Según el Tribunal Supremo

Sabadell deberá responder por las cuotas participativas de los minoristas de la CAM

La cantidad que la entidad tendrá que retribuir para este "caso por mala comercialización" es de 3.206 euros, según ha indicado el propio Sabadell

Foto: El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu. (EFE)
El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu. (EFE)

El Tribunal Supremo ha declarado al Banco Sabadell como responsable de las cuotas participativas emitidas por la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) cuya comercialización a minoristas se declaró nulo por error y vicio del consentimiento. La entidad y Fundación Caja Mediterráneo deberán reintegrar las inversiones realizadas por los clientes que adquirieron dichas cuotas de de la extinta CAM. Según fuentes de el Banco Sabadell, "la indemnización para este caso concreto es de 3.206 euros".

La sala de lo civil del alto tribunal desestima, así, el recurso de casación interpuesto por Sabadell al considerar que mantiene su legitimación pasiva como sucesor universal de la CAM ya que, tras la fusión, pasó a ser responsable de las obligaciones que la antigua caja pudiera tener frente a terceros. Asimismo, indica que el Banco CAM asumió el compromiso irrevocable de hacerse cargo de las obligaciones de reembolso que pudieran derivarse de las cuotas participativas.

El expresidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Modesto Crespo. (EFE)
El expresidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Modesto Crespo. (EFE)

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Pedro José Vela Torres, examina las operaciones derivadas de la desaparición de la CAM, la segregación de su negocio financiero a favor de Banco CAM, adquirido posteriormente por el Fondo de Garantía de Depósitos, que a su vez vendió a Banco Sabadell todas las acciones mediante una operación de fusión por absorción, y la posterior constitución de la Fundación CAM, en la parte no segregada, para gestionar la obra social.

La CAM fue la única caja que emitió, en 2008, unos valores llamados 'cuotas participativas', que eran similares a las acciones pero para las cajas de ahorros: cotizaban en bolsa y pagaban dividendo. Cuando la CAM fue intervenida en 2011, estos instrumentos pasaron a valer cero —el Sabadell las dejó fuera del perímetro que adquirió—, con las consiguientes pérdidas para los ahorradores que las habían comprado, en su mayor parte clientes de la entidad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios