Es noticia
Menú
El mercado da ya una probabilidad del 23% a que Volkswagen quiebre por el 'dieselgate'
  1. Empresas
impacto de la crisis de la manipulación de los motores

El mercado da ya una probabilidad del 23% a que Volkswagen quiebre por el 'dieselgate'

Aunque aún se ignora la auténtica dimensión del agujero que este escándalo abrirá en Volkswagen, se da por descontado que no será pequeña por el coste reputacional y financiero que traerá consigo

Foto:

Hace tres semanas, pensar en la quiebra de Volkswagen un hubiera sido un ejercicio de locura. Tres semanas después, la locura es no hacerlo. La crisis abierta por el descubrimiento de la manipulación de sus motores, bautizada como 'dieselgate', provoca que el mercado otorgue ya un 23% de probabilidades a que la compañía automovilística alemana acabe quebrando de aquí a cinco años.

Aunque todavía se ignora la auténtica dimensión del agujero que este escándalo abrirá en Volkswagen, se da por descontado que no será pequeña por el coste reputacional y financiero que traerá consigo. De momento, los cálculos siguen arrojando horquillas muy amplias, propias de la incertidumbre que todavía predomina, pero en cualquier caso son considerables. Para Credit Suisse, el coste se moverá entre los 23.000 millones de euros, en el escenario más conservador, y los 78.000 millones de euros, en el más negativo para la compañía. O lo que es lo mismo, unos datos que pueden llegar a comprometer el futuro de la empresa y que, en todo caso, son muy superiores a los 6.500 millones que la empresa ya ha anunciado que provisionará para hacer frente a este problema.

Ante lo que pueda ocurrir, y conscientes de los altos riesgos asociados al 'dieselgate', los inversores están protegiéndose. Vendiendo acciones y títulos de deuda de la compañía, pero también de otros modos. Como comprando seguros de crédito (CDS) para protegerse del posible impago de Volkswagen.

Estas adquisiciones provocan que el precio de los CDS en euros a cincos años -el plazo que se toma como referencia- sobre Volkswagen se haya disparado desde mediados de septiembre de los 75 a los 283 puntos básicos -o 2,83 puntos porcentuales-, aunque ya ha llegado a tocar los 300 puntos (ver gráfico). O lo que es lo mismo, para cubrir una exposicion de 10 millones de euros en deuda de la automovilística germana, un inversor pagaría una prima de 283.000 euros. Esta evolución del precio del CDS es la que conduce a esa probabilidad de quiebra del 23%. Hace un mes, con el CDS a 75 puntos, la probabilidad de quiebra era inferior al 5%.

Como prueba de los recelos de los inversores y de la actividad que están registrando los CDS sobre la deuda de la compañía, en la semana del 21 al 25 de septiembre los seguros de crédito sobre la alemana fueron los que registraron una mayor actividad en todo el mundo. Según los datos de la DTCC, negociaron más de 1.000 contratos, con un valor nocional superior a los 4.000 millones de dólares.

Si los CDS reflejan un creciente temor a la quiebra de Volkswagen, los títulos de renta fija emitidos por la compañía germana tampoco escapan a ese riesgo. Los bonos con vencimiento en agosto de 2020, que a mediados de septiembre cotizaban al 107%, vuelve ahora a la par -100%-. Como consecuencia, su rentabilidad, que sube cuando el precio baja, se ha disparado del 2,3% al 4%. A más largo plazo, los títulos con vencimiento en enero de 2024, que hace tres semanas cotizaban al 107%, lo hacen ahora al 97%, en tanto que su rendimiento ha aumentado del 1,6% al 2,97%.

33.000 millones más pequeña

Al igual que los CDS o los títulos de renta fija, las acciones también siguen notando el impacto del escándalo. Aunque el castigo inicial se ha ido moderando, lo cierto es que el zarpazo acumulado continúa siendo evidente. Hasta mediados de septiembre, Volkswagen era un coloso de 80.000 millones de euros. Ahora, su valor es 35.000 millones más pequeña -o un 40% menos-, puesto que se limita a 47.000 millones de euros.

A la espera de ir descifrando el alcance real de la crisis y cuánto dinero acabará costando a la compañía, la volatilidad sigue mandando en las acciones. Este lunes, su cotización llegó a caer hasta los 86 euros, para remontar luego hasta los 93,5 euros.

El descenso de la cotización ha tenido su acompañamiento en el enfriamiento de las expectativas de los analistas. El precio objetivo que el consenso de mercado recogido por Bloomberg otorga a Volkswagen ha descendido cerca de un 40% desde mediados de septiembre, de los 227 a los 141 euros. En cuanto a las recomendaciones de los analistas, las de compra han menguado del 59,5% al 22,9% del total; y las de venta han crecido del 16,2% al 31,4%.

Hace tres semanas, pensar en la quiebra de Volkswagen un hubiera sido un ejercicio de locura. Tres semanas después, la locura es no hacerlo. La crisis abierta por el descubrimiento de la manipulación de sus motores, bautizada como 'dieselgate', provoca que el mercado otorgue ya un 23% de probabilidades a que la compañía automovilística alemana acabe quebrando de aquí a cinco años.

Industria automóvil Inversores Renta fija
El redactor recomienda