ADVENT NEGOCIABA LA COMPRA DE INGESPORT

Carmena dinamita el pelotazo de los polideportivos Go Fit de Corpfin Capital

Varios fondos de capital riesgo que estaban en negociaciones para adquirir la empresa que gestiona los centros deportivos de Madrid han congelado las conversaciones tras la llegada de Ahora Madrid

Foto: Ana Botella junto al presidente de Ingesport, Gabriel Sáez, durante la visita a uno de los gimnasios del grupo. (Foto: ingesport.es)
Ana Botella junto al presidente de Ingesport, Gabriel Sáez, durante la visita a uno de los gimnasios del grupo. (Foto: ingesport.es)

El aterrizaje de Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid empieza a asustar a los inversores que en su día se adjudicaron servicios municipales dados los problemas de liquidez del consistorio de la capital. Una de las operaciones que se ha visto afectada es la venta de Ingesport, la empresa propiedad del fondo de capital riesgo Corpfin Capital y que se puso las botas al quedarse con la gestión de los principales polideportivos de la Villa y Corte.

Fuentes financieras han indicado que el private equity había mantenido contactos con fondos institucionales para vender la compañía. Uno de ellos era Advent International, una firma americana dirigida en España por Juan Díaz Laviada, que tiene entre sus inversiones a Tinsa, la agencia de tasación inmobiliaria, y a Maxam, uno de los líderes europeos en explosivos.

Advent había estado analizando Ingesport para adquirirla hasta que se produjo el vuelco en el Ayuntamiento de Madrid. Debido a la llegada a la alcaldía de la representante de Ahora Madrid, el fondo de capital riesgo ha decidido congelar las conversaciones hasta que se aclare qué quiere hacer la nueva regidora con unas instalaciones que fueron privatizadas durante la etapa de Ana Botella.

Go Fit Vallehermoso. (Ingesport)
Go Fit Vallehermoso. (Ingesport)

En el programa de Carmena se especificaba entre sus primeras medidas “parar la privatización de los servicios públicos, la externalización de servicios municipales a grandes empresas y la venta de patrimonio público”. Además, en su hoja de ruta se encontraba “fijar una estrategia para la recuperación progresiva de la gestión pública de los servicios municipales externalizados a grandes empresas y grupos económicos”.

Esto es una declaración de intenciones que afecta de lleno a Ingesport, compañía que se ha quedado entre otras instalaciones con el histórico Centro Deportivo Municipal Vallehermoso, inaugurado por Ana Botella el pasado año bajo la marca Go Fit, propiedad de la empresa privada. Ingesport, presidida por Gabriel Saez, invirtió 17 millones de euros en renovar un polideportivo de 27.000 metros cuadrados a cambio de quedarse con la gestión durante los próximos 40 años.

A finales de marzo de este mismo año, poco antes de que Botella dejara el Ayuntamiento, también le cedió la gestión de un nuevo centro en el barrio de Fuencarral-El Pardo en el que invertirá 10 millones con una concesión de otros 40 años. En la puja se impuso tras pagar un canon de 505.000 euros, más de diez veces el mínimo exigido (40.000). Con anterioridad ya había obtenido dos contratos más para establecer la marca Go Fit en sendos centros adicionales.

Manuela Carmena. (EFE)
Manuela Carmena. (EFE)

Negocio garantizado

Fuentes del sector aseguran que Ingesport es una de las compañías más seguidas por los fondos de capital riesgo dado que, gracias a las concesiones municipales, tiene un negocio garantizado. Su valoración se estima entre 200 y 250 millones de euros en función del beneficio operativo, que ronda los 25 millones de euros. Desde Corpfin Capital han matizado que “oficialmente la compañía no está en venta, no hay ningún proceso formal”, pero han añadido que “Ingesport va muy bien y sí es cierto que hemos tenido y tenemos ofertas para venderla”. "No podemos dar más datos porque es confidencial", han agregado.

Corpfin se aprovechó de los apuros de liquidez del Ayuntamiento de Madrid y de otras ciudades como Santander, Málaga o Lisboa –en total tiene 17 centros– para proponer a los alcaldes una fórmula público-privada para renovar las instalaciones, asumiendo Ingesport la inversión, lo que suponía un gran ahorro de costes de personal para el partido político de turno, que además podía presumir de renovar los centros deportivos para los ciudadanos. El problema es que, en muchos casos, la cesión de la gestión vino acompañada de una subida de las entradas a los polideportivos, lo cual supuso muchas quejas de los usuarios.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
56 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios