Sanidad ficha a Capgemini para controlar a las CCAA en el proceso de vacunación
  1. Empresas
Arranca la vacuna contra la covid en España

Sanidad ficha a Capgemini para controlar a las CCAA en el proceso de vacunación

El Ministerio de Salvador Illa contrata a la consultora francesa para que defina, implante y opere un registro de vacunación con datos de CCAA que le permita tener toda la información

placeholder Foto: El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

El Ministerio de Sanidad quiere mantener el control sobre el proceso de vacunación contra el covid-19 en España, un desafío que tendrán que ejecutar las comunidades autónomas a partir de este domingo 27 de diciembre.

El pasado mes de septiembre, el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud acordó llevar a cabo una estrategia de vacunación común. Para ello, se decidió crear un registro estatal de vacunación frente al Sars-Cov-2.

Con ese objetivo, la Secretaría de Estado de Sanidad ha contratado a la consultora francesa Capgemini para que defina, implante y opere un registro de vacunación en el Ministerio de Sanidad, según consta en documentación oficial consultada por El Confidencial.

Para ello, el departamento gubernamental lanzó una licitación de emergencia sin publicidad, justificada en la necesidad de llevar a cabo este cometido a la mayor brevedad de tiempo. Dicho encargo ha sido propuesto por el secretario general de Salud Digital, Información e Innovación en el Sistema Nacional de Salud, Alfredo González, y aprobado por la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón.

placeholder Viales de la vacuna de Pfizer BioNtech. (Reuters)
Viales de la vacuna de Pfizer BioNtech. (Reuters)

Uno de los principales escollos que se atisban para que el proceso de vacunación sea eficaz es cuántas personas están dispuestas a recibir los compuestos que por ahora han logrado sacar adelante las compañías Pfizer y Moderna y tras las cuales vienen otras algo más retrasadas en el desarrollo como la de la Universidad de Oxford con AstraZeneca o la de Janssen Pharmaceutica (Johnson & Johnson), entre otras. Según los expertos en la materia, la vacuna solo servirá a los objetivos sociosanitarios si un elevado porcentaje de la población se inmuniza tras su suministro.

Por ello, el Ejecutivo quiere monitorizar en tiempo real tanto la parte cuantitativa (número de personas vacunadas y qué tipo de vacuna han recibido) como la cualitativa (qué eficacia tienen y cómo evoluciona la epidemia).

Ante el inminente inicio del proceso de vacunación al que se encomienda la humanidad para superar la crisis que azota a todo el planeta, muchos ciudadanos se muestran reticentes a vacunarse. Un escollo que podría complicar el proceso. La pasada semana, el diario 'El Mundo' aseguraba que Sanidad censará a quienes no quieran vacunarse contra el coronavirus, según la última actualización de la Estrategia de Vacunación.

placeholder Arranca la vacunación en distintos países del mundo. Foto de archivo de la campaña de vacunación en Chile. (EFE)
Arranca la vacunación en distintos países del mundo. Foto de archivo de la campaña de vacunación en Chile. (EFE)

En este contexto, Sanidad se ha puesto en manos de Capgemini para tener información de las distintas regiones y conocer cómo evoluciona el proceso de vacunación a tiempo real. Según explica este registro de vacunación, "deberá permitir realizar un seguimiento adecuado de la vacunación frente a la infección". "El objetivo de este registro es tener constancia de las dosis y de los tipos de vacuna que se van administrando y en qué grupos de población se va aplicando. Además, podrá utilizarse para calcular las coberturas de vacunación que se vayan alcanzando de manera paulatina y permitirá hacer un seguimiento de su efectividad y seguridad", detalla el Gobierno.

Con dicha intención, Capgemini tiene que tener ya listo un sistema que permita al Gobierno supervisar de forma global el desafío al que se fía el futuro de la salud y la economía española. Concretamente, la consultora gala especialista en tecnología y salud deberá permitir al Gobierno diversos objetivos.

Entre los mismos, el departamento dirigido por Illa destaca "el control de la distribución de las vacunas a las CCAA, a través de al menos el número de lote". También controlará "la identificación del fabricante". Otra función importante del 'software' diseñado por el Gobierno central será "la remisión automatizada de estos datos desde los registros de vacunación autonómicos, a través de servicios web".

El objetivo es tener constancia de las dosis y los tipos de vacuna que se administran

En este apartado se especifica una de las cuestiones más sensibles del proceso, como es la protección de los datos de los ciudadanos vacunados. El Ejecutivo señala que Capgemini deberá llevar a cabo "un proceso de seudonimización no reversible, que asignará un identificador único y no significativo a cada persona receptora de la vacuna". En este sentido, asegura que "el algoritmo utilizado para este proceso será el mismo que se usa en otros sistemas de explotación de la información relativa a pruebas diagnósticas, con el fin de poder estudiar el impacto que la vacuna tiene respecto a los índices epidemiológicos que miden la expansión del virus, de manera georreferenciada". Es decir, que los datos estarán anonimizados pero vendrán geolocalizados.

Con todo este 'big data', Sanidad pretende almacenar estos registros en una base de datos para su posterior explotación, que consistirá en la elaboración de informes con los que poder tomar decisiones. El Gobierno quiere que este sistema de nueva implantación permita realizar "análisis de la factibilidad e idoneidad del cruce de datos con otros sistemas de información del Ministerio de Sanidad, como BDCAP (Base de Datos Clínicos de Atención Primaria), para la obtención de datos sobre grupos de riesgo y, en su caso, su diseño e implementación".

Foto: Salvador Illa (i), durante una rueda de prensa de este miércoles en La Moncloa. (EFE)

Para todo ello, el Gobierno ha contratado a seis técnicos para que trabajen durante 20 semanas en la implementación y operación de dicho sistema, que debería estar ya funcionando. Según las especificaciones del contrato, tendría que haber entrado en operación ya en noviembre. Pese a que en septiembre no se conocían las mejores previsiones de Pfizer o Moderna, Sanidad ya trabajaba con una estimación de que en diciembre podría arrancar el proceso de vacunación, como finalmente sucederá. Este domingo 27 de diciembre se suministrará la primera dosis a una trabajadora y una interna de la residencia Los Olmos de Guadalajara, con presencia de las principales autoridades.

Salvador Illa aseguraba esta semana que España va a recibir 4.591.235 millones de dosis del antídoto desarrollado por Pfizer y BioNTech, que alcanzarán para inmunizar a 2.295.638 personas en la primera fase, en torno a un 5% de la población. El reparto se realizará en 12 entregas de alrededor de 350.000 dosis cada lunes en un reparto que asegura que será equitativo a lo largo de 50 puntos de suministro por todo el territorio nacional.

El Ministerio de Sanidad quiere mantener el control sobre el proceso de vacunación contra el covid-19 en España, un desafío que tendrán que ejecutar las comunidades autónomas a partir de este domingo 27 de diciembre.

Ministerio de Sanidad Pfizer Salvador Illa Consultoría
El redactor recomienda