ADVERTENCIA PARA IRLANDA... Y TODA EUROPA

El BCE sale en defensa de los fondos buitre: son clave para que haya hipotecas baratas

El banco central advierte del peligro de un proyecto de ley en Irlanda que quiere restringir la venta de créditos fallidos. Avisa de que el crédito podría restringirse y encarecerse

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los fondos oportunistas o buitre se han convertido en la vía de escape para que la banca sanee su balance en los últimos años, y también en fuente de críticas por acaparar créditos fallidos y viviendas. Pero su papel es clave para la estabilidad financiera, asegura el Banco Central Europeo (BCE) en respuesta a un proyecto de ley en Irlanda. Si se limita que compren hipotecas, la banca tenderá a restringir y encarecer el crédito.

La autoridad monetaria ha emitido una valoración no vinculante a requerimiento de un proyecto de ley aprobado por el Parlamento de Irlanda —algo que tiene que los Estados están obligados a solicitar—, a propuesta del partido izquierdista Sinn Féin. La iniciativa consiste en que los prestamistas (bancos) deberán tener el consentimiento del deudor (cliente) para poder traspasar créditos con garantía hipotecaria sobre viviendas residenciales a terceros (fondos oportunistas, normalmente).

Entre los estragos de la crisis, está la difícil digestión de cientos de miles de millones de créditos impagados en los balances del sector financiero. Los fondos buitre compran suelo y activos inmobiliarios que se han adjudicado los bancos o créditos fallidos con importantes descuentos, aspirando a rentabilidades de dos dígitos por su mayor especialización y capacidad para vender estos activos o recobrar préstamos morosos. La otra cara de la moneda es que se han convertido en grandes propietarios de viviendas y créditos de empresas y familias.

"Es esencial que el cuadro legal nacional habilite la transferencia eficiente de NPL [créditos fallidos] fuera del balance de las instituciones de crédito, a través de venta de activos, titulizaciones y otras medidas", opina la institución que preside Mario Draghi en respuesta a Irlanda, país en el que la banca todavía tiene un peso de NPL en balance del 7% que duplica a la media europea, según datos de 2018 del Parlamento Europeo. En España, las entidades también superan al promedio, con un 4%.

Unidas Podemos ha vuelto a poner los fondos buitre en la campaña electoral, de cara a los comicios del domingo. Uno de los objetivos de su programa es “luchar contra los fondos buitre y la especulación con la vivienda”. El resto de partidos no hace mención a estos vehículos, que en 2018 adquirieron carteras de activos inmobiliarios con un valor bruto de 47.000 millones a la banca con descuento y alcanzan ya los 180.000 millones. En total, han invertido entre 45.000 y 50.000 millones, según los descuentos medios de las operaciones recogidas por Oliver Wyman y JLL.

Sin embargo, aunque el programa del PSOE no dice nada explícitamente sobre los fondos oportunistas, Pedro Sánchez los mencionó en el debate de este martes, al criticar que “viviendas sociales que habían sido pagadas con el impuesto de todos han sido puestas en manos de fondos buitre que han comercializado con ellas”.

En el caso de Irlanda, si la ley sale adelante, el deudor tendrá que consentir por escrito al banco que venda la hipoteca a un tercero, tanto para los préstamos de nueva producción como para el ‘stock’ actual. Previamente, el prestatario está obligado a explicar las implicaciones para que tome una decisión informada. El BCE señala que la ley hace necesario que los bancos traspasen la garantía subyacente del crédito (la vivienda) para emitir valores respaldados por activos (ABS), bonos garantizados o pagarés, lo que será “imposible de forma efectiva” para los bancos irlandeses.

Estas restricciones reducirían la capacidad de los bancos para dar financiación y dificultarían a las entidades irlandesas realizar operaciones de crédito en el eurosistema y obtener la liquidez que necesitan, por una “potencial reducción relevante de la capacidad de colateralizar activos”. Asimismo, los fondos son clave para que los bancos irlandeses reduzcan el volumen de NPL, que todavía está en “niveles altos”, advierten desde el BCE.

En ambos casos, la ley amenaza la estabilidad financiera, asegura el banco central. Asimismo, reducirá las fuentes de financiación de la banca e incrementará el coste. Estos costes adicionales “probablemente serán pasados a otros prestatarios y podrían resultar en un impacto significativo del precio de las hipotecas y en un incremento de los niveles de NPL”, arguye el BCE. La advertencia no es vinculante, pero el BCE es claro, sin fondos buitre, habrá menos crédito y más caro.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios