La rentabilidad de la inversión superará el 5%

Inversores logísticos pujan por tomar el nuevo almacén de Amazon en Cataluña

Inversores logísticos y fondos de inversión buscan convertirse en el casero de Amazon en El Prat, una operación de 'sale and leaseback' para la que hay numerosos candidatos

Foto: Centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares. (EFE)
Centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares. (EFE)

Inversores logísticos y fondos de inversión como Blackstone están detrás del nuevo centro logístico del gigante de comercio electrónico estadounidense Amazon en El Prat de Llobregat, Barcelona, según han confirmado fuentes del sector inmobiliario. La operación podría cerrarse el próximo otoño, si bien el nuevo gran almacén de la multinacional que preside Jeff Bezos todavía no está construido.

Lo que sí que ha hecho Amazon ha sido adquirir los terrenos a Incasol, una empresa pública controlada por la Generalitat, y comprometer la inversión para llevar a cabo este nuevo centro de distribución logístico que sumará 200 millones de euros. La Generalitat ha ingresado por la adquisición del suelo algo más de 30 millones de euros.

Fuentes de Amazon han declinado hacer declaraciones sobre el futuro de su nueva instalación en Cataluña. Pero la multinacional de comercio electrónico siempre ha utilizado el régimen de venta y alquiler ­-el denominado 'sale & leaseback'- para su almacenes de distribución física. Por ejemplo, el gigantesco almacén de San Fernando de Henares, en Madrid, es propiedad de un empresario de Lleida, al cual Amazon le paga un alquiler en función de una rentabilidad pactada. Se trata de una práctica generalizada por el grupo de Bezos en todo el mundo.

El consejero delegado de Amazon, Jeff Bezos. (Reuters)
El consejero delegado de Amazon, Jeff Bezos. (Reuters)

Lo que ocurre es que Amazon se encuentra muy implicado como inquilino. La tecnología y las instalaciones de sus almacenes, igual que sus ampliaciones, son tuteladas por la multinacional, dada la profunda implicación que han de tener sus centros de distribución con la plataforma informática que utilizan los clientes de la compañía. Y, además, la pronta entrega, y no solo el precio, es cada vez más una parte fundamental de la oferta mundial de Amazon a sus clientes.

El centro de El Prat del Llobregat, que aspira a convertirse en una referencia logística de Amazon en el sur de Europa, tendrá 60.000 m2 y dará trabajo a 1.500 personas cuando lleve tres años funcionando.

El interés por inmuebles logísticos va más allá de los grupos especializados en este tipo de activos. También fondos de inversión buscan complejos de este estilo. Amazon ofrece contratos a muy largo plazo que además se suelen renovar. La rentabilidad en el caso de Cataluña superaría el 5%, según apuntan fuentes del sector inmobiliario, baja en comparación con la que ofrecía la logística hace año y medio, pero elevada para un momento en que el precio del dinero se encuentra a cero.

Mercado específico

Los centros logísticos de Amazon son un mercado específico en sí mismo dentro del sector de la logística. El pasado mes de junio, se vendió el almacén de Amazon en Bardon, Leicestershire, en el Reino Unido, un inmueble que tendrá una superficie total construida superior a 93.000 m2 una vez finalizado. No se sabe el nombre del comprador, que fue asesorado por BNP Paribás, pero el vendedor fue el promotor Mountpark. Lo más valioso del activo era el contrato de alquiler con Amazon de 15 años, del cual depende la rentabilidad futura de la operación durante el largo plazo.

La venta del centro en Cataluña tiene como inmediato precedente la enajenación de otro almacén de Amazon en el Reino Unido que también está todavía en obras

El caso del nuevo centro en Barcelona sería similar. Venderlo incluso antes de que esté finalizado. Pero con el contrato de alquiler de Amazon como gancho para los futuros inversores. Solo que en este caso de El Prat, el vendedor sería la propia Amazon, que ha preferido comprar el solar al tratarse de suelo público para luego ya poderle dar salida y ponerlo en manos de un propietario con el que luego mantener la estrecha relación que precisa Amazon para que funcione su negocio.

Creciendo en España

Amazon está creciendo en España y no solo en Cataluña. En San Fernando de Henares, el año pasado se anunció que se doblaba la instalación para pasar de 32.000 m2 a 75.000 m2 y así poder dar cobertura a la creciente demanda en el mercado español. Cuando esté operativo a pleno rendimiento, este centro madrileño dará empleo a 1.000 personas.

La facturación del gigante Amazon aumentó un 20%, hasta 107.000 millones de dólares, según los resultados de cierre de 2015. Durante ese año, el grupo de comercio electrónico salió de pérdidas con un beneficio de 596 millones de dólares, o 1,25 dólares por acción, cifra que compara con los números rojos de 241 millones de dólares de 2014. En el grupo norteamericano, sin embargo, siempre se ha primado el crecimiento en el volumen de negocio, muchas veces a costa de la rentabilidad.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios