echa las culpas a los directivos y kpmg

Crespo, expresidente de la CAM: "Yo solo acompañaba a las señoras a comprar bolsos"

Modesto Crespo ha eludido cualquier responsabilidad en la quiebra de la CAM porque su labor era meramente institucional, como "acompañar a las señoras a comprar bolsos"

Foto: El expresidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Modesto Crespo, a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)
El expresidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Modesto Crespo, a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)

El juicio por la quiebra de la CAM, Caja de Ahorros del Mediterráneo, ha entrado en materia con la declaración de su presidente en el momento de la nacionalización, Modesto Crespo, quien ha basado su defensa en que su labor no era ejecutiva, sino meramente institucional y de representación. Por eso, ha alegado desconocimiento de la situación real de la entidad y ha echado la culpa de ello al equipo directivo, al auditor (KPMG) e incluso al Gobierno socialista, que le decía que no había crisis y que podía estar tranquilo.

Crespo, expresidente de la CAM: "Yo solo acompañaba a las señoras a comprar bolsos"

Como ejemplo de estas tareas, Crespo ha explicado en la Audiencia Nacional que, cuando se negoció la fallida integración de la CAM en Banco Base con Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura, él no acudió a las reuniones técnicas —"no me gustan", ha dicho— sino que se dedicó a "acompañar a las señoras de los representantes de las otras entidades a comprar bolsos y zapatos, y a la representación del 'Misteri' de Elche". El empresario alicantino fue zarandeado e increpado el lunes en la puerta de la Audiencia Nacional por varios afectados por las cuotas participativas.

El expresidente ha insistido en que él no tiene formación financiera ni capacidad para comprender las cuentas ni las operaciones bancarias de la CAM. Por eso, confiaba en la buena fe de los ejecutivos, aunque tampoco tenía un contacto constante con ellos más allá de "hola, buenos días". "No me correspondía vigilar su actuación, si ellos mienten es su problema", ha añadido. También ha culpado a KPMG, que le decía que todo estaba bien, y al propio Gobierno, que afirmaba que la CAM había superado los test de estrés. Este desconocimiento y falta de capacidad le impiden saber por qué las otras cajas rechazaron el proyecto de Banco Base.

También ha acusado al Banco de España de la intervención de la CAM en julio de 2011: "Se presentó en la reunión del consejo un representante del Banco de España en Alicante con una carta y acompañado por un fotógrafo de 'El País'. Ante la desconfianza que iba a generar la publicación de la noticia en ese periódico, tuvimos que solicitar la nacionalización, no la intervención; simplemente pedimos la entrada de dinero público para poder seguir adelante, como otras cajas". Crespo ha asegurado desconocer por qué el supervisor no les concedió el mismo trato que a los demás y decidió intervenir la CAM en vez de rescatarla.

Las cuotas anteriores a 2011 no recuperarán

Por otro lado, los titulares de cuotas participativas de la CAM, compradas antes de marzo de 2011 y que perdieron todo su dinero con la intervención de la CAM, no podrán recuperar su dinero en el juicio que se sigue contra la cúpula de la entidad. La magistrada Ángela Murillo ha aceptado los argumentos de las defensas y del fiscal de que en esta causa se está determinando la supuesta falsedad de las cuentas de 2010, presentadas en marzo del año siguiente, por lo que no perjudicó a quienes habían adquirido esos títulos con anterioridad.

La CAM fue la única caja que emitió, en 2008, unos valores llamados 'cuotas participativas', que eran similares a las acciones pero para las cajas de ahorros: cotizaban en bolsa y pagaban dividendo. Cuando la CAM fue intervenida en 2011, estos instrumentos pasaron a valer cero —el Sabadell las dejó fuera del perímetro que adquirió—, con las consiguientes pérdidas para los ahorradores que las habían comprado, en su mayor parte clientes de la entidad.

Varios afectados por estas cuotas están presentes en el juicio al considerar responsables de sus pérdidas a la antigua cúpula de la entidad. Pero, a petición del fiscal y de las defensas de los miembros de dicha cúpula, la jueza ha limitado la posible reparación a los que adquirieran las cuotas con posterioridad a marzo de 2011, cuando se presentaron las cuentas del ejercicio 2010 supuestamente falseadas. Los que invirtieron antes de esa fecha lo hicieron sobre la base de unas cuentas que no están sometidas a juicio en este proceso.

El BdE abre la puerta a otro proceso

No obstante, los peritos del Banco de España nombrados por la Audiencia concluyen en su informe que las cuentas de 2009 también ocultaban la situación real de la CAM, lo que abre la puerta a que los afectados que quedan fuera de este juicio pleiteen contra los antiguos responsables de la entidad. Pero tendrá que ser en otro proceso posterior.

La CAM es la entidad que detenta el triste récord de haber recibido las mayores ayudas públicas, por encima de Bankia, con 26.302 millones de euros, según el Tribunal de Cuentas. La supuesta falsedad de sus cuentas y los millonarios bonus de su cúpula (hasta 47 millones, según los peritos) comenzaron a juzgarse el lunes en la Audiencia Nacional.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios