lo firmó poco antes de dimitir en mayo

Abengoa aflora un blindaje millonario al CEO y al presidente tras ocultarlo a la CNMV

Manuel Sáchez Ortega, que dimitió el pasado 19 de mayo, se llevará hasta 9 millones de euros gracias a que la empresa le firmó un nuevo contrato poco antes de abandonar su función ejecutiva

Foto: Manuel Sánchez Ortega, exconsejero delegado de Abengoa. (EFE)
Manuel Sánchez Ortega, exconsejero delegado de Abengoa. (EFE)

Abengoa patina en el charco de la reputación. La compañía andaluza de ingeniería ha sido llamada a capítulo por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) al no incluir en el informe de retribuciones de sus cuentas anuales el blindaje que tenía el consejero delegado, Manuel Sánchez Ortega, que dimitió el pasado 19 de mayo sin recibir aparentemente compensación alguna.

Tres días más tarde, y tras un requirimiento de información solicitado por el organismo supervisor, Abengoa ha tenido que reconocer que el número dos de la compañía tiene derecho a recibir una indemnización que oscila entre una y dos anualidades de su sueldo bruto, por lo que percibirá entre 4,5 y 9 millones de euros en función de si está doce o veinticuatro meses sin irse a una empresa de la competencia.

En concreto, la CNMV le pide a la empresa controlada por los Benjumea que aclare las condiciones de los contratos de los consejeros ejecutivos de Abengoa, ya que en el informe de gobierno corporativo relativo al ejercicio 2014 la ingeniería aseguraba que ninguno de los directivos tenía ningún tipo de blindaje. Es decir, derecho a cobrar una compensación por dejar sus funciones. Y efectivamente, así era. Porque lo que hizo Abengoa entre marzo y abril fue firmarles unos nuevos contratos a sus dos principales ejecutivos, pese a que en ese momento presuntamente ya estaba claro que Sánchez Ortega dejaría el grupo en mayo. Fuentes próximas a la compañía aseguran que su salida no estaba predeterminada y que se produjo por "razones estrictamente personales".

Felipe Benjumea. presidente de Abengoa (d) junto a Manuel Sánchez en una imagen de archivo. (EFE)
Felipe Benjumea. presidente de Abengoa (d) junto a Manuel Sánchez en una imagen de archivo. (EFE)

Por ello, en el informe de retribución –diferente al de gobierno corporativo–, Abengoa tan sólo dice que en los contratos de los consejeros ejecutivos de la sociedad se prevén compensaciones económicas para el caso de extinción de la relación contractual, siempre que esta terminación no se produzca exclusivamente por la libre voluntad del consejero ejecutivo ni sea consecuencia del incumplimiento de sus obligaciones.

Sin embargo, ante la pesquisa del regulador, la multinacional, que ha estado en boca de los inversores por las dudas sobre la contabilidad de su deuda, admite que “los contratos mercantiles firmados con los consejeros ejecutivos durante 2015 reconocen a su favor una indemnización por importe equivalente al 100% de la retribución percibida por cada uno de ellos durante el ejercicio inmediatamente anterior, tanto en el caso de cese anticipado de su relación contractual con la sociedad –acto voluntario–, como en concepto de contraprestación por el pacto de no concurrencia”.

En concreto, la CNMV le pide a la empresa controlada por los Benjumea que aclare las condiciones de los contratos de los consejeros ejecutivos de Abengoa

Abengoa aclara que ambas indemnizaciones son incompatbiles, por lo que si el consejero percibiera la compensación por cese anticipado no tendría derecho a recibir el blindaje por el pacto de no irse a otra empresa del sector a competir. No obstante, la compañía no especifica si Sánchez Ortega se llevará finalmente 4,48 millones de euros –su sueldo total en 2014– o 8,96 millones porque el exconsejero delegado seguirá como vicepresidente y consejero del grupo tras su renuncia voluntaria.

Otras bonificaciones

Los contratos firmados en 2015 con el presidente, Felipe Benjumea, y el ya cesado CEO por la terminología inglesa (chief executive officer), incluyen además otro premio: el derecho a percibir una bonificación de siete y tres millones de euros, respectivamente, condicionada a la permanencia en el cargo hasta alcanzar los 65 años de edad. 

La CNMV también le ha pedido a la compañía que detalle el importe de los planes extraordinarios de retribución variable plurianual aprobados en enero y julio de 2014. Dichos planes sí aparecen en el informe de reumeraciones, pero no se cuantifica cuánto ganarán los consejeros ejecutivos si cumplen todos los objetivos. Tras la petición del organismo supervisor, Abengoa aclara que el presidente y el consejero delegado obtendrían 15 millones de euros en total.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios