Florentino aplaza su sucesión en ACS y premia a su cúpula con más 'stock options'
  1. Empresas
nuevo jugoso plan de stock options

Florentino aplaza su sucesión en ACS y premia a su cúpula con más 'stock options'

El presidente de la constructora, que hace un año aseguró públicamente que cedería el testigo a Marcelino Fernández Verdes, ha decidido seguir al frente del grupo y lanzar otro plan de 'stock options'

placeholder Foto: El presidente de ACS, Florentino Pérez (c), durante una junta de accionistas. (EFE)
El presidente de ACS, Florentino Pérez (c), durante una junta de accionistas. (EFE)

Un año más, y van dieciocho,Florentino Pérez seguirá al frente de ACS como máximo responsableejecutivo, pese a que hace apenas doce meses aseguró oficialmente que cedería el testigo a Marcelino Fernández Verdes a partir de 2015. No obstante, el primer accionista de la compañía ha decidido retrasar sin fecha ese relevoen el grupo de construcción y servicios. En paralelo, el presidente del Real Madrid creará otro plan de stock options para sus principales directivos por 211 millones de euros.

El anuncio que Florentino Pérez hizo en Salvados se convirtió en portada de los principales medios económicos, los cuales dieron por hecho que, una vez que Fernández Verdesacabase su labor de reestructuración en Hochtief, la compañía alemana tomada a golpe de compras en bolsa, sería ungido como consejero delegado y primer ejecutivo de Grupo ACS.

Sin embargo, en el orden del día de la próxima junta general de accionistas, que se celebrará el próximo 27 de abril, no se propondrá la subida a los altares de Fernández Verdes, al que Florentino Pérez ha enviado a Australia a solucionar el desaguisado de Leighton, constructora participada por Hochtief, que está en pleno proceso de adelgazamiento y de venta de activos presuntamente no estratégicos.

Fuentes próximas a Pérez aseguran que, pese al anuncio de hace un año, el directivo de 68 años no quiere dejar todavía el bastón de mando. Al contrario, considera que aún tiene fuerzas para seguir al frente de la constructora y del Real Madrid, labores a las que dedica los siete días a la semana. “Su obsesión es el trabajo. No descansa y no tiene hobbies conlos que entretenerse, como otros presidentes, a los que les gusta la caza, el golf o navegar”, explican en su defensa.

Una justificación que no convencea Fernández Verdes y a accionistas de peso como la familia March, dueña del 13% de ACS a través de Corporación Financiera Alba. El directivo, muy respetado en el mundo financiero, ya pidió hace más de un año concretar su futuro, mientras que la rica familia mallorquina ha ido reduciendo su participación –desde el 22%–en la constructora por las frías relaciones que se mantienen conJuan March de la Lastra, el nuevo hombre fuerte de los March, que dimitió del consejo de la compañía en noviembre del pasado.

En su lugar, Florentino Pérez, lejos de sus intenciones de distanciarse de la gestión, propuso como consejera a su hermana, María Soledad Pérez Rodríguez, licenciada en Química y Farmacia, dos mundos nada relacionados con la construcción, los servicios y las infraestructuras. Su nombramiento, como el del resto de hombres afines al presidente, especialmente el abogado Miguel Roca, y su mano derecha, Pedro López Jiménez, se someterá a ratificación en la próxima junta.

420 millones en stock options

Mientras llega el relevo, Florentino, que el pasado año cobró 4,57 millones de sueldo,ha decidido remunerar bien a su guardia de corps, formada por unos 40 directivos. El presidente ha incluido en el orden del día la aprobación de un nuevo plan de stock options por hasta el 2% del capital de la constructora, valorado en 211 millones de euros. Este plan de incentivo será el segundo que tiene en marcha la constructora, que en agosto del pasado año aprobó otro que abarcaba 6,29 millones de opciones sobre acciones.

Para dicho programa de incentivos, ACS fijó el precio de ejercicio de las stock options en 33,89 euros por título, un precio similar al de la cotización de ese momento con el fin de que el valor estuviese a partir de mayo de 2015 –momento a partir del cual las pueden ejercitar–muy por encima de ese nivel. No obstante, pese al plan de saneamiento y de reducción de deuda del grupo, las acciones todavía se cambian por debajo de esos 33,89 euros, por lo que los directivos no se pueden beneficiar del Plan 2014, valorado también en 213 millones. Tienen un año más para poder apuntárselo en sus respectivas cuentas corrientes si la acción sube.

El presidente es el mayor beneficiario de estos dos planes, así como del fondo de pensiones constituido por la empresa a su favor y que ya asciende a 36,7 millones de euros, tras una nueva aportación a cargo de ACS de 1,3 millones. La compañía nunca publica la opinión de los accionistas sobre las remuneraciones de sus directivos.

Florentino Pérez Noticias Grupo ACS Marcelino Fernández Verdes March