Mediapro renegocia el millonario fútbol de los bares tras el cierre de 20.000 restaurantes
  1. Empresas
460 M POR TRES TEMPORADAS

Mediapro renegocia el millonario fútbol de los bares tras el cierre de 20.000 restaurantes

La compañía audiovisual pide a la LFP cambiar a la baja el contrato por el que ofrece LaLiga en el llamado canal Horeca, por el que paga 460 millones de euros en tres años

placeholder Foto: Jaume Roures, presidente de Mediapro. (EFE)
Jaume Roures, presidente de Mediapro. (EFE)

Las restricciones a la movilidad y a la hostelería que cada día imponen desde el Gobierno, las comunidades autónomas y los ayuntamientos por el coronavirus están provocando un duro golpe al futbol español y a Mediapro, la mayor productora audiovisual. La compañía dirigida por Jaume Roures ha pedido a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) renegociar las condiciones del contrato de 460 millones de euros por el que se quedó con la licencia para dar los partidos de la Primera y la Segunda División en los bares de España. Unos clientes que han echado el cierre por los efectos del covid-19.

Según han confirmado varias de las partes implicadas en la negociación, Mediapro no puede hacer frente a los 120 millones anuales que se comprometió a pagar en el verano de 2019 por cada una de las tres temporadas del contrato con la LFP, hasta la campaña 2021-2022. La compañía gestionada por Roures, su socio Tatxo Benet y participada por la china Orient Hontai, que acaba de renunciar a ofrecer la liga francesa provocando un gran revuelo en Europa, considera que el cierre de los locales por la pandemia cambia 'de facto' la naturaleza del acuerdo, que perseguía duplicar el número de bares y restaurantes donde los clientes pudieran ver el fútbol.

Mediapro pretendía pasar de 50.000 abonados de lo que se conoce como canal Horeca a 85.000. Un objetivo que contaba con el apoyo de la LFP, presidida por Javier Tebas, que se comprometió a luchar contra la piratería, el principal rival de este negocio. Pero, lejos de alcanzar esa cifra, Mediapro ha sufrido el cierre de muchas cafeterías y hoteles donde se ofrecían los partidos de fútbol, por lo que sus ingresos se han visto reducidos en hasta un 40%, según fuentes involucradas en las conversaciones, que precisan que han cerrado o rescindido el contrato entre 15.000 y 20.000 clientes.

Foto: (EFE)

Tebas ha mantenido ya conversaciones con Roures para suavizar las condiciones del contrato. Es decir, rebajar los 120 millones anuales que Mediapro paga a la LFP, que a su vez los abona a los clubes de futbol. Según estas fuentes, el representante de LaLiga tiene una postura constructiva, a diferencia de lo que le ocurrió recientemente a la compañía en Francia, donde perdió el contrato para ofrecer la Ligue 1 de Neymar y Mbappé por impago del contrato firmado en 2019. Una batalla de más de 800 millones que ha estado a punto de llevarse la compañía española por delante.

A su vez, Telefónica, distribuidor de la señal en los bares, también está negociando con Mediapro la rebaja de la cantidad fija y de la variable que cobra a Mediapro por los locales adonde lleva el fútbol. Roures alcanzó un acuerdo con el operador presidido por José María Álvarez-Pallete para que desglosara en las facturas de los clientes del canal Horeca la cantidad que pagaban por los teléfonos, la fibra y el fútbol, para que "se viera que sigue siendo barato al compararlo con el negocio que genera", según señaló Mediapro en la presentación hace un año de un estudio.

Movistar, Vodafone y Orange han comprado a Mediapro los derechos en Horeca por precios que "no deberían rebasar los 250 euros"

Para ello, Mediapro empezó a trabajar con LaLiga para adaptar la oferta a la realidad de cada establecimiento —en función de su ubicación o superficie—, frente a la política actual de precio único para todos los locales. Movistar, Vodafone y Orange han comprado a Mediapro los derechos en Horeca por precios que, aunque no siempre se cumple, "no deberían rebasar los 250 euros", agregó Roures. En este sentido, Mediapro, que se enfrenta a un "trabajo manual" para dibujar la radiografía de los locales públicos ante la falta de un registro oficial, pidió la interacción entre el canal Horeca, federaciones y otros actores para elaborar ese mapa y adaptar los precios.

"Siempre buscamos la mejor experiencia para aficionados y clientes, en un par de años, intentaremos mejorar mucho la situación actual", apostilló Tebas. Por el momento, las cifras del presidente de LaLiga muestran un gran avance, pues en un año se ha pasado de 60.000 bares que emiten el fútbol de forma pirata a solo 28.000.

Mediapro quería alcanzar a medio plazo la cifra histórica de 100.000 locales que pasaran por taquilla para ofrecer el fútbol a los clientes. Pero la pandemia ha herido de muerte un contrato que ya no es rentable para el grupo audiovisual.

Las restricciones a la movilidad y a la hostelería que cada día imponen desde el Gobierno, las comunidades autónomas y los ayuntamientos por el coronavirus están provocando un duro golpe al futbol español y a Mediapro, la mayor productora audiovisual. La compañía dirigida por Jaume Roures ha pedido a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) renegociar las condiciones del contrato de 460 millones de euros por el que se quedó con la licencia para dar los partidos de la Primera y la Segunda División en los bares de España. Unos clientes que han echado el cierre por los efectos del covid-19.

Mediapro Bares Javier Tebas LaLiga Jaume Roures
El redactor recomienda