ENTREGA 89 AVIONES DEL MODELO, 43 MENOS

Boeing amortigua el golpe del 737 MAX gracias a su negocio de Defensa y Servicios

Pierde 1.000 millones en ventas al entregar 43 aeronaves menos del MAX, su modelo estrella. Eleva además en 1.000 millones el coste del programa y aún no sabe cuándo volará de nuevo

Foto: Morro de un 737 en una de las plantas de Boeing. (Reuters)
Morro de un 737 en una de las plantas de Boeing. (Reuters)

Boeing está logrando, por ahora, sortear desde el punto de vista económico-financiero el impacto de la crisis de su avión estrella, el 737 MAX, tras los dos accidentes de octubre y marzo pasado. Los resultados del primer trimestre del año reflejan el impacto en ventas, que caen en 465 millones de dólares, hasta 22.917 millones, ya que la reducción de la división civil se compensa por el aumento de ventas en el área militar y, sobre todo, de servicios. Así se deduce de la presentación realizada este miércoles por el presidente, Dennis Muilenburg, y el director financiero, Greg Smith. Ambos directivos no ofrecieron detalles temporales sobre cuándo podrá el avión volver a volar. El impacto en el beneficio ha sido de una caída del 13%, hasta 2.150 millones de dólares.

La división de aviones civiles, en la que se engloba el MAX, pierde 1.000 millones en ventas (hasta 11.822 millones) debido a que las entregas de aeronaves pasan de 184 entre enero y marzo de 2018 a 149 en el mismo periodo de este año. Este retroceso se debe en gran medida a que se despacharon solo 89 MAX, 43 unidades menos. Además, la compañía prevé un aumento de costes en este programa de 1.000 millones de dólares, debido al impacto de la reducción de la producción y los gastos derivados de la actualización y mejora del 'software' que está detrás de ambos siniestros, así como de la formación de los pilotos. Muilenburg detalló que ya han probado esa actualización, que él mismo ha volado en un avión con esa mejora instalada y que están ultimando el inicio de las pruebas con el regulador aeronáutico estadounidense (FAA) para certificar ese nuevo 'software'.

Frente a ello, las ramas de Servicios Globales (venta de 'software', 'hardware', formación, transformación de aviones) aumentó sus ingresos en 670 millones, hasta 4.620 millones, y la de Defensa, Espacio y Seguridad lo hizo en 130 millones, alcanzando 6.611 millones. En este último sentido, Boeing ha conseguido que el Ejército del Aire de EEUU reanude este mes de abril la recepción del avión tanquero para repostaje en vuelo KC46, cuyas entregas se han interrumpido en dos ocasiones en los últimos meses por graves problemas de calidad que han llevado incluso a aterrizar la flota de siete aeronaves de este tipo que están en operación.

Los directivos destacaron además que la cartera de pedidos se mantiene "saludable", con 5.600 pedidos que suman prácticamente 400.000 millones de dólares. La compañía ha recibido un nuevo pedido para el que será el mayor avión del mundo, una vez deje de producirse el A380 de Airbus, el 777X: 20 unidades para British Airways. También ha sumado 30 compras del 787, 20 para Lufthansa y otros 10 para Bamboo Airways.

La cúpula de Boeing destacó además que ha mantenido el aumento del pago de dividendos previstos, de un 15%, hasta 1.161 millones de dólares, en el trimestre. Muilenburg también desvió una pregunta de la prensa sobre su futuro papel en la compañía y su habilidad para gestionar esta crisis, asegurando que está en contacto permanente, en su doble papel de presidente y CEO, con el consejo, del que aseguró que está totalmente comprometido con el futuro del grupo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios