Según Bloomberg

El grupo Puig sacude el sector de la belleza y ultima la compra de Tilbury por 900M

La compañía, dueña de marcas como Carolina Herrera o Paco Rabane, parece imponerse a L'Oreal y Shisheido y se acerca a a compra la firma de maquillaje británica

Foto: Marc Puig, presidente del Grupo Puig, en una imagen de archivo. (EFE)
Marc Puig, presidente del Grupo Puig, en una imagen de archivo. (EFE)

El grupo Puig se impone a sus rivales y da un golpe al sector de la cosmética y la perfumería. La empresa española estaría cerca de cerrar la compra de más de 1.000 millones de dólares (900 millones de euros), ganándole la partida a empresas como L’Oreal y Shisheido. Según publica Bloomberg, fuentes cercanas a las negociaciones comentan que el acuerdo de compra podría anunciarse esta misma semana.

La compañía catalana, conocida por marcas como Carolina Herrera, Nina Ricci o Paco Rabane, está en contacto con BDT Capital Partner para que la firma de inversión apoye la compra que abriría un mercado potencial para Puig y, sobretodo, le haría dar un salto de gigante en el sector.

Charlotte Tilbury es una marca británica que ha atraído el interés de los grandes del sector. Desde su nacimiento en 2013 la dueña que da nombre a la firma ha desarrollado diferentes productos de maquillaje como crema hidratante o pintalabios y ha colaborado con algunas de las mayores supermodelos del mundo, como Kate Moss o Penélope Cruz, además de todo tipo de celebridades.

El resultado de esto es que ha tenido un fuerte impacto en el público joven por sus productos muy diferenciados de los tradicionales. Hacerse fuerte en ese sector es el principal motivo por el que los grandes del sector querían adquirir la compañía, aunque finalmente parece haberse impuesto la compañía española.

A pesar de la operación, la actual dueña de la compañía mantendría una participación minoritaria en el futuro Charlotte Tilbury y seguiría formado parte del porvenir de la empresa que lleva su nombre.

Pero volviendo al grupo Puig, esta adquisición reforzaría su estrategia de crecimiento. La compañía familiar que facturo casí 1.993 millones de euros en 2018 se marcó como objetivo facturar 3.000 millones en 2025. Con este objetivo en mente, la compañía no solo se lleva un mercado que ya genera 163 millones de euros, sino un mayor potencial en su portafolio, al tener a un público más joven y recursos para fortalecerse en ese segmento.

A pesar de ello en Bloomberg recuerdan que no se han tomado decisiones definitvas, por lo que el acuerdo podría retrasarse un no hacerse público la semana que viene, o directamente desmoronarse. Representantes de las tres partes, Puig, Tilbury y BDT, se habrían negado a hacer comentarios al respecto de la operación.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios