Ibercaja lanza un plan estratégico para seguir independiente con un 7% de rentabilidad
  1. Empresas
PLAN 2021-23

Ibercaja lanza un plan estratégico para seguir independiente con un 7% de rentabilidad

La entidad aragonesa presenta ante inversores y empleados el nuevo plan estratégico, con la meta de tener un capital del 12,5%, un RoTE del 7% y una ratio de activos tóxicos del 5%

placeholder Foto: El CEO de Ibercaja Banco, Víctor Iglesias, con el expresidente Amado Franco de fondo. (EFE)
El CEO de Ibercaja Banco, Víctor Iglesias, con el expresidente Amado Franco de fondo. (EFE)

Seguir independiente y recuperar la rentabilidad. Estas son las dos máximas del nuevo plan estratégico de Ibercaja Banco, presentado este miércoles. El grupo aragonés ha comunicado ante la CNMV sus objetivos para 2023: una rentabilidad (RoTE) del 7%, un capital del 12,5% y una ratio de activos improductivos del 5%. Pero por encima de las métricas financieras sobresalen las estratégicas: escapar de las fusiones, al menos como entidad comprada.

Así lo ha señalado el presidente de la entidad, José Luis Aguirre, destacando que se seguirá reforzando “un proyecto propio e independiente, dando así continuidad a una historia de 145 años de función financiera, económica, social y territorial que ha consolidado el ADN distintivo de la entidad”. Aguirre ve espacio para “entidades medianas, líderes en sus principales zonas de actuación, bien capitalizadas y gestionadas, con estructuras de coste ajustadas, especializadas en segmentos de negocio con recorrido en volúmenes y márgenes, y que dispongan de un modelo de atención al cliente omnicanal de calidad”.

Foto: Logo de Ibercaja.

Los responsables del banco aragonés, tanto Aguirre como el consejero delegado, Víctor Iglesias, han defendido que la entidad va a mantener algunos de sus principios: prudencia en la gestión, arraigo en los territorios de origen —Aragón, Burgos, La Rioja y Extremadura— y apuesta por mercados en desarrollo como Madrid y el arco Mediterráneo.

Iglesias reconoce que la "asignatura pendiente" es la rentabilidad, que ha estado bajo mínimos en los últimos años —el recurrente de Ibercaja está en el 3%—. La nueva meta, del 7%, es inferior a la de los grandes grupos españoles, que van desde el doble dígito que persiguen Santander, BBVA y Bankinter, al 8% de la nueva CaixaBank. Aun así, está por encima del 6% de la meta de la fusión Unicaja-Liberbank.

El CEO cree que el RoTE se situará alrededor del 4% en 2021, en el 5% en 2022 y en el 7% en 2023. Iglesias pide que haya una diferenciación entre distintos modelos de negocio en la banca, y que a los más conservadores como el suyo no se les exija un coste de capital del 10% sino más próximo al 8%.

Fusiones y negocios

En negocio, la entidad se fija el objetivo de crecer principalmente en banca de empresas, personal y seguros aprovechando las fusiones de rivales. El grupo quiere multiplicar por 1,5 las captaciones de nuevos clientes en banca personal y banca privada, así como incrementar un 23% los clientes vinculados en banca de empresas.

La entidad tiene actualmente en marcha un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) de 700 trabajadores y el cierre de 200 oficinas. "Queremos hacerlo con tranquilidad y cuidado, manteniendo el servicio a los clientes y la actividad comercial. En ello vamos a estar los próximos 15 meses. El esfuerzo de reducción de costes estamos abordándolo con decisión con este movimiento, y no estamos pensando en ninguno otro más".

Foto: El CEO de Ibercaja Banco, Víctor Iglesias, ante el presidente de la Fundación Ibercaja, Amado Franco. (EFE)

Sobre la posible salida a bolsa, el CEO señala que "la opción preferida de la Fundación Ibercaja sigue siendo la salida a bolsa. Por la parte del banco, no necesita una ampliación, no necesita acudir al mercado. Sobre la salida a bolsa, ya tenemos hecho el trabajo previo, lo tenemos preparado. En 2020 estábamos en el último punto antes de entrar en la última milla. Tenemos por delante 20 meses, estaremos monitorizando el mercado, para cuando haya una ventana, se pueda plantear la salida a bolsa".

La entidad tenía que haber salido a bolsa antes de 2020, pero el Gobierno le dio dos años más de margen ante la irrupción del covid. El propósito de cotizar en mercado es debido a la obligación de que su máximo accionista, la Fundación Ibercaja, baje del 50% del capital o constituya un fondo de reserva, para lo que tendría hasta 2025.

Sobre el proceso de consolidación en el que está en marcha el sector, Iglesias ha mostrado su opinión de que ya debería ser suficiente con los últimos movimientos (CaixaBank-Bankia y Unicaja-Liberbank): "Los 10 que quedamos somos viables y sólidos por nosotros mismos". "No es el momento de despistarnos con operaciones corporativas, vamos a seguir fieles a nuestra hoja de ruta, y espero estar aquí dentro de tres años", ha añadido.

Ibercaja Rentabilidad Banca
El redactor recomienda