esfuerzo, talento y compromiso, esenciales

Conversaciones de liderazgo: ¿cómo ven las directivas de Mapfre la igualdad profesional?

El presidente de Mapfre y tres directivas reflexionan sobre las políticas de igualdad, las barreras invisibles que hay que remover y las condiciones ideales de su futuro presidente o presidenta

Foto: Irene García, CEO de Insureandgo y Abraxas; Antonio Huertas, presidente de Mapfre, Elena Sanz, directora general de Personas y Organización de la compañía y Leire Jiménez, CEO de Mapfre Asistencia.
Irene García, CEO de Insureandgo y Abraxas; Antonio Huertas, presidente de Mapfre, Elena Sanz, directora general de Personas y Organización de la compañía y Leire Jiménez, CEO de Mapfre Asistencia.

¿Cómo se vive la lucha por la igualdad profesional dentro de una gran compañía? Eso es lo que se han preguntado en la primera charla de 'Conversaciones para el Liderazgo', una de las iniciativas que impulsa la Red de Liderazgo Femenino de Mapfre, con el objetivo de debatir sobre el papel de la mujer en temas relevantes como la salud, el sector servicios, la industria del seguro o la función pública y en las que a lo largo del tiempo participarán personas de referencia en el ámbito empresarial, económico y social.

En este encuentro es el presidente de Mapfre, Antonio Huertas, quien reflexiona con tres altas directivas del grupo: Elena Sanz, directora general de Personas y Organización; Irene García, CEO de Insureandgo y Abraxas; y Leire Jiménez, CEO de Mapfre Asistencia. En el debate se situaban los compromisos de la compañía con la diversidad y las distintas percepciones que se tiene alrededor de la igualdad.

Para Irene García, "hombres y mujeres tenemos diferentes formas de hacer las cosas, diferentes estilos de liderazgo, diferentes formas de llegar a la misma conclusión". Y lo cierto es que "esa diversidad aporta mucho al grupo en su conjunto, es lo que aporta la riqueza de pensamiento de una compañía", añade Jiménez.

Por ello, Elena Sanz considera que "tenemos que intentar evitar esas barreras, obstáculos y etiquetas que se generan en torno a la igualdad para que haya una verdadera igualdad de oportunidades". Y es que al final "la igualdad es buena para todos", añade Huertas. "Vamos a poder conocer mejor a nuestros clientes, que serán hombres o mujeres, vamos a poder ofrecer soluciones diferentes, vamos a ser una empresa capaz de competir en mejores condiciones que otras. Es importante que estemos todos convencidos: teniendo iguales oportunidades hombres y mujeres, podemos conseguir mejor esos objetivos".

El éxito, basado en el talento

Mapfre se ha comprometido a que en los próximos tres años el 45% de las vacantes en puestos de responsabilidad será cubierto por mujeres. Además, la Red trabaja para impulsar la igualdad efectiva de género en todos los ámbitos de la sociedad. Todo ello debido a que "el éxito está basado en el talento y no en el género, los que la hacen realidad son esos jefes y jefas que yo he tenido", apunta Leire Jiménez.

La situación la conoce de cerca Irene García, ya que en Mapfre "entré a formar parte de un comité de dirección en el que yo era la única mujer, pero en ningún momento eso fue un conflicto. Siempre se me han dado las oportunidades en función del trabajo que he realizado".

En los próximos tres años el 45% de las vacantes en puestos de responsabilidad de Mapfre será cubierto por mujeres

Y es que "cualquier persona que forma parte de Mapfre puede evolucionar hasta llegar al puesto de presidente. Lo importante son los conocimientos que tenga, los logros que haya conseguido y que sienta los valores y la camiseta", asegura Elena Sanz. Y para eso, la compañía se ha puesto manos a la obra: "Hemos empezado a tener grupos de trabajo y hemos abierto conversaciones de liderazgo con mujeres líderes en distintos sectores. El apoyo a las profesiones tecnológicas y técnicas es otro pilar básico de lo que va a hacer la Red".

En cualquier caso, Antonio Huertas recuerda que "los compromisos son solo un punto de partida. Necesitamos que esos compromisos enraicen culturalmente en la organización y, a partir de ahí, exigirnos más".

Empresas