hasta 20.000 millones en impuestos

Bruselas propone aranceles contra la base electoral de Trump por las ayudas a Boeing

Bruselas ha anunciado una lista preliminar de productos que afrontarán aranceles como represalia a las ayudas americanas a Boeign certificadas por la OMC

Foto: Ketchup Heinz (Reuters)
Ketchup Heinz (Reuters)

La relación entre la UE y EEUU está sumida en la más profunda bipolaridad. Por un lado Bruselas acaba de obtener la luz verde y el mandato negociador para sentarse en la mesa con Washington y cerrar un acuerdo comercial para la eliminación de tarifas industriales, pero al mismo tiempo la escalada y la amenaza de un conflicto comercial no hace más que crecer por todos los flancos.

Este miércoles UE ha anunciado una lista preliminar de productos americanos a los que aplicará aranceles por valor de 20.000 millones de dólares como respuesta a una reciente victoria europea en el largo pulso que mantiene con las autoridades americanas: la Organización Mundial del Comercio (OMC) señaló que EEUU no cumplió con una orden de la organización en la que se ordenaba a Washington acabar con exenciones fiscales al fabricante Boeing.

Una serie de productos, además, que son especialmente sensibles para la bolsa electoral del presidente, Donald Trump, centrada fundamentalmente en las zonas más dependientes de la agricultura.

Una vez la OMC ha dado la razón a la UE eso permitía a Bruselas tomar medidas, es decir, proponer aranceles para contrarrestar daños provocados a la competidora de Boeing, la europea Airbus. Las autoridades americanas se defienden, señalando que la cantidad especificada por la OMC es mucho menor de lo que señalaba la UE, y que, en cualquier caso, es menor a las ayudas que, según la administración Trump, los gobiernos europeos dan a Airbus.

La lista, que ahora será consultada con partes interesadas, afectará fundamentalmente al ámbito rural justo en la semana en la que Donald Trump reclama que el futuro acuerdo comercial para el que la Comisión Europea ha obtenido luz verde incluya productos agrícolas, algo a lo que la Unión Europea se niega.

En cualquier caso la UE ha añadido muchos productos, incluidos por ejemplo el kétchup, pero también consolas. En cualquier caso es la OMC la que debe medir hasta cuánto puede pedir la Unión, el nivel de daño que puede reclamar, y eso no se aclarará hasta finales de año. Entonces será cuando Bruselas decide sobre cuáles productos establece aranceles a partir de la cifra que marque la OMC.

En 2012 la UE pidió que, en caso de llevar la razón en el pulso, permitiera la adopción de contramedidas por valor de 12.000 millones de dólares, que es el daño que Bruselas estima que tuvo que afrontar Airbus por los subsidios americanos a Boeing.

“Las compañías europeas deben poder competir en términos iguales y justos. La reciente decisión de la OMC sobre los subsidios americanos para Boeing es importante”, ha asegurado en un comunicado Cecilia Malmström, comisaria de Comercio. “Mientras que necesitamos estar listos para contramedidas en caso de que no haya otra salida, todavía creo que el diálogo es lo que debe prevalecer entre importantes socios como la UE y EEUU”, ha añadido la sueca.

Es el último capítulo en la escalada de tensión entre Bruselas y Washington, que se acusan mutuamente de estar subsidiando a sus principales constructores de aeronaves. La semana pasada, después de la decisión de la OMC, la administración Trump anunció su intención de imponer aranceles por valor de 11.000 millones de dólares contra la UE por el apoyo europeo a Airbus. Este conflicto cruzado entre ambos bloques lleva bloqueado en la OMC desde 2004.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios