¿Espionaje industrial? Fiscalía reabre el duelo judicial entre Siro y Gullón
  1. Empresas
Fue archivada en 2019

¿Espionaje industrial? Fiscalía reabre el duelo judicial entre Siro y Gullón

Solicita una pena de prisión de 30 meses para el empleado

Foto: La fabrica de Galletas Gullón. (EFE)
La fabrica de Galletas Gullón. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Nuevo verano de tensión entre los dos gigantes empresariales con sede en Palencia. Una denuncia de Grupo Siro (Venta de Baños) contra un empleado de su rival, Galletas Gullón (Aguilar de Campoo), por revelación de secretos y espionaje industrial, archivada en primera instancia el mismo 2019, vuelve a escena tras recobrar vida el pasado mes de julio, según han confirmado varas fuentes judiciales.

Dos años después, la Fiscalía Provincial de Palencia ha solicitado la reapertura del juicio oral contra el ingeniero que en el verano de 2017, Luis Manuel Sanz Pinillos, entonces jefe de departamento técnico de Siro, con más de 17 años de experiencia en la casa, causó baja para incorporarse a Gullón, su principal competidor. Cambio en el que además se llevó una copia de más de 3.500 ficheros de la empresa.

Siro considera que gran parte de la documentación obtenida por el acusado, a la que tuvo acceso por su cargo, contenía planos de instalaciones, material sobre líneas de producción, tablas con datos sobre productos (galletas, cereales…) y técnicas operativas. En definitiva, información sensible que afecta a cuestiones de competencia empresarial por referirse a calidad de producto, costes de fabricación y mejora de competitividad.

Y aunque el titular del juzgado número 7 de Palencia archivó la causa en primera instancia, Siro recurrió. Y cuatro años después, la Fiscalía ha conseguido que se reabra la apertura de juicio oral, con un escrito donde solicita hasta 30 meses de prisión, igual que la acusación particular, además de la reclamación de daños y perjuicios aún sin cuantificar, pero cuyo derecho de reclamación se habría reservado.

De esta manera, la Fiscalía se alinea con la tesis de Siro, que recurrió el sobreseimiento de su denuncia ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 7. Entonces, consideró no probado que el ex empleado revelase secretos de su anterior compañía a Gullón, ni que tuviera propósito de hacer uso de la información en favor de la competencia. Ahora la demanda vuelve a la casilla de salida.

Nuevo verano de tensión entre los dos gigantes empresariales con sede en Palencia. Una denuncia de Grupo Siro (Venta de Baños) contra un empleado de su rival, Galletas Gullón (Aguilar de Campoo), por revelación de secretos y espionaje industrial, archivada en primera instancia el mismo 2019, vuelve a escena tras recobrar vida el pasado mes de julio, según han confirmado varas fuentes judiciales.

Industria
El redactor recomienda