BBVA cierra la compra del 15% del turco Garanti para hacerse con su control
  1. Empresas
tiene una opción para llegar al menos al 50%

BBVA cierra la compra del 15% del turco Garanti para hacerse con su control

El banco presidido por Francisco González cierra las conversaciones con su socio local Dogus para comprar su 25% y posteriormente la totalidad del banco turco.

Foto: El presidente del BBVA, Francisco González (EFE)
El presidente del BBVA, Francisco González (EFE)

BBVA se ha enamorado de Turquía, país donde es dueño del 24,9% de Garanti Bankasi, una adquisición por la que a finales de 2010 pagó 4.200 millones de euros. La entidad financiera española ha cerrado la toma control del banco turco, valorado en más de 13.300 millones, mediante el ejercicio adelantado de una opción de compra prevista para 2016 sobre otro 14,9% del capital.

El banco presidido por Francisco González pagará 2.000 millones por esta participación, que será financiada mediante una ampliación de capital dilutiva para los accionistas. Además, la institución con sede en Bilbao tendrá que apuntarse unas pérdidas contables de 1.500 millones al poner a valor de mercado su paquete inicial.

Fuentes financieras han asegurado que la buena evolución de Garanti, cuyos resultados crecieron un 19,8% en los nueves primeros meses del año, y la superación de la inestabilidad política en Turquía, con la reelección de RecepErdogan como presidente, han animado a Francisco González a adelantar casi dos años la ejecución de la opción de compra que se reservó cuando desembarcó en Estambul.

González está muy satisfecho del comportamiento de Garanti y de su contribución al beneficioconsolidado del grupo. La entidad de origen otomano está incluida en la división denominada Eurasia, que entre enero y septiembre de este año aportó 471 millones, un 24,5% más, casi una quinta parte del resultado global. De esta cantidad, Garanti generó un beneficio de 235 millones –un 12% del total del banco– con un crecimiento de las comisiones y del margen bruto de más del 10%.

Fuentes oficiales de BBVA confirmaronlas negociaciones con su socio local, Dogus Group, propietario de otro 24,9% de Garanti, valorado en 3.300 millones de euros. Las conversaciones incluyen la compra de partede las acciones que todavía no controla la entidad española.

El BBVA envió esta mañana un hecho relevante a la CNMVreconociendo queestá ultimando la adquisición deun 14,89%, por lo que elevaría su participación al 39,9%, lo que daría paso "a la fase II prevista en el Acuerdo de Accionistas. Dicha adquisición, de producirse, no desencadenaría, conforme a la normativa turca de aplicación, la obligación de lanzar una Oferta Pública de Adquisición sobre la totalidad de las acciones de Garanti".

Según lo pactado cuando se hizo con el 24,9% inicial, el banco presidido por Francisco González tiene una opción de compra para tomar el 1%de la entidad turca, que vence en 2015, lo que le conferiría la mayoría de su capital. El ejercicio de esta cláusula le daría directamente el control del consejo de administración, en el que cada uno de los socios tiene ahora cuatro asientos.

Apuesta tecnológica

Si se hace con la gestión y de acuerdo con el pacto de accionistas, BBVA se vería obligado a consensuar las decisiones más relevantes con Dogus, siempre que este mantenga más del 10% del capital. Si baja de esta cantidad, la independencia de la entidad española será total, que es lo que realmente está persiguiendo Francisco González. El banquero gallego valora especialmente el avance tecnológico de Garanti, hasta el punto que en 2012 nombró responsable global de medios de pago al turco Mehmet Sazgin.

El presidente de BBVA siempre ha tenido mucha confianza en Turquía, a la que se le ha calificado la China de Europa. Su producto interior bruto (PIB) crecerá este año un 2,8%, aumento que será del 3,3% en 2015 y al 3,7% al ejercicio siguiente. En años anteriores llegó a superar el 7%. No obstante, las tensiones internas en el país por la revolución de los partidos de la oposición a principios de 2014 provocaron una fuerte caída del valor de la moneda local, la lira, que obligó al banco central a intervenir en su defensa con una subida muy brusca de los tipos de interés hasta el 10%.

Tras las elecciones del pasado verano, con la victoria de Erdogan, la situación política se ha estabilizado, la lira ha recuperado parte de su cotización contra el euro y el dólar y los tipos han sido reducidos hasta el 8,25%. En BBVA creen que es el momento de tomar el control dadas las frías relaciones de su socio con el presidente del país, al que se enfrentó durante la revolución de la Plaza Taksim a través de sus canales de televisión.

Francisco González Compraventa
El redactor recomienda