programa VOLUNTARIO de bajas incentivadas

Coca-Cola completa su plan de ajuste con 120 bajas y no prevé más salidas

La embotelladora de Coca-Cola para la península Ibérica ha cubierto el cupo de solicitudes, pero CCOO lo pone en duda por las "condiciones ridículas" para empleados de 58 años

Foto: Coca-Cola Iberian Partners cumple sus previsiones al recibir 120 solicitudes. (EFE)
Coca-Cola Iberian Partners cumple sus previsiones al recibir 120 solicitudes. (EFE)

Éxito de convocatoria en el plan de bajas de Coca-Cola Iberian Partners. La embotelladora para la península Ibérica dice que ha cubierto sus expectativas al recibir "unas 120 solicitudes" desde principios de abril, cuando anunció un plan de bajas incentivadas para sus empleados. Esta cifra coincide con el número de salidas previstas en un principio y no aumentará, confirman fuentes de la empresa a este periódico. "De momento, no nos planteamos ampliarlo. Es un plan voluntario, universal y dirigido a cualquier persona que tenga tres años de antigüedad en la compañía", matizan.

Pero fuentes de CCOO cuestionan este aspecto y critican que Coca-Cola Iberian Partners haya vendido el plan como si fuera para todos los públicos cuando, en su opinión, va dirigido fundamentalmente a trabajadores del centro logístico de Las Mercedes (Madrid), con salarios muy altos. "Buscan a comerciales o mandos intermedios que cobren entre 80.000 y 100.000 euros anuales. En esos casos, sí compensa", porque algunos de ellos pueden llegar a triplicar su sueldo neto. "A un compañero de 58 años y tres meses no le queda ni el 40%. Otro de 63 se va con el 300%", ilustran.

Los empleados que se acojan al plan tienen hasta el 31 de diciembre para salir de la empresa.
Los empleados que se acojan al plan tienen hasta el 31 de diciembre para salir de la empresa.

El plan de bajas se divide en tres franjas de edad: menores de 58 años, entre 58-62 y mayores de 63. Los únicos requisitos para apuntarse son tener un contrato indefinido y contar con un mínimo de tres años de antigüedad en la empresa, algo que cumple el 90% de los casi 5.000 empleados de la embotelladora. "Si tienes un sueldo modesto, te queda una cantidad ridícula. Coca-Cola ya tenía a determinadas personas en mente y creó expectativas que no se pueden cubrir. Podían decirlo a las claras para no generar un cabreo monumental", apuntan desde CCOO. "No va destinado a nadie. Que cada uno haga sus números" y valore si le interesa o no, replican desde la compañía.

En UGT no van tan lejos en las especulaciones. Sí confían en que la embotelladora se siente a negociar para mejorar las condiciones, cosa que no hizo antes de poner en marcha esta iniciativa. "Se limitaron a informarnos cuando ya estaba cerrrado. Así no se hacen las cosas", y menos después de un ERE. La falta de participación sindical genera desconfianza y quizá puede explicar por qué los empleados no han acudido de manera masiva a interesarse por el plan, o así lo consideran ellos. "Hay derechos que solo se pueden conseguir con negociaciones", zanjan.

¿Éxito de convocatoria?

Los sindicatos ponen en duda que el número de solicitudes se ajuste a las previsiones de Coca-Cola, aunque nadie les ha comunicado la cifra exacta. El plazo para registrar las peticiones se cerró el pasado 22 de abril, pero CCOO explica que la compañía estuvo a punto de ampliarlo porque apenas había recibido peticiones. "De menos de 58-59, ninguna. Unas pocas de 60 y alguna más de 62 años en adelante. Ni por asomo llega a lo que esperaban", precisan. La embotelladora no ha detallado el volumen por franja de edad.

Algunos empleados de 63 años se van con el 300% de su sueldo. A otros de 58 no les queda ni el 40%"Tenemos la impresión de que no ha tenido mucho éxito. Ningún trabajador se ha interesado por el plan ni ha venido a preguntarnos", señalan fuentes de UGT. Sin embargo, C-SIF sí confirma que se alcanzaron las 120 solicitudes en 15 días. "La pregunta es si se aprobarán o no" en función de los intereses de la empresa. "Hay personas que quieren irse pero no les van a dejar", anticipa el sindicato. Los solicitantes tienen hasta el 31 de diciembre para salir de la firma si esta les da luz verde tras analizar su caso. Todas las fuentes consultadas coinciden en que las condiciones de este programa son más bajas que las del ERE en la mayoría de los casos.

El despido colectivo afectó a 841 empleados en 2014. (EFE)
El despido colectivo afectó a 841 empleados en 2014. (EFE)

El despido colectivo de Coca-Cola afectó a un total de 841 trabajadores en 2014, frente a los más de 1.100 que se plantearon en un principio. El Tribunal Supremo dio la razón a la empresa el mes pasado en su conflicto judicial con los 328 trabajadores que se habían acogido a medidas alternativas de despido, como traslados geográficos o modificaciones sustanciales de las condiciones. El organismo dictaminó que Coca-Cola las aplicó de forma lícita y ajustada a derecho.

El objetivo del plan de bajas incentivadas impulsado por Coca-Cola Iberian Partners es "conciliar el interés de aquellas personas que manifiesten su voluntad de dejar el grupo para alcanzar la mayor eficiencia empresarial", sin plantear en ningún caso despidos forzosos. Los empleados que se acojan no tendrán derecho a la prestación por desempleo, tributarán a Hacienda por la indemnización que reciban y serán ellos los que deban suscribir el convenio especial con la Seguridad Social.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios