LA ABOGACÍA DEL ESTADO, A FAVOR DE LOS INMIGRANTES

Cumbre de alcaldes y concejales catalanes en apoyo de Vic para no empadronar ‘sin papeles’

El alcalde de Vic, Josep Maria Vila d’Abadal, no está solo en su cruzada contra el empadronamiento de los inmigrantes sin papeles. Una cumbre de cargos

Foto: Cumbre de alcaldes y concejales catalanes en apoyo de Vic para no empadronar ‘sin papeles’
Cumbre de alcaldes y concejales catalanes en apoyo de Vic para no empadronar ‘sin papeles’
Autor
Tiempo de lectura4 min

El alcalde de Vic, Josep Maria Vila d’Abadal, no está solo en su cruzada contra el empadronamiento de los inmigrantes sin papeles. Una cumbre de cargos electos de Convergència i Unió (CiU), partido al que representa, le dio un espaldarazo ayer por la tarde, mientras la abogacía del Estado le sacaba los colores y le recriminaba la intención de no empadronar a los inmigrantes en situación irregular en la capital de la Cataluña profunda. La abogacía remitió a la Delegación del Gobierno en Cataluña el informe que había solicitado el consistorio vigatense, en el que señala que la inscripción de los extranjeros en el padrón municipal “procede”, con independencia de que éstos se encuentren en situación legal o ilegal en el país. Por tanto, “no resulta procedente denegar la inscripción so pretexto de que el ciudadano extranjero no reside legalmente en España”. En otras palabras, el informe sostiene que “debe entenderse y considerarse como válido y suficiente un pasaporte aunque no cuente con el preceptivo visado”.

 

Aún así, más de 70 cargos electos de 20 comarcas (Cataluña tiene 41), alcaldes y concejales, salieron en defensa de Josep Maria Vila para resguardarlo de las críticas de racista y xenófobo que está recibiendo. Entre los defensores se encuentra el secretario de Organización de Unió Democràtica de Catalunya (UCD), Antoni Castellà.

 

El dirigente democristiano aprovechó el encuentro para calificar de “injustas y demagógicas” las críticas que está recibiendo Vila d’Abadal y afianzó su voluntad de “ordenar y mejorar el servicio a la gente”. Castellà lanzó sus dardos más venenosos contra las críticas del Gobierno central y concretamente contra el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ex alcalde de L’Hospitalet de Llobregat, que criticó duramente la medida de Vila y de quien Castellà afirma que “dejó como herencia en Hospitalet una sociedad con muchos barrios que son guetos”.

 

En la cumbre de cargos electos, Castellà puso a Vic como “un modelo de integración” y subrayó el éxito que están teniendo las aulas de acogida para niños inmigrantes que tan criticadas fueron por la oposición durante su puesta en marcha. Obvió que estas aulas, un lugar de transición para niños inmigrantes que no dominan ni la lengua ni la cultura autóctonas, fueron implantadas en los últimos años por el Tripartito. Pero, a pesar de todo, enfatizó que “el tiempo acabará dando la razón a la propuesta municipal”.

 

Los partidos disimulan

 

La dirección de CiU se muestra más cauta y no muestra un apoyo tan incondicional a la iniciativa de Vic. El portavoz parlamentario, Oriol Pujol, señaló que no se pronunciará sobre la reforma de la Ley de Extranjería “hasta tener una respuesta del Ministerio del Interior” y subrayó que “en Catalunya no cabe todo el mundo”.

 

El PSC, que “adoctrinó” a los cuatro ediles que tiene en Vic para que dieran “marcha atrás” en su apoyo a la medida de restringir el empadronamiento, no piensa “tomar medidas contra ellos”. El portavoz adjunto del PSC en el Parlament o catalán, David Pérez, manifestó a este diario que espera al informe jurídico solicitado al Ministerio de Interior y que, confía, “reconducirá la situación”. A su vez remarcó el “diálogo” que existe entre la dirección del partido y los concejales de Vic.

 

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) también tira pelotas fuera. Nadie quiere pronunciarse, oficialmente, sobre la postura de sus concejales, que se suman al veto a empadronar a sin papeles.  Según fuentes del partido, “no queremos polemizar” ya que “en las próximas horas, la situación se reconducirá”. Estas fuentes señalan también que “sólo hay que esperar a la respuesta de Interior para que la medida quede fuera de toda legalidad”.

 

El Ayuntamiento de Vic ya empieza a ser una china en el zapato del Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que en su discurso ante el Parlamento Europeo, en Estrasburgo, como presidente de turno de la Unión Europea, señaló que no consentirá “que por un truco de un ayuntamiento, seres humanos se queden sin asistencia sanitaria o sin derecho a ir a la escuela”. Palabras muy duras para un consistorio que sigue en sus trece en no empadronar a los inmigrantes sin papeles, a la espera del informe solicitado al Ministerio dirigido por Alfredo Pérez Rubalcaba. Zapatero destacó: “Hemos luchado durante décadas para que esto no nos pasara a nosotros como españoles cuando teníamos que marcharnos fuera del país”.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios