PUIG PAGA 125 MILLONES POR EL 25% DE TEXTIL LONIA

El nuevo 'pelotazo' de la moda española pone en evidencia a Adolfo Domínguez

Puig pagará 125 millones por el 25% de Textil Lonia, la firma que crearon Francisco, Josefina y Jesús Domínguez. La de su hermano Adolfo vale 46 millones

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Debe de ser muy duro tener una relación complicada con tus hermanos. Imagine verse obligado a sacar su empresa a bolsa para separar el negocio familiar, como fue el caso de Adolfo Domínguez. Pero cuando 17 años después de la operación, Puig, al comprar el 25% de Textil Lonia, valora la empresa del resto de los hermanos Domínguez en 500 millones, mientras que Adolfo Domínguez vale en bolsa 46 millones según los últimos datos bursátiles… eso pone en cuestión muchas cosas. En 17 años algunos hermanos Domínguez se han hecho muy ricos; y otros… no tanto. La arruga ya no es tan bella como en los años ochenta.

Todo esto pasa en Ourense, en Galicia, donde las cuestiones familiares y empresariales son igual de delicadas, donde todo se lleva muy en secreto, y en la región que ha demostrado que la moda española es un lugar idóneo para hacer dinero. Con grandes éxitos, como Inditex, y también sonados fracasos, como Caramelo. De cualquier modo, nadie niega que Galicia es el motor de la moda española y el capítulo de Textil Lonia y la entrada de los Puig es la prueba de que en la región hay vida más allá del imperio de Amancio Ortega.

En línea con la discreción gallega, Textil Lonia creció sin ruido. Fue el refugio de Francisco, Josefina y Jesús Domínguez, los hermanos que discrepaban de la gestión de Adolfo y que prefirieron separar sus caminos, según fuentes del sector de la moda gallego. El grupo lanzó su propia marca, Purificación García, pero sobre todo consiguió comprar a Puig los derechos de distribución nacional e internacional de CH Carolina Herrera, la segunda marca de Carolina Herrera, más asequible y, sobre todo, mucho más rentable.

Hoy, Textil Lonia es el séptimo grupo de moda español por volumen de ventas. Factura 254 millones anules, da trabajo a 1.800 personas y tiene tiendas en más de diez países, que suman un total de 516 establecimientos, repartidos entre Purificación García y CH Herrera. En comparación, Adolfo Domínguez vendió a cierre de 2013 un total 88 millones y registró 9 millones de pérdidas.

El beneficiario del ‘pelotazo’

Fuentes financieras conocedoras de la operación explican que los Puig pagarán 125 millones por el 25% de Textil Lonia. Esta vez el beneficiado del pelotazo, comparable al que ha dado Thomas Meyer en Desigual, fue el gigante francés de la moda LVMH, cuya participación está contabilizada en libros en 40 millones.

En línea con la discreción gallega, Textil Lonia creció sin ruido. Fue el refugio de Francisco, Josefina y Jesús Domínguez, los hermanos que discrepaban de la gestión de Adolfo y que prefirieron separar sus caminos

Desde Puig han declinado comentar la operación, pese a haber sido requeridos para ello. Fuentes financieras conocedoras de la misma explican que el grupo que preside Marc Puig ha hecho la compra a pulmón, sin recurrir a endeudamiento alguno. La adquisición, además, es buena para los hermanos Domínguez, que se aseguran renovar la licencia de CH Carolina Herrera cuando venza la vida de los actuales derechos de explotación, algo que, visto lo visto, resultará beneficioso para ambas partes. La compraventa se formalizará a principios de septiembre.

Estas mismas fuentes explican que la valoración que se ha hecho del grupo gallego es de 8 veces EBITDA, caro pero más razonable que el 11,7 veces EBITDA que pagó Eurazeo por su 30% en Desigual, una compra que apuntaba signos de burbuja especulativa sobre la moda española.

El genio oculto

La historia de Textil Lonia también es la de un genio oculto, Jesús Domínguez. El hermano pequeño de los Domínguez está en este momento retirado de la primera línea en Textil Lonia. Lo hizo para fundar con sus hijas otra marca gallega de éxito, Bimba y Lola, que registra ventas de 77 millones de euros, gana 7,4 millones y cuenta con 157 puntos de ventas. Y su éxito ha sido tal que hasta Inditex le ha intentado replicar el modelo de negocio, con la marca Uterque. Si en menos de veinte años participas dos veces en dos lanzamientos de este estilo, tal vez el verdadero genio de la familia Domínguez no era Adolfo.

En 1997, Adolfo Domínguez salió a cotizar y el primer día cerró a 42 euros. Pareció que los hermanos Domínguez que habían quedado fuera habían hecho un mal negocio. Hoy, la acción vale 5 euros. En el año 2000 la perfumera catalana Puig apostó por la empresa y en la actualidad controla el 18% de Adolfo Domínguez. El precio de la acción era entonces de 8 euros, aunque no lo pagó todo porque una parte la heredó de la compra de Myrurgia. Sin embargo, en aquel momento, astutamente, ya se negociaba con los otros hermanos el acuerdo de CH Carolina Herrera, que se firmó poco después y que fue clave para el crecimiento de Textil Lonia. Catorce años después, ya tienen claro quiénes son los hermanos buenos en los negocios. Y apuestan 125 millones por ellos.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios