Invasión Amazon también en los pueblos pequeños: los pedidos se disparan un 4.000%
  1. Empresas
comercio electrónico en todos los rincones

Invasión Amazon también en los pueblos pequeños: los pedidos se disparan un 4.000%

Los encargos en pueblos españoles de menos de 100 habitantes crecieron un 4.000% el año pasado. A partir de ahora, los clientes también podrán recibir sus productos los sábados

Foto: Amazon pone en marcha su servicio de entrega los sábados en España. (Reuters)
Amazon pone en marcha su servicio de entrega los sábados en España. (Reuters)

Conducir durante una hora hasta el centro comercial más cercano ya no entra en los esquemas de muchos clientes que viven en pueblos pequeños. ¿Para qué hacer tantos kilómetros teniendo a Amazon? La compañía registró un aumento del 4.000% en pedidos realizados en localidades con menos de 100 habitantes el año pasado. "Al contrario de lo que se piensa, los mayores crecimientos de 'e-commerce' no vienen de los jóvenes urbanitas" sino de personas que rondan los 50 o 60 años, explican fuentes próximas al gigante de comercio electrónico.

Un gigante que aún no lo es tanto en España, pues el 'e-commerce' apenas representa el 4% de las ventas minoristas en términos globales. Queda mucho para llegar al 12% de los países nórdicos, donde el factor clima influye en los hábitos de consumo de sus habitantes. La comodidad de no salir de casa y la posibilidad de elegir entre una amplia gama de productos es lo que empuja a los clientes a decantarse por Amazon, sobre todo cuando buscan artículos específicos que quizá no encuentren en su lugar de residencia.

El centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares. (E. Villarino)
El centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares. (E. Villarino)

Amazon tuvo 7,6 millones de 'cibervisitantes' en un mes, frente al millón y medio que pueda tener un centro comercial de gran tamaño

Un ejemplo es Añora, un pueblo situado en la sierra de Córdoba. Sus más de 1.500 residentes ven en la plataforma ese inmenso supermercado que nunca tuvieron. "Es un caso extremo. El 80% de los habitantes lo usa" y prefiere hacer pedidos 'online' antes que desplazarse a la ciudad más cercana. Algunos se refieren a Amazon como la superficie comercial más grande de España, y tienen motivos para pensarlo. Esta empresa tuvo 7,6 millones de 'cibervisitantes' en diciembre de 2015, frente al millón y medio que pueda tener un centro comercial de gran tamaño en un mes.

Llegan las entregas los sábados

Amazon se desmarca con un nuevo servicio que ya está consolidado desde hace tiempo en otros países como Reino Unido, Francia o Alemania. Los clientes podrán recibir sus pedidos los sábados por la mañana de manera gratuita si son 'premium' o con un coste de 5,99 euros si no lo son, es decir, al mismo precio que si la entrega se efectúa cualquier otro día de la semana. Los encargos se pueden hacer hasta las ocho de la tarde del viernes.

Los usuarios buscan cada vez más rapidez, algo que ya disfrutan en Madrid gracias al servicio de entrega en el mismo día. Esta modalidad ya existe en otras ciudades europeas como Londres, Milán, París o Fráncfort, y exige pedir los productos antes de las 15:30 para que lleguen a casa entre las 18:00 y las 21:00.

El comercio electrónico apenas representa el 4% de las ventas, pero su crecimiento es imparable.
El comercio electrónico apenas representa el 4% de las ventas, pero su crecimiento es imparable.

Ahora queda preguntarse si Amazon extenderá las entregas a los domingos en un futuro, algo que pondría aún más nerviosos a los gigantes del comercio que no pueden competir en días festivos. Así lo denunciaba la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que agrupa a empresas como Ikea, Alcampo, Carrefour o El Corte Inglés, cuando criticaba con dureza las limitaciones de horarios y las barreras que impiden que los ciudadanos compren cualquier producto, a cualquier hora y en cualquier lugar de forma presencial.

¿Y si Amazon extiende su servicio a los domingos? Esto pondría aún más nerviosos a los gigantes del comercio que no pueden competir en días festivos

El comercio electrónico se encarga de rellenar ese vacío con plataformas de venta 'online' que ofrecen ese concepto tan preciado para los consumidores: flexibilidad. Y ese que ya se sabe... pocos competidores pueden dar una respuesta tan inmediata a los nuevos hábitos de compra como internet. "Antes pagabas por gastos de envío y esperabas unos siete días para recibir tu producto. Ya no tiene por qué ser así. La gente tiene vidas muy ocupadas y ya no compra de la misma forma", precisan fuentes del sector.

Madrid, País Vasco, Navarra y Cataluña son las cuatro comunidades que más pedidos hicieron (per cápita) a Amazon el año pasado. El gigante de la venta 'online' cuenta con 1.300 empleados en España, una pequeña proporción si se compara con los 40.000 de Europa o los 235.000 a nivel mundial. Planea contratar a un centenar de ingenieros en su centro logístico en Madrid.

Amazon Venta online
El redactor recomienda