Es noticia
Menú
Beka cierra su división de banca privada tras la exigencia regulatoria de la CNMV
  1. Empresas
TRAS LOS PASOS DE UBS Y BNP

Beka cierra su división de banca privada tras la exigencia regulatoria de la CNMV

El grupo financiero español sigue los pasos de UBS y de BNP Paribas y decide no aportar más fondos a una división con comisiones a la baja y márgenes estrechos

Foto: Carlos Stilianopoulos, consejero delegado de Beka Finance.
Carlos Stilianopoulos, consejero delegado de Beka Finance.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Beka Finance ha decidido pasar página a su apuesta por la banca privada, un negocio al que ya han renunciado otros grandes internacionales del sector. La entidad financiera ha decidido no seguir aportando fondos para financiar el crecimiento de esta división, después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) le requiriese una ampliación de capital para mantenerle la licencia regulatoria.

En una reciente junta extraordinaria, celebrada el pasado miércoles 7 de diciembre, los socios de Beka Finance Private Banking decidieron no continuar con el proyecto y reorientar este servicio desde otra de las filiales. Según fuentes próximas al grupo financiero dirigido por Carlos Tejera y Carlos Stilianopoulos, el organismo regulador le había solicitado previamente información sobre los planes de la sociedad y la dotación de recursos para continuar con el desarrollo de su división de banca privada.

Foto: José Corral Vallespín, CEO de Beka Credit.

Pero los accionistas no aprobaron la ampliación de capital necesaria para poder mantener la licencia concedida por el organismo presidido por Rodrigo Buenaventura y continuar con el cumplimiento de su plan estratégico. Al descartar la inyección de nuevos fondos, Beka sigue los pasos de otras grandes instituciones como UBS y BNP Paribas, que el pasado año renunciaron a competir en un segmento donde las comisiones cada vez son más bajas, los márgenes más estrechos y la retención de los equipos que gestionan el patrimonio de los clientes, más costoso. El suizo traspasó su negocio a Singular Bank, y el francés, a Banca March.

Esta apuesta no ha dado los resultados previstos. Especialmente por el fichaje fallido de José Luis Blázquez como consejero delegado. Blázquez, procedente de Andbank, no consiguió sacar adelante el proyecto por diferencias de criterio estratégico con los fundadores de Beka Finance, lo que acabó con su salida del equipo directivo a finales de 2021.

El grupo Beka superará los 30.000 millones en activos

Puestos en contacto con Beka Finance, la compañía ha declinado hacer declaraciones. Hace unas semanas, el grupo ya había anunciado que las actividades de servicios a sus clientes de este negocio se organizarían a través de una división específica de multifamily office, actividad que permite ofrecer unos servicios de asesoramiento más amplios a sus clientes, incluyendo asesoría fiscal e inmobiliaria, sin los requisitos más exigentes de las sociedades reguladas.

Pese a este paso atrás, desde su adquisición por Gala Capital, Beka Finance ha desarrollado una intensa actividad de crecimiento. En fechas recientes, el grupo cerró la compra de Trea Asset Management, la gestora de grandes patrimonios controlada por el banquero catalán Carlos Tusquets. Asimismo, ha integrado la empresa dedicada a la titulización de créditos Haya, adquirida a Cerberus. Junto con el resto de divisiones del grupo, una vez incorporadas estas dos sociedades, el grupo Beka superará los 30.000 millones en activos.

Además de los fichajes de Juan del Rivero, el que fuera expresidente de Goldman Sachs en España, del equipo de banca de inversión de BNP Paribas y de José Corral, exdirector de riesgos de Banco Santander, la firma se hizo con los servicios de Jesús Vicente Asenjo, un ex de Merlin Properties, para coordinar el fondo inmobiliario; con los de Ignacio Álvarez-Cedrón y Ángel Blanco, ex de JP Morgan, para dirigir el fondo oportunista, y con los de Miguel Arias Cañete, exministro de Agricultura y excomisario Europeo de Energía, para ayudar en el Beka & Bolschare, un fondo de 350 millones para invertir en el sector agrícola. El holding cuenta, además, con un bróker online, Hey Trade, y un banco online, Rebellion, con el que opera gracias a disponer de ficha bancaria.

Beka Finance ha decidido pasar página a su apuesta por la banca privada, un negocio al que ya han renunciado otros grandes internacionales del sector. La entidad financiera ha decidido no seguir aportando fondos para financiar el crecimiento de esta división, después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) le requiriese una ampliación de capital para mantenerle la licencia regulatoria.

Beka Finance UBS BNP Paribas
El redactor recomienda