Distintas visiones sobre la compañía

Jordi Sevilla dimite de REE tras la negativa de Pedro Sánchez a respaldarle frente a Ribera

El presidente del Gobierno era consciente de las discrepancias que la vicepresidente cuarta mantenía con el presidente de la firma cotizada y se decantó por las preferencias de la ministra

Foto: Teresa Ribera, Pedro Sánchez (c) y Jordi Sevilla. (Imagen: EC)
Teresa Ribera, Pedro Sánchez (c) y Jordi Sevilla. (Imagen: EC)
Adelantado en

Teresa Ribera le ha ganado la partida a Jordi Sevilla por el futuro de Red Eléctrica. El presidente de la compañía cotizada presentará este martes su dimisión al consejo de administración.

Fuentes conocedoras de la situación aseguran que la temprana salida de Sevilla, que llevaba en el cargo desde mediados de 2018, se debe a las discrepancias estratégicas sobre el futuro de Red Eléctrica mantenidas con la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Sevilla pretendía cambiar el perfil estratégico de la empresa para rebajar su dependencia de los ingresos regulados que llegan de la factura de la luz. En ese empeño, diseñó una corporación con diversas áreas de negocio (telecomunicaciones, satélites, tecnología, transporte e internacional) que le permitieran lograr una visibilidad en el medio plazo.

Sin embargo, esta hoja de ruta chocó de frente con los planes de la ministra para la Transición Ecológica, muy preocupada por que Red Eléctrica se dedique solo a su actividad primordial: el transporte y la operación del sistema eléctrico español.

Sevilla puso en conocimiento del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, esta situación. Sánchez, "por acción o por omisión", aseguran las fuentes consultadas, se decantó por la posición de la ministra. Esto ha sido lo que finalmente ha provocado que Sevilla decida abandonar su cargo, pese a que los consejeros, incluidos los de la SEPI (20% del capital social), dependiente de Hacienda, avalan su gestión.

A este respecto, las fuentes consultadas destacan que la ministra puso objeciones a la compra de Hispasat o a la reciente inversión en Brasil, e incluso se opuso en diciembre a la reordenación de la compañía, que pretendía dotar de contenido a la matriz Red Eléctrica Corporación, desde su filial de transporte y operación del sistema en España REE. Una reorganización que ya estaba hablada con los sindicatos.

Pedro Sánchez y Jordi Sevilla, en una imagen de archivo. (EFE)
Pedro Sánchez y Jordi Sevilla, en una imagen de archivo. (EFE)

La situación, además, se ha enturbiado más durante la tramitación de las circulares de la CNMC. El regulador independiente es otro de los organismos críticos con la diversificación de Red Eléctrica, cuyos ingresos dependen de la factura que pagan los consumidores. En este proceso, la dirección de Red Eléctrica ha sentido ninguneadas algunas de sus reclamaciones susceptibles de ir al órgano de mediación entre Gobierno y CNMC.

Jordi Sevilla, pero también su antecesor, José Folgado, y sus equipos directivos decidieron que era necesario dar un impulso estratégico a la compañía y enfocarla más allá de la parte regulada. Un plan avalado por los inversores, el 80% de los cuales son privados.

De hecho, muchos analistas creen que la única manera de mantener la visibilidad de la acción de la compañía en el largo plazo es demostrando al mercado que Red Eléctrica puede vivir más allá de la planificación de inversión del Gobierno. "Ahora viene un importante ciclo inversor en España para Red Eléctrica para integrar las renovables, pero cuando se acabe, es necesario tener otras vías de ingresos", destaca un experto en la empresa.

A nivel político, la preferencia de Sánchez por Ribera ante el malestar de Jordi Sevilla se entiende en una clave de mayor ascendencia y peso político de la nueva vicepresidenta en este Gobierno.

Otras fuentes próximas a la vicepresidenta y a Moncloa aseguran que esta salida ha caído por sorpresa y no recuerdan algo similar en las marchas de anteriores presidentes. Además, cuestionan que se produjesen injerencias políticas en las decisiones tomadas en su año y medio de mandato, por carecer su puesto de funciones ejecutivas.

Por ello, estiman que necesitarán de un periodo de asimilación de los hecho para buscar un sustituto. Mientras tanto, la acción cayó en bolsa un 1,15% este lunes, tras revelarse la nueva situación. Habrá que ver cómo se conjugan los intereses del país con los de los inversores privados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios