EL PRESIDENTE Y FUNDADOR DE KKR, con acciona

¡Bienvenido, Mister Kravis!

Alfombra roja para uno de los señores del capital riesgo en el mundo. Henry Kravis pasó ayer por Madrid para ser recibido por José Manuel Entrecanales.

Foto: El fundador de KKR, Henry Kravis, y el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales.
El fundador de KKR, Henry Kravis, y el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales.

Alfombra roja para uno de los señores del capital riesgo mundial. Henry Kravis pasó ayer por Madrid. Fue una visita relámpago, como tantas otras durante los últimos años a nuestro país. Ayer lunes, sin embargo, se dejó ver públicamente. El mítico fundador de la gestora de fondos de inversión KKR (la inicial de su apellido es una de las siglas de Kohlberg, Kravis, Roberts & Co) vino para sellar su última gran inversión en España. A modo de alcalde, el anfitrión del evento fue José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, compañía a la que el financiero estadounidense ha comprado un tercio de su negocio internacional de energías renovables (eólico, termosolar y fotovoltaico) por 400 millones de euros.

El berlanguiano Villar del Río fue esta vez La Moraleja, el lujoso enclave madrileño donde Acciona tiene su cuartel general. Hasta allí se desplazó Henry Kravis, un magnate de las finanzas neoyorquinas que a sus 70 años de edad amasa una fortuna personal de 5.000 millones de dólares, según la revista Forbes, y lidera un negocio junto a su socio George Roberts que gestiona activos por valor de 100.000 millones y genera unos beneficios anuales de 700. El protagonista de Barbarians at the Gate, el best seller financiero que narra los entresijos de su asalto a la multinacional RJR Nabisco a mediados de los 80, luce ahora piel de inversor templado y de socio amigable de Jose Manuel Entrecanales y su management team.

El fondo de capital riesgo KKR ha invertido en compañías españolas cerca de 3.000 millones de dólares desde el año 2010

"This is ver especial for us". Con voz grave y algo áspera, Henry Kravis calificó su inversión en el negocio internacional de renovables de Acciona (AEI) como una alianza a largo plazo con su nuevo socio español. Quizás porque ya no necesita ser tan agresivo como antaño, el filátropo criado en la cantera de Bear Sterns presentó su desembolso de 400 millones de euros como una operación con dos bandos ganadores. Por un lado, KKR amplía su presencia en el sector energético de forma global, con activos verdes en economías maduras (EEUU, Canada, Australia…) y zonas emergentes (México, India…). Por otro, Acciona hace caja, sanea su balance y desconsolida deuda antes de sacar a bolsa en Nueva York esta división.

Entre líneas, más allá de los conceptos técnicos y el argot financiero empleados, ambos protagonistas reconocieron implícitamente cuál era el motivo real del evento. KKR tiene dinero, mucho dinero, y accede a él en condiciones preferenciales, mientras que Acciona necesita dinero, mucho dinero, tanto para reordenar su estructura financiera (pasivo neto de 6.700 millones) como para seguir acometiendo nuevos proyectos que le permitan voltear un balance que el último año arrastró pérdidas millonarias a raíz de la reforma eléctrica emprendida por el ejecutivo de Mariano Rajoy, el mismo a quien Henry Kravis, para perplejidad de Jose Manuel Entrecanales, elogió por la política de reformas puesta en marcha para superar la crisis.

Esta vez las expectativas de la familia Entrecanales no pasan por repetir glorias como las de Airtel o Endesa

Como buen sabueso financiero, el copresidente de KKR evitó pronunciarse sobre temas espinosos como la consulta catalana del 9-N. Está entrenado en nuestras costumbres. No en vano, su firma ha invertido ya en nuestro país cerca de 3.000 millones de dólares en los últimos años en compañías tan variadas como Port Aventura, Saba, T-Solar, Telepizza, Uralita o Grupo Gallardo, tanto a través capital como de deuda. Y más que a largo plazo, en cuanto ha tenido posibilidad, como todo capital riesgo que se precie, la firma de Kravis y Roberts ha recogido beneficios en cuanto ha podido, como hizo con la empresa de helicópteros de salvamento Innaer, donde aterrizó en 2010 y despegó tres años más tarde tras duplicar el valor de su inversión.

De momento, el horizonte más inmediato pasa por la salida a bolsa de Acciona Energía Internacional a lo largo de 2015. Será el momento de hacer caja de nuevo y dotar de liquidez al vehículo al que se ha subido KKR. El encargado de que al fondo de capital riesgo le salgan los números será Jesús Olmos, su responsable europeo para infraestructuras y para las inversiones españolas, mientras que la tarea de salir bien parados de esta alianza en Acciona son el arreglalotodo Juan Muro y el renovable Rafael Mateo. Esta vez las expectativas de la familia Entrecanales no pasan por repetir glorias como las de Airtel o Endesa, más propias de un private equity como KKR. Basta con salvar los muebles y volver a cobrar dividendo.

BARBARIANS AT THE GATE
Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios