derecho Internacional Público Rodríguez Carrión, quien fue asesor de Carlos Westendorp, ex ministro de Exteriores con  Felipe González. “Fue un alumno brillantísimo”, aseguraba a Agustín Rivera en este diario el 29 de marzo pasado. “Organizaba actividades, algunas de tremendo  impacto. Tenía bastante capacidad para atraer a la gente. Siempre ha sido un encantador de serpientes. En la distancia corta es superpeligroso, en la distancia larga es más sosegado. Es el fontanero que arregla cualquier tipo de tuberías”.

El penúltimo trabajo conocido de este hombre convertido en la sombra de Zapatero tuvo lugar la semana pasada, con motivo del viaje del presidente a Washington para asistir como invitado al famoso Desayuno Nacional de Oración. Bernardino León se encargó personalmente de invitar a una serie de notorios empresarios  y banqueros españoles para acompañar a Zapatero como parte de su séquito. Y León puso tanto énfasis en su labor que uno de ellos aseguró a este diario que “no hemos podido rehuir la invitación”.

El entorno de León le defendió ayer de estas críticas. “El fallo de las fotos de las hijas de Zapatero no fue culpa suya. Le pueden criticar por la planificación del  viaje, pero no porque la Casa Blanca enviara una foto de un acto privado” (…) El Desayuno de Oración ha sido un acto importante, no un tema menor; lo relevante para nosotros era mostrar la sintonía existente entre ambos Gobiernos, que se viera que son amigos y se fundieran en un abrazo” (…) “El discurso del presidente en Davos fue muy bueno”. ¿Ha perdido confianza de Zapatero? “Eso tendría que decirlo Zapatero, pero no lo creo”.

De la condición de hombre prodigio podría pasar a la de apestado en un santiamén. De talismán a la de gafe en un minuto. El entorno de José Luis Rodríguez Zapatero ha puesto en su punto de mira a Bernardino León, 45, actual Secretario General de la Presidencia del Gobierno, a quien desde la Moncloa, pero también desde Exteriores, se acusa de ser el gran responsable de la penosa comparecencia del presidente del Gobierno en el foro de Davos, Suiza, episodio que parece haber concitado los recelos de los mercados hacia la solvencia financiera del Reino de España.

Bernardino León