cómo equilibrar la balanza de emisiones de co2

Eliminar la huella de carbono es posible: así lo hacen las empresas españolas

Apostando por las energías renovables o diciendo adiós al papel, las compañías ponen su granito de arena en la lucha contra el cambio climático

Foto:

Todos los ciudadanos hacemos lo posible por poner nuestro granito de arena a la hora de luchar contra el cambio climático, pero hay quien lo tiene más difícil: las empresas y las administraciones públicas. No porque no quieran hacerlo, sino porque su propio funcionamiento y sus dinámicas empresariales hacen más complicado cambiar sus métodos de funcionamiento.

Sin embargo, hay formas de hacerlo y las empresas españolas ya están en ello. Ya sea reduciendo sus emisiones o compensando las imprescindibles, el objetivo es siempre el mismo: reducir totalmente la huella de carbono.

1.- Despedirse de los combustibles. Hay muchas formas de producir y consumir energía, y cada vez son más las empresas que, a la hora de evaluar su consumo energético, rechazan las alternativas basadas en combustibles fósiles como el carbón.

2.- Apostar por las renovables. Es tendencia que muchas empresas, a la hora de optar por un proveedor energético u otro, contratan a los que produzcan energía que proceda de fuentes renovables.

3.- Adiós al papel. En una sociedad eminentemente digital, el papel es cada vez menos necesario. Así pues, las empresas apuestan por abordar sus comunicaciones en el ámbito 'online' y recurren al papel únicamente cuando sea estrictamente necesario.

4.- Pequeños detalles. Hay gestos que pueden crear conciencia, como cuando recibes un 'e-mail' de tu banco o tu compañía de luz y, al final del mensaje, aparece un texto que te pide que no lo imprimas a menos que sea totalmente necesario.

Además de la reducción de emisiones, hay que tener en cuenta otro concepto: la huella de carbono, la cantidad de emisiones que una empresa genera. Es literalmente imposible que una compañía reduzca a cero sus emisiones, ya que su propia actividad produce cierto efecto sobre la capa de ozono. Así pues, lo que muchas hacen es compensar esas emisiones con acciones en favor del medioambiente. Por tanto, si las emisiones que generan son iguales a las que evitan con las acciones de compensación, su huella de carbono será cero.

Para equilibrar la balanza, hay varias medidas posibles. La más común es la reforestación de áreas vegetales deprimidas. También se puede ayudar a recuperar la vegetación de un bosque quemado o llevar a cabo acciones medioambientales en países en desarrollo para mejorar los ecosistemas locales. Accesoriamente, pueden optar por apoyar económicamente a las ONG o colectivos que hagan labores de compensación de emisiones.

¿Cómo se mide la huella de carbono?

La Oficina Española de Cambio Climático cuenta con un registro oficial en el que las empresas españolas pueden inscribirse para auditar su huella de carbono y dar cuenta de sus compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Cada vez son más las empresas españolas que se inscriben en este registro. Es el caso, por ejemplo, de CaixaBank. En los últimos años, la entidad ha reducido en un 69% sus emisiones a través de la compra de energía de origen renovable, la disminución del consumo energético (ha sustituido equipos de climatización, implantado iluminación led; cambiado equipos informáticos...) y el descenso en el consumo de papel con un proyecto global de digitalización y contratación 'online', entre otras iniciativas.

Así, la entidad ha eliminado su huella de carbono. Las emisiones generadas como consecuencia de su actividad, un total de 34.778 toneladas de CO2, se han compensado a través de dos proyectos. El de mayor envergadura contempla la instalación de 30 aerogeneradores en un parque eólico de la región de Tamil Nadu, en India, que transformarán la energía natural del viento en energía eléctrica y la suministrarán en esta zona del sur del país. Este proyecto contribuye también a dinamizar la economía local y a la creación de puestos de trabajo, priorizando la contratación de personas en situación de vulnerabilidad.

Asimismo, también ha realizado un proyecto de absorción de CO2 reforestando una zona incendiada en Montserrat, que tiene una extensión de 11 hectáreas y donde se han plantado 4.500 árboles de especie autóctona por una empresa que trabaja con personas en riesgo de exclusión social. Esta acción de reforestación absorberá 812 toneladas de CO2 en 40 años. La entidad invirtió el año pasado 929 millones de euros en la financiación de proyectos desarrollados mediante energías renovables y el volumen del MicroBank Fondo Ecológico se situó en 11,1 millones de euros.

Primer banco del Ibex que elimina su huella

CaixaBank se ha convertido en el primer banco del Ibex 35, y uno de los pocos de Europa, en conseguir neutralizar totalmente su huella de carbono calculada, incluidas las emisiones indirectas. La entidad ha culminado así una estrategia de varios años que contemplaba el objetivo de ser 'carbon neutral' en 2018 y que se apoya en la reducción al máximo de las emisiones contaminantes y la compensación de aquellos gases de efecto invernadero que son indispensables para desarrollar su actividad.

Además, en mayo de este año, se unió a la iniciativa financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI). Asimismo, la entidad también forma parte del clúster del cambio climático de Forética, la plataforma empresarial de referencia en España en materia de cambio climático. Para Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, la entidad "ha hecho de la lucha contra el cambio climático un pilar básico de su plan de banca socialmente responsable. Un compromiso que integra toda la actividad de negocio y que incluye todos los proyectos, servicios y productos". De hecho, desde 2007, forma parte del grupo de entidades financieras adheridas a los Principios de Ecuador para garantizar que los proyectos a los que presta financiación y asesoramiento se lleven a cabo de forma socialmente responsable.

Los logros de la compañía no se quedan ahí: desde 2016 forma parte de la junta directiva del Grupo Español de Crecimiento Verde, que fomenta el crecimiento económico ligado a una economía baja en carbono; es miembro, por cuarto año consecutivo, del índice Climate A List —empresas que han obtenido las mejores valoraciones en todo el mundo—, y es parte, por séptimo año consecutivo, del Dow Jones Sustainability Index (DJSI), el principal índice mundial que valora el comportamiento de las empresas bajo criterios sociales, medioambientales y de gobierno corporativo.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios