"Invierta 250 € en Amazon": las nuevas estafas de 'brokers online'
  1. Empresas
consultorio jurídico

"Invierta 250 € en Amazon": las nuevas estafas de 'brokers online'

Estas plataformas conocen a la perfección que su actuación tiene visos de delincuencia, y por ello hacen firmar a los usuarios una serie de formularios en los que se quitan toda responsabilidad

placeholder Foto:

Las estafas por internet son cada vez más comunes. Llamativos títulos del estilo ‘Invierta 250 € en Amazon y descubra cómo ganar un segundo salario’ o ‘Hacerse millonario con 1.000 € es posible’ han llevado a muchas personas a caer en manos de estafadores, perdiendo ingentes cantidades de dinero.

Foto:

¿Cómo han surgido este tipo de estafas? ¿Cómo podemos saber que el sitio en el que invertimos es seguro? ¿Qué hago en caso de haber sufrido un engaño? Lo desgranamos con la ayuda de Gonzalo León, abogado experto en estafas, e Igor Begonte, asesor financiero en LABE Abogados. Si quieres más información, puedes obtenerla en este 'podcast'.

PREGUNTA. ¿Cómo han surgido las webs de ‘brokers online’?

RESPUESTA. Con el actual apogeo y buen funcionamiento de las compras por internet y la banca ‘online’, muchos consumidores están cambiando también la forma de gestionar sus ahorros y realizar sus inversiones. Esto está provocando que, como ocurre con las casas de apuestas, cada vez exista más publicidad sobre ‘brokers online’ que invitan a realizar inversiones rápidas, sencillas y con una rentabilidad elevada. Pero muchas de estas webs de inversión por internet son empresas establecidas en paraísos fiscales sin ninguna regulación, incluso algunas de ellas son directamente estafas que recaudan el dinero y después desaparecen.

Muchas de estas webs son empresas establecidas en paraísos fiscales sin ninguna regulación

P. ¿Qué tipos de ‘brokers online’ existen?

R. Los más comunes por internet son los denominados 'brokers dealing desk' o 'market makers', lo que quiere decir que crean su propio mercado. Es otra forma de expresar que las operaciones realizadas no llegan a los mercados reales en ningún momento. En otras palabras, se trata de una especie de ‘casino online’ donde las posiciones compradas serían lo más parecido a apuestas contra la banca: si el jugador pierde, gana la banca; y si el jugador gana, pierde la banca. Suelen publicitarse con muy bajas comisiones o incluso ninguna (claro indicativo de que no envían órdenes a mercados reales, ya que prácticamente todas las bolsas del mundo tienen algún tipo de tasa o comisión por operar).

En el mejor de los casos, se encuentran los 'brokers no dealing desk', o lo que es lo mismo, intermediarios entre clientes y los mercados reales. Que utilizan diferentes sistemas para transmitir las órdenes y buscar las mejores ofertas y comisiones para sus clientes.

P. ¿Cómo saber si un ‘broker online’ es fiable?

R. Es muy importante leer bien el contrato y fijarse sobre todo en el tipo de operaciones que realizan. Nosotros recomendamos exclusivamente intermediarios que operen con activos reales en mercados reales y que estén regulados por un organismo oficial de España como la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) o de la Unión Europea con normativa ESMA (European Securities Markets Authority). Mucho cuidado con reguladores extranjeros y con normativas muy laxas como FCA (Reino Unido), CySEC (Chipre) o ASIC (Australia). Ya que, en caso de conflictos, es muy difícil hacer cualquier reclamación.

P. ¿Estamos invirtiendo o especulando con nuestro dinero?

R. Una vez que hemos comprobado que el portal web de inversión es seguro y fiable, resulta importante conocer la diferencia entre inversión y especulación según los productos que se pueden comprar:

  • Inversión ‘compra de activos o valores’. Acciones, ETF, fondos de inversión, bonos, letras, planes de pensiones, etc. Se adquieren la propiedad y los derechos sobre un valor o activo financiero (cobro de dividendos, derechos de emisión preferente, cobro cupón de intereses...).
  • Especulación ‘compra de derivados financieros o productos apalancados’. Opciones, futuros, 'swaps' y 'forwards'. Ahora más conocidos como CFD, es decir, contratos por diferencias. Estos productos no son inversiones, ya que no se adquiere el derecho que otorga la compra de un valor, sino que se 'apuesta' por que el precio de un valor o activo va a subir o bajar en una fecha prefijada, perdiendo o ganando todo a la llegada de la fecha. Se trata de productos extremadamente complejos y con una alta probabilidad de perderlo todo (aproximadamente, el 80% de los pequeños compradores pierde su dinero).

P. Conociendo todo lo anterior, ¿es recomendable realizar inversiones desde estas páginas web?

R. Desde LABE Abogados, desaconsejamos contundentemente la compra de este tipo de productos y recomendamos acudir a un asesor financiero titulado y autorizado antes de jugarse, literalmente, el dinero de sus ahorros.

placeholder

P. ¿De qué cantidades perdidas estamos hablando?

R. 57.000 o 38.000 euros son cantidades de dinero que algunos clientes han perdido en este tipo de supuestas inversiones. Necesidad económica, o mera inversión supuestamente segura, un total desconocimiento sobre la materia financiera, unido al engaño de los comerciales telefónicos de estas compañías (supuestos ‘brokers’), han sido la mezcla perfecta para que estos clientes hayan perdido gran parte de sus ahorros.

P. ¿Estamos ante una nueva modalidad de estafa?

R. Debemos analizar cada caso en concreto y comprobar si se dan los requisitos de la estafa: ánimo de lucro en la compañía y disposición patrimonial del usuario parecen claros, pero el problema surge con el engaño. ¿Estamos ante un engaño? La realidad nos dice que estas plataformas conocen a la perfección que su actuación tiene visos de delincuencia, y por ello se protegen, haciendo firmar a los usuarios una serie de formularios en que se recogen frases como "Entiendo que las actividades comerciales en mi cuenta son mi responsabilidad y reconozco que hay un riesgo de pérdida asociado al comercio".

Además, en cumplimiento de la normativa MiFID II, también les hacen firmar otro formulario en el que hacen reconocer al usuario, entre otras cosas, que “trabaja en la actualidad o ha trabajado en el sector financiero durante al menos un año, y comprende con claridad las operaciones con CFD y productos apalancados”. Estos formularios tienen como único objetivo proteger a la plataforma de un delito de estafa, pues al firmar estos usuarios los citados formularios, será complejo alegar que ha existido por parte de la plataforma un engaño bastante. Si el usuario ha firmado un formulario claro y directo en el que asume el riesgo de pérdida de estas operaciones, difícilmente podremos alegar que estamos ante una estafa, pues el requisito indispensable del engaño bastante no se estaría produciendo, pues la obligación del cliente es leer detenidamente lo que firma, y si no lo entiende no firmar, aunque la realidad sea otra.

Hay que analizar si se dan los requisitos de la estafa: ánimo de lucro en la compañía, disposición patrimonial del usuario y engaño

Nos queda abierta, por tanto, la vía civil, ya que las plataformas están incumpliendo la normativa europea, pues no es suficiente con que el usuario firme un formulario, sino que la complejidad de los productos CFD requiere que efectivamente el usuario cumpla los requisitos establecidos en la normativa europea. No cumpliéndose dichos requisitos, se puede alegar la nulidad de ese contrato, o ese formulario de aceptación de condiciones, por un claro vicio en el consentimiento. En cualquier caso, siempre recomendamos acudir a asesores financieros a la hora de invertir y, en caso de haber sufrido alguna posible ‘estafa’, acudir a un abogado especialista en la materia.

El Confidencial, en colaboración con LABE Abogados, ofrece a sus lectores un consultorio jurídico en el que pueden solucionar todas sus dudas del ámbito legal. Para más información, puede consultar su web.

Estafa ECBrands
El redactor recomienda