Alcoa gana la batalla final a Hacienda y se libra de una multa millonaria por fraude
  1. Empresas
En plena pugna con el Gobierno por cierres

Alcoa gana la batalla final a Hacienda y se libra de una multa millonaria por fraude

El Tribunal Supremo anula una sanción de la Agencia Tributaria, que llegó a reclamarle 240 millones de euros, aunque la Audiencia Nacioanal ya rebajó la multa. Alcoa provisionó por este litigio

placeholder Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

Alcoa gana a Hacienda en los tribunales. La Agencia Tributaria llegó a reclamarle 240 millones de euros por lo que entendía había pagado de menos durante varios años en el impuesto de sociedades. Sin embargo, la Audiencia Nacional, primero, y el Tribunal Supremo, ahora, han tumbado dicha sanción.

En una reciente sentencia, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal anula la reclamación impuesta por Hacienda tanto en lo relativo a la liquidación del citado impuesto como de la multa derivada por incurrir en fraude de ley. Además, los magistrados del Supremo reconocen en su fallo el derecho de la aluminera estadounidense a la devolución de los ingresos efectuados que proceda, incrementados por los intereses de demora legalmente establecidos.

La sentencia termina con un largo litigio por el que Alcoa no tenía excesivas aspiraciones. No en vano, según detalló la propia multinacional con sede en Pittsburgh tras la sentencia de la Audiencia Nacional de julio de 2018, que ya rebajaba con fuerza la reclamación inicial, la dirección de la empresa pensó que no encontraría un escenario más favorable, por lo que decidió entonces registrar una provisión en su contabilidad con la que hacer frente a la reclamación del fisco español.

placeholder Cartel ardiendo a las puertas de la factoría de Alcoa en la localidad lucense de San Ciprián. (EFE)
Cartel ardiendo a las puertas de la factoría de Alcoa en la localidad lucense de San Ciprián. (EFE)

Sin embargo, su reclamación al Supremo ha prosperado y finalmente no tendrá que pagar nada por esta cuestión. El enfrentamiento con Hacienda viene de 2011, cuando la Delegación Central de Grandes Contribuyentes de la Agencia Tributaria declaró la existencia de fraude de Alcoa por utilizar una estructura artificiosa en torno al 'holding' Alcoa Inversiones España cuyo único objetivo, según señalaba, era ahorrarse un 35% de impuestos.

La sanción, ratificada en 2014 por el Tribunal Económico Central (TEAC), se fijaba en el impuesto de sociedades de los años 2003 a 2009. Una primera sentencia de la Audiencia Nacional en 2017 declaró nulas las inspecciones practicadas sobre los años 2003 a 2005. Esto hizo que la reclamación total descendiera de 240 a 112 millones. Posteriormente, la multinacional del aluminio pidió utilizar las bases imponibles negativas aplicadas a ese periodo a años posteriores, lo que le permitía rebajar el impuesto a pagar aún más.

Los técnicos de la Agencia Tributaria consideraron que las transferencias entre sociedades de Alcoa solo tenían por objetivo reducir la carga tributaria

La investigación de Hacienda se centró en la actividad de una filial de Alcoa en Hungría (Aleo Köfem). Los técnicos de la Agencia Tributaria consideraron que las transferencias entre diversas sociedades del grupo solo tenían por objetivo reducir la carga tributaria. La compañía siempre lo ha negado y señaló que las operaciones se realizaron en 2003, con lo que las actuaciones de Hacienda se produjeron después de que prescribieran.

Con ese panorama, la Audiencia Nacional decidió recalcular la reclamación, aunque no fijó la cantidad. Fueron Alcoa (49% del capital social) y Arconic (51% del capital social), las dos sociedades en las que se dividió Alcoa Inversiones España, las que estimaron que el litigio supondría un desembolso de entre 21 y 53 millones de euros, de ahí que Alcoa provisionara 26 millones de euros en 2018.

Foto: Foto de las protestas de trabajadores contra Alcoa en San Ciprián. (EFE)

Sin embargo, ahora el Tribunal Supremo entiende que las actuaciones contra la multinacional estaban prescritas, pese a que su operativa tuviera efectos posteriores a la prescripción, por lo que Alcoa se libra de pagar por esta cuestión al erario público español. Tras conocer la sentencia del Supremo, Alcoa se muestra satisfecha y asegura que desarrolla su actividad con arreglo a las leyes y la normativa españolas.

Precisamente la multinacional libra en la actualidad una guerra frente al Gobierno de España y la Xunta de Galicia por su decisión de cerrar buena parte de su central de San Ciprián, en Lugo. El Ministerio de Industria, junto con la Xunta y los sindicatos, le viene pidiendo que venda esta planta aluminera para mantener los 500 puestos de trabajo actuales. Sin embargo, por ahora no hay acuerdo y la firma ya ha hecho los cálculos de lo que le costará el recorte de plantilla. Alcoa ya vendió sus centrales en A Coruña y Avilés en 2019. En todos estos casos, alegaba que el negocio le estaba dando pérdidas por diferentes causas, entre las que destacaba directamente el alto coste de la electricidad en España.

Alcoa gana a Hacienda en los tribunales. La Agencia Tributaria llegó a reclamarle 240 millones de euros por lo que entendía había pagado de menos durante varios años en el impuesto de sociedades. Sin embargo, la Audiencia Nacional, primero, y el Tribunal Supremo, ahora, han tumbado dicha sanción.

Alcoa Hacienda Audiencia Nacional Tribunal Supremo Intereses de demora Multa Millonarios Reclamaciones Impuestos Multinacionales
El redactor recomienda