La media hora en que Barcelona perdió la EMA

La media hora en que Barcelona perdió la EMA

Tres rondas, dos descansos de 30 minutos que dieron pie a conversaciones de última hora y un sorteo fueron necesarios para que Ámsterdam se conviertiera en la nueva sede de la EMA