Cómo constituir tu empresa en Estonia si tienes un negocio 100% digital
  1. Empresas
consultorio jurídico

Cómo constituir tu empresa en Estonia si tienes un negocio 100% digital

Estonia se ha ido colocando como una alternativa para empresas que operan exclusivamente a través de internet. Estas son las ventajas que ofrece el país

placeholder Foto:

En los últimos años, Estonia se ha convertido en el destino de muchas empresas digitales españolas, tanto por su ecosistema tecnológico como por factores como que el impuesto de sociedades solo se paga sobre los dividendos distribuidos. Con la ayuda de LABE Abogados analizamos las claves para poder constituir una empresa en este país.

PREGUNTA. ¿Hay diferencias fiscales significativas entre Estonia y España?

RESPUESTA. El rasgo más significativo del sistema tributario estonio es la aplicación de un tipo único a la renta gravable obtenida por personas físicas o jurídicas indistintamente. En el caso de las personas físicas, el impuesto sobre la renta es del 20% y se trata de un impuesto proporcional; para las empresas, el tipo aplicable va desde el 14% hasta el 20%. Las empresas pueden compensar el beneficio del presente con pérdidas pasadas, así como las pérdidas actuales con beneficios del pasado, llegando a ser reintegrados por la Administración Tributaria de Estonia.

P. ¿Qué tipo de sociedad se puede constituir y cuáles son los requisitos?

R. La forma más difundida es la Privat Limited Company, cuyo capital mínimo inicial necesario para constituirla sería de 2.500 euros, comparable a las de países como Gran Bretaña o un equivalente a nuestra sociedad limitada (SRL).

Para ello, hay que cumplir tres requisitos. En primer lugar, obtener la residencia electrónica (E-Residency), que permite a cualquier persona abrir y operar su empresa en Estonia completamente ‘online’. En segundo lugar, contar con un agente ‘in situ’, que será a quien puedan remitir los correspondientes documentos oficiales y preste una dirección a la empresa. Por último, abrir una cuenta en un banco local a nombre de la sociedad.

La residencia electrónica permite a cualquier persona abrir y operar su empresa en Estonia completamente ‘online’

P. ¿Qué negocios o empresas se pueden adjuntar a este tipo de sociedades?

R. Leyre Millán, consultora jurídica en LABE Abogados, explica que la constitución de empresas en Estonia es apta para personas que no tengan residencia fiscal fija (es decir, no pasen al año más de 183 días en un país concreto) y que además su negocio sea 100% digital. Es el caso de empresas de marketing digital, cursos de idiomas ‘online’, empresas de asistencia virtual, nutrición, psicología o coaching virtual, ‘startups’ o consultorías.

P. Durante la pandemia muchos comercios han pasado a vender exclusivamente a través de internet. ¿Podrían constituir su empresa en Estonia?

R. Sí, siempre que se opte por el modelo de ‘dropshipping’ o FBA de productos físicos, es decir, siempre que la actividad se limite a intermediar la venta ‘online’, siendo el proveedor el que envía el producto directamente al cliente y siempre que los ingresos se obtengan como comisiones por venta. No obstante, la empresa estará obligada a sacar un número de VAT y pagar el IVA en los países de la Unión Europea donde sus ventas excedan una cierta cantidad de ingresos al año.

Los comercios que ahora venden solo 'online' pueden ir a Estonia si tienen el modelo de ‘dropshipping’ o FBA de productos físicos

P. ¿Se puede abrir una cuenta en un banco español para la empresa en Estonia?

R. Sí, el gobierno de Estonia permite utilizar un banco de cualquier parte de la Comunidad Económica Europea para una empresa en Estonia, incluido el pago y registro del capital social. Para ello necesitará una serie de documentos como la entrada en el registro y los artículos de asociación, debidamente notarizados, traducidos por un traductor jurado y apostillados con la Apostilla de la Haya.

P. ¿Qué ventajas obtendría?

R. En España estar dado de alta en el RETA supone un gasto fijo de cuota de autónomo cada mes para el emprendedor, tenga o no ingresos, además del IRPF, junto con el IVA. Por otro lado, en Estonia nos encontramos con la libre amortización de activo, es decir, que las empresas pueden deducirse el 100% del gasto por una determinada adquisición de activo en un mismo ejercicio, frente al sistema español, en que la imputación de ese gasto es progresivo. Se puede obtener ayuda merced a expertos en creación de empresas en Estonia, contando con abogados, asesores y consultores dedicados en exclusiva a esta práctica cada vez más habitual.

El Confidencial, en colaboración con LABE Abogados, ofrece a sus lectores un consultorio jurídico en el que pueden solucionar todas sus dudas del ámbito legal. Para más información, puede consultar su web.

Brands Labe Abogados
El redactor recomienda