Dice apoyar el modelo un país, dos sistemas

Zara, obligada a desmarcarse de las protestas en Hong Kong para evitar el boicot

Da explicaciones tras el cierre de cuatro tiendas de Zara en Hong Kong, que según la prensa local demostraba su apoyo a la huelga convocada por los estudiantes

Foto: Protestas en Hong Kong (Reuters)
Protestas en Hong Kong (Reuters)

La crisis de Hong Kong ha traspasado fronteras, al menos en términos empresariales, y ha llegado hasta Arteixo. Y es que casi sin comerlo ni beberlo el buque insignia de Inditex ha visto el lío en el que le estaban metiendo después de que el periódico local Ming Pao asegurara que el cierre de cuatro tiendas de Zara en el centro financiero demostraba su apoyo a la huelga convocada por los estudiantes.

Una teoría que ha ido corriendo como la pólvora por redes sociales y que se ha ido magnificando hasta el punto de que el periódico estatal de China, el Global Times, lanzó una seria advertencia a Inditex en un editorial publicado en la noche del lunes en Beijing en el que aseguraba sobre el cierre de las tiendas que Zara "no debería transmitir ninguna señal de suspicacias como esta en un momento en el que la sociedad china está teniendo problemas" con los incidentes de Hong Kong.

Todo un aviso a navegantes al que la firma de moda española se ha apresurado a responder. "Zara nunca ha hecho ningún comentario, ni adoptado ningún tipo de acción relacionada con una huelga en Hong Kong", asegura en el comunicado publicado esta madrugada. "Zara nunca ha respaldado una huelga y apoya el modelo de un país, dos sistemas".

Desde la compañía han explicado que de las 14 tiendas que hay en Hong Kong, cuatro sufrieron retrasos en su apertura por problemas con el transporte, pero que todas permanecieron abiertas en la jornada de ayer. Con todo, las empresas multinacionales afincadas en Hong Kong están viendo aumentar la presión por parte de los consumidores y de los reguladores para que se posicionen en un conflicto sobre la soberanía de China sobre el territorio que se prolonga ya tres meses.

De hecho, el mes pasado las marcas de lujo Givenchy, Versace y Coach se vieron obligadas a pedir disculpas públicas por unas camisetas en las que sugerían que Taiwán y Hong Kong son ciudades independientes que no forman parte de China. A pesar de ello, los tres gigantes han perdido a sus embajadores en el mercado chino, entre los que se encontraba la actriz Yang Mi, que acusó a Versace de "violar la soberanía nacional de nuestro país". Ninguna broma para las empresas, que pueden perder el favor de un país con alrededor de 1.400 millones de consumidores.

Así, Inditex le ha visto las orejas al lobo después de que el periódico del régimen, en su edición online en inglés, asegurara que Zara se enfrentaba al boicot de los consumidores del país. La de Arteixo se ha convertido este martes en trending topic en Weibo, la red social china, con el hashtag "Zara Statement", que ha sido visto más de 170 millones de veces a lo largo de la mañana.

Una polémica, no obstante, que no se ha trasladado a los inversores de momento. De hecho, las acciones de la compañía cotizaban son grandes sobresaltos, con ligeras caídas del 0,2% en línea con el tono del mercado español en su conjunto.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios