Noticias del Banco Santander: Ana Botín pone a la venta el call center del Santander con los empleados en guerra. Noticias de Empresas
se busca comprador para el grupo Konecta

Ana Botín pone a la venta el 'call center' del Santander con los empleados en guerra

El banco ha encargado a N+1 la búsqueda de un comprador para Grupo Konecta, una empresa de 'outsourcing' con 23.000 trabajadores en una plantilla que últimamente ha estado en huelga

Foto: La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín. (EFE)
La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín. (EFE)

Cuando alguna empresa habitualmente de telecomunicaciones o banca le llama para ofrecerle un producto, la persona que se pone en contacto con usted no suele tener nada que ver con la compañía que le vende el nuevo móvil o el préstamo exprés. En muchos casos son empleados de Grupo Konecta, la segunda mayor empresa de call center de España, con cerca de 23.000 trabajadores. Esta sociedad, controlada por Banco Santander, ha sido puesta a la venta por una cifra que oscila entre los 300 y los 400 millones.

Fuentes financieras han confirmado que Ana Botín ha dado el mandato a N+1 para encontrar un comprador para Grupo Konecta, del que tiene el 52% del capital. No obstante, la venta será por el 100% de las acciones, propiedad también de Liberty Seguros (10%) y un grupo de exdirectivos del propio Banco Santander que crearon la compañía hace cerca de quince años.

El principal es José María Pacheco, presidente y fundador del grupo en 1999 con un capital de 300.000 euros. La compañía ha pasado en este periodo de facturar apenas 2,5 millones a los algo más de 400 que tiene en la actualidad, gracias a la diversificación en el negocio de los servicios de cobros de las Administraciones, como la Junta de Andalucía o el Ayuntamiento de Barcelona, y a la internacionalización.

La operación ha sido ofrecida a un grupo restringido de fondos de capital riesgo que ya tienen intereses en el sector de las empresas de telemarketing y externalización de servicios de atención al cliente. Uno de los potenciales compradores es Bain Capital, que en octubre de 2012 cerró la compra de Atento por un máximo de 1.039 millones. Este precio, condicionado en un 10% a una serie de objetivos, supuso un ratio de seis veces el ebitda del call center español.

Ciudad financiera del Santander. (Efe)
Ciudad financiera del Santander. (Efe)

Dos años después, Bain Capital colocó en la Bolsa de Nueva York un 25% del capital de Atento, operación que fue un auténtico fracaso. La firma de capital riesgo tuvo que rebajar más de un 20% el precio de las acciones por falta de demanda, descuento que no evitó que la cotización se desplomase casi un 30% en las semanas posteriores al estreno en Wall Street. Hoy, Atento capitaliza 828 millones de dólares, 770 millones de euros, lejos de los 1.038 que pagó a multinacional española.

Un sector levantado en armas

Este abrupto descenso de la empresa que todavía gestiona el servicio de atención al cliente de Telefónica va a afectar en la valoración de Grupo Konecta. Según distintas fuentes, el multiplicar del ebitda estará cerca de las 4,5 veces, lejos de las 6 que pagó Bain Capital o incluso por debajo de las 5 a las que cotiza Teleperformance, uno de los grandes líderes del sector, con una capitalización que supera los 3.000 millones. El grupo francés podría ser otro de los interesados en comprar la empresa que gestiona el call center del Santander y también de Vodafone.

Grupo Konecta tiene 30 centros de producción repartidos en diez países, entre los que destacan Inglaterra, Portugal, Marruecos, Brasil y Argentina. Todas estas filiales suman una plantilla de más de 23.000 personas. En España, la compañía tiene contratadas a más de 12.000 empleados que recientemente han protestado con jornadas de huelga contra las duras condiciones laborales del telemarketing.

Una situación parecida a la que están sufriendo los trabajadores de Atento, que a finales del pasado año le doblaron la mano a la empresa al conseguir que la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional declarase nulo el despido colectivo puesto en marcha por la multinacional. La sentencia ordenó, además, la readmisión de los 672 trabajadores afectados, así como el pago de los salarios de tramitación desde la fecha de la baja hasta su reincorporación al puesto.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios