Cepsa se rebela contra la multa de la CNMC y pide la recusación de Marín Quemada
  1. Empresas
EL REGULADOR MULTA DE NUEVO A LA PETROLERA

Cepsa se rebela contra la multa de la CNMC y pide la recusación de Marín Quemada

La CNMC ha impuesto un recargo de dos millones a Cepsa por incumplir una resolución de 2009 orientada a bajar el precio de la gasolina en España.

Foto: Foto: Cepsa
Foto: Cepsa

Cepsa, la segunda petrolera española propiedad al 100% del Gobierno de Abu Dabi, ha decidido que la mejor defensa es un buen ataque y ha solicitado la recusación del presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, y dos de las vocales del organismo regulador, como son María Ortiz e Idoia Zanarruzabeitia. El motivo del conflicto no es otro que el recargo de una multa impuesta en 2009 por la antigua autoridad de la competencia, la CNC, a las compañías petroleras por fijación indirecta del precio de venta al público en sus estaciones de servicio.

La CNMC considera que las tres grandes compañías del sector, Repsol (ver cotización), Cepsa y BP, no han cumplido las exigencias impuestas hace seis años cuando se resolvió el expediente sancionador contra la política comercial que las petroleras imponen a sus gasolineras abanderadas. El procedimiento administrativo se resolvió entonces con una multa de 7,9 millones, repartidos en cinco millones para la sociedad que preside Antonio Brufau, 1,8 para la filial española de IPIC y 1,1 para la subsidiaria de la multinacional británica en nuestro país.

Además de estas sanciones económicas, la resolución del organismo regulador fijaba una serie de obligaciones tendentes a eliminar cualquier cláusula comercial que implicase una fijación de los precios de venta al público. Este requerimiento cobra especial actualidad ante la polémica suscitada en el mercado español por la ralentización con que la caída de la cotización del petróleo se traslada al importe de los carburantes en nuestro país. Las petroleras han intensificado en las últimas semanas la reducción de precios en las gasolineras, pero así y todo el Gobierno y la CNMC consideran que existe todavía un importante recorrido a la baja.

Precios menguantes pero márgenes crecientes

Para botón de muestra de los argumentos oficiales, baste con analizar los datos básicos del último informe mensual del organismo regulador. En efecto, el precio medio del litro de la gasolina de 95 octanos bajó el 8,9 % en diciembre, mientras que el del gasóleo de automoción se abarató el 8,3%, con lo que ambos carburantes se anotaron los mayores descensos desde noviembre de 2008. Pese a ello, los márgenes brutos de las petroleras aumentaron respecto a noviembre el 4,2% en el caso de litro de diésel, hasta 18,2 céntimos por litro; y el 2,4% en el de la gasolina (18,4 céntimos por litro).

La CNMC insiste en que la clave para ajustar los precios de los carburantes a la evolución en tiempo real del crudo reside en la adecuación de los contratos con las estaciones de servicio, lo que a día de hoy constituye la gran asignatura pendiente de las petroleras. Por esta razón, el supervisor mayor del Reino ha efectuado lo que se denomina un proceso de vigilancia sobre la base de la resolución inicial de 2009 que se ha saldado son sendas multas adicionales de 2 millones para Cepsa y 700.000 euros para BP. En el caso de Repsol, el recargo deberá esperar hasta que se resuelva el recurso que interpuso la compañía ante la Audiencia Nacional contra el primer expediente sancionador.

División interna entre los consejeros

La recusación de Cepsa se fundamenta en que el plazo de la vigilancia dispuesta por la CNMC venció en julio pasado. El organismo que preside Marín Quemada entiende que la actuación administrativa está perfectamente legitimada desde el momento en que la empresa no ha corregido la conducta original que fue objeto de sanción en su momento. La petrolera árabe blinda su ataque contra el presidente de la CNMC en las discrepancias que existen dentro del propio organismo regulador sobre este segundo expediente.

Se da la circunstancia de que la sala de Competencia de la CNMC está claramente dividida. Dos de sus consejeros, Fernando Torremocha y Benigno Valdés, han emitido sendos votos particulares contra la ponencia realizada por María Ortiz, a la que se han adherido Idoia Zanarruzabeitia y el mismo presidente, Marín Quemada. De ahí que la recusación se dirija hacia estos tres últimos. Es previsible que el organismo regulador rechace la alegación de Cepsa, pero la reacción furibunda de la petrolera demuestra el difícil marco de relaciones que existe tanto fuera como también dentro de la CNMC.

CNMC Repsol Antonio Brufau Audiencia Nacional Petróleo Cepsa José María Marín Quemada
El redactor recomienda