por las pérdidas de ferroglobe

Villar Mir reclama a Trump protección para sus negocios industriales en Estados Unidos

Ferroglobe, el conglomerado americano en manos de la familia española, denuncia ante el Gobierno estadounidense la competencia desleal de Brasil, Noruega, Australia y Kazajistán

Foto: Juan Miguel Villar Mir y su hijo, Juan Villar-Mir de Fuentes. (Ilustración: Raúl Arias)
Juan Miguel Villar Mir y su hijo, Juan Villar-Mir de Fuentes. (Ilustración: Raúl Arias)

Ferroglobe, la multinacional industrial controlada por la familia Villar Mir, ha pedido al Departamento de Comercio de Estados Unidos y a la Comisión de Comercio Internacional protección para su negocio de materias primas ante lo que considera competencia desleal de cuatro países. La compañía, que cotiza en la Bolsa de Nueva York y está presidia por Javier López Madrid, ha denunciado la política 'antidumping' de Brasil, Kazajistán, Noruega y Australia. Se trata de la primera empresa que solicita a la Administración de Donal Trump medidas para proteger “el trabajo de los americanos”.

La petición se ha hecho a través de Globe Specialty Metals, la compañía americana que en 2015 se fusionó con Ferroatlántica, la división química de Grupo Villar Mir. Esa unión dio lugar a Ferroglobe, de la que los empresarios españoles tienen la mayoría del capital. La sociedad ha recurrido a las dos instituciones públicas para requerir la defensa del Gobierno de los Estados Unidos ante lo cree una “práctica deliberada de los productores de estos cuatro países para vender metales a precios artificialmente bajos en Estados Unidos”.

Una estrategia que está provocando “un severo daño a los competidores estadounidenses” y que supone una “pérdida de puestos de trabajo en el sector manufacturero americano”. Los Villar Mir denuncian que “los hechos muestran claramente” que los empresas de Brasil, Kazajistán, Noruega y Australia están usando prácticas subsidiadas y fraudulentas para echar abajo los precios. “Haciendo esto, están violando las leyes internacionales del comercio y ganando una ventaja ilegal sobre las compañías basada en Estados Unidos, teniendo como resultado la pérdida de puestos de empleo y desalentando la inversión en el país”, subraya el comunicado de Ferroglobe.

La denuncia está en línea con el eslogan electoral de Trump, que anunció nada más tomar posesión del cargo que “Estados Unidos, lo primero”. El nuevo inquilino de la Casa Blanca ha elevado el tono para defender los intereses de las empresas americanas y priorizar la inversión en el país en lugar de llevarse las plantas de producción a economías emergentes. Jeff Watson, vicepresidente ejecutivo de GSM, asegura: “A través de esta petición, estamos pidiendo restaurar unas normas claras de juego para que la competencia en nuestra industria sea justa y todas las compañías tengan la opción de ganar”.

Los Villar Mir consideran que “una decisión favorable a esta petición será crítica” para la salud de Ferroglobe, sobre la capacidad de competir, la vuelta al crecimiento, invertir y crear puestos de trabajo en Estados Unidos. La reclamación de la empresa española ha recibido un gran apoyo de otras compañías, como United Steel, Paper an Forestry, Rubber, Manufacturing Energy, Allied Industrial, y de los sindicatos Service Workers International y Communications Workers of America, que representa a los trabajadores de GSM en Alloy, Virgina, cataratas del Niágara y Alabama.

Presión sobre los empleos

“Es el momento adecuado para detener la continua presión sobre los empleos y la industria de los Estados Unidos provocada por prácticas comerciales de empresas de países extranjeros, que están manipulando los precios a la baja”, ha agregado Leo W. Gerard, presidente de USW. El colega de los Villar Mir sostiene que “estas violaciones han dejado perdidas devastadoras, especialmente para los trabajadores americanos y sus comunidades". “Esta petición da la oportunidad a la Administración Trump de empezar a parar y revertir estas tendencias y restaurar las reglas justas y competitivas en esta industria”, asevera el primer ejecutivo de USW.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (Reuters)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (Reuters)

Ferroglobe, que se disparó en bolsa cuando Trump se impuso en las elecciones de noviembre, lleva dos años de pérdidas continuadas derivadas de la caída de los precios del silicio, un metal que es usado para industrias tan variadas como la fabricación de automóviles, los paneles fotovoltaicos y los semiconductores de los móviles. Los siguientes pasos del proceso serán el inicio de la investigación por 'antidumping' y aranceles comerciales en la Comisión de Comercio el próximo 28 de marzo y la determinación por la Cámara Internacional de los daños ocasionados el 24 de abril.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios