¿Tu empresa va a migrar a la nube? Cinco claves para hacerlo de manera exitosa
  1. Empresas
tecnología, infraestructura, personas...

¿Tu empresa va a migrar a la nube? Cinco claves para hacerlo de manera exitosa

Casi todas las empresas se están pasando a la nube, pero no es tan fácil. Estos son los cambios que debe hacer tu compañía para que la migración y la transformación terminen bien

Foto:

Cada vez son más las empresas que se pasan a la nube. El coste, la escalabilidad o la capacidad de respuesta son algunos de los factores que han hecho que la tecnología ‘cloud’ para trabajar a diario gane adeptos en el entorno corporativo de nuestro país. Las cifras hablan por sí solas: según la encuesta sobre el uso de las TIC elaborada por el Instituto Nacional de Estadística, el 28,2% de las compañías españolas recurre a algún servicio en la nube, unas cifras que aumentan a medida que lo hace el tamaño de la empresa.

Para muchas compañías, sin embargo, este cambio puede no ser tan sencillo por diversos motivos: porque se trata de una empresa tradicional que no sabe cómo migrar sus sistemas a la nube; porque no sabe si tiene el capital necesario para hacerlo; porque necesitará una transformación de su equipo; porque sus empleados tendrán que adecuarse a una nueva forma de trabajar... Si tu empresa quiere pasarse a la nube y tienes algunas de estas dudas, te ayudamos. Estas son las claves que debes seguir según el análisis de everis/NTT Data.

1.- Planifica y tómate tu tiempo

Antes de migrar a la nube, tu empresa deberá hacerse varias preguntas. En primer lugar, ¿qué es exactamente lo que quieres alojar allí? Tienes varias opciones que, 'grosso modo', pueden resumirse en dos: o bien subes simplemente documentación (bases de datos, información de clientes y proveedores, facturas, nóminas...) o le añades una capa de operabilidad y tu propio sistema operativo para hacer acciones más complejas. En cualquier caso, también deberás decidir si tus empleados van a trabajar en ella (o solo acudirán en momentos puntuales), quiénes tienen acceso, qué zonas de tu nube están restringidas, cuáles son más abiertas, etc. También deberás decidir si quieres una nube pública o privada.

Por otro lado, tendrás que hacer un proceso de migración de tu documentación y sistemas antiguos. Esto requiere tiempo y planificación, sobre todo para asegurarte de que, una vez migrado todo, no hay fallos de comunicación, el trabajo fluye adecuadamente y tu empresa puede dar exactamente el mismo servicio (o incluso mejor) que antes sin problema. Asimismo, en tu estrategia también deberás incluir una planificación de costes, ya que, en función del uso que le des a tu nube, necesitarás invertir más o menos dinero.

2.- Tecnología y personas

Al margen del sector en el que trabaje tu empresa, la migración a la nube la insertará dentro de un profundo proceso de transformación digital en el que la tecnología será clave. Y si la tecnología es clave, tus empleados deben conocerla. Por eso, será imprescindible que, al menos para aquellos procesos que ejecutéis únicamente desde la nube, tu compañía cuente con perfiles jóvenes y altamente digitalizados, especialmente si antes han trabajado en 'startups' o empresas nativas digitales, ya que serán ellos los que mejor rendimiento puedan sacarle a tu 'cloud'.

¿Significa eso que debes prescindir de los empleados sénior o menos digitalizados? En absoluto, pero tampoco podrás dejarlos atrás. Los empleados con menos conocimientos tecnológicos deberán ser formados a tal efecto. Que tu empresa se transforme digitalmente no solo implica que recurra a la tecnología, sino también que aborde un cambio de cultura dirigido hacia una forma de trabajar mucho más tecnologizada.

placeholder

3.- Prueba rápido y mantén la ciberseguridad

Una de las cosas buenas de trabajar en el ámbito digital es que las pruebas de negocio son más rápidas, permiten pivotar y cuestan muchos menos recursos. Por ejemplo, si quieres sacar adelante una nueva línea de negocio basada en la venta de productos, no tendrás por qué recurrir a la venta física, sino que podrás hacerlo a través de un 'e-commerce' montado mediante un 'software' de comercio electrónico que tendrás en tu propia nube. Si sale bien, habrás encontrado una nueva fuente de ingresos; si sale mal, podrás cerrarla en muy pocas horas y la pérdida económica será menor.

Eso sí, hacer pruebas rápidas no significa hacerlas con prisa, ya que las prisas son muy malas consejeras para un factor que debes tener muy en cuenta: la ciberseguridad. Ten en cuenta que en tu nube puedes tener información esencial de tu negocio, así como datos privados de empleados, facturación, clientes, proveedores, etc., así que deberás destinar recursos a evitar cualquier tipo de fuga de información.

4.- Ojo a la evolución de la nube

A día de hoy, el 'cloud' se usa, mayoritariamente, como repositorio de documentos, información, etc. Algo así como un almacén con toda tu información, pero subido a internet. Sin embargo, la tecnología evoluciona muy deprisa y hay empresas que ya configuran sus nubes como redes inteligentes desde las que trabaja toda su plantilla.

Si optas por pasarte a la nube, por tanto, debes ser consciente de que es una tendencia en continua evolución, con lo que deberéis estar al tanto de las novedades y servicios que puedan ir ofreciendo las empresas proveedoras (5G, inteligencia artificial, Internet of Things...). No porque estéis obligados a informaros sobre cualquier novedad, sino porque muchas de dichas novedades podrán facilitaros el trabajo o incluso ayudaros a crear nuevas líneas de negocio o nuevas fuentes de ingresos.

placeholder

5.- No vayas solo

Si eres autónomo o tienes una microempresa, quizá tengas la tentación de hacer tú solo la migración a la nube. Con tu tamaño quizá no haya demasiados riesgos, pero, a medida que crezcas, las operaciones a realizar serán más complejas. Si tienes una pyme o una gran empresa, no es recomendable que vayas solo; lo ideal es que busques un 'partner' que te ayude no solo con la migración en sí, sino también con la gestión de tu 'cloud', con la configuración de los servicios que mejor pueden irle a tu empresa o incluso con la formación a tus empleados.

En este sentido, everis/NTT Data ofrece a sus clientes un catálogo de servicios en el que combina la capacidad de consultoría con su propia herencia como empresa de telecomunicaciones. Esta unión apuesta por ofrecer redes seguras, capacidad en consultoría empresarial y una gama de tecnologías avanzadas que están transformando la nube (como 5G para conectividad de baja latencia y XR para 'interfaces' de usuario de valor agregado). La compañía puede implementar las capacidades específicas que están impulsando el surgimiento de la nueva nube inteligente en red. Esto supone ir más allá del alcance de las empresas de servicios tecnológicos convencionales y adentrarse en las tecnologías, además de los servicios que permitirán a las empresas monetizar su nube, mejorar sus procesos de trabajo y, en definitiva, ser más eficientes.

Empresas ECBrands