Sacyr pone a la venta un 3% de Repsol y negocia con Botín refinanciar su deuda
  1. Empresas
alargar 1.600 millones del crédito

Sacyr pone a la venta un 3% de Repsol y negocia con Botín refinanciar su deuda

La constructora ya se ha puesto manos a la obra para alargar los 2.400 millones que adeuda por su paquete en Repsol, de la que venderá un 3%

placeholder Foto: Manuel Manrique, presidente de Sacyr. (EFE)
Manuel Manrique, presidente de Sacyr. (EFE)

Mientras Repsol peina los flecos de su marcha de Argentina, sus accionistas de referencia se mueven para ordenar sus participaciones. Al tiempo que Pemex prepara la venta del 9,4% del capital, Sacyr se ha puesto manos a la obra para refinanciar parcialmente su 9,2% de Repsol. La intención de la constructora es alargar el crédito de 2.400 millones y vender entreun 3 y un 4% de la petrolera.

Fuentes financieras han indicado que la constructora dirigida por Manuel Manrique ha iniciado ya las conversaciones con Banco Santander para alargar otros tres años el préstamo sindicado con el que en 2006 compró el 20% de Repsol. Ese crédito fue reducido a la mitad cuando Sacyr vendió un 10% de la compañía energética a la propia Repsol, que se lo quedó en autocartera en una operación de salvación sin precedentes.

Aquella trasmisión se hizo en diciembre de 2011 durante varias madrugadas en las que la tensión entre la banca y la constructora se cortaba, puesto que de no salir adelante habría supuesto la bancarrota de Sacyr y la toma de control de Repsol por los acreedores. El acuerdo firmado in extremis permitió amortizar 2.400 millones y extender el pago de los 2.400 millones remanentes hasta enero de 2015.

Si bien aún faltan ocho meses para este nuevo vencimiento, Sacyr ya se ha puesto manos a la obra. El pasado jueves, la constructora celebró una reunión del consejo de administración en la que se analizó la convocatoria de la próxima junta general de accionistas, el final de la huelga en Panamá y los primeros pasos de la refinanciación de Repsol. La intención del grupo participado por Demetrio Carceller, Manrique, TomásFuertes y José Moreno Carretero es extender otros cuatro años la amortización de unos 1.600 millones y vender entreun 3 y un 4% de la petrolera. Este paquete vale cerca de 800millones a precios de mercado.

Antonio Brufau, presidente de Repsol, durante la junta de accionistas. (Efe)
Pese a perder cerca de 3.000 millones en los últimos tres años, la refinanciación la afronta en una situación mucho más favorable que en la Navidad de hace tres años, con un balance algo más saneado, menos presión de los acreedores y unos recursos propios recientemente reforzados por una ampliación de capital y una emisión de bonos convertibles de 416 millones.

Con Testa, JP Morgan y Morgan Stanley

La entrega a la banca de la mayoría de la deuda de 1.300 millones asociada a Vallehermoso, su división de promoción inmobiliaria, y la próxima venta de un porcentaje relevante del capital de Testa, la filial dedicada al alquiler de oficinas, abrillantarán aún más los números de Sacyr en los próximos meses después de haber estado al borde la quiebra. Pero la compañía necesita adelgazar aún más su pasivo porque con el cash que genera no podría hacer frente a su abultada deuda. Es una liquidación ordenada que la bolsa está premiando.


A su vez, la claridad de Repsol, que ya ha resuelto la crisis argentina por YPF, la incertidumbre que ha tenido ocupados a sus gestores, facilitará que la banca refinancie el préstamo sin problemas. “No tomamos riesgo de Sacyr, sino de Repsol, que está perfectamente saneada”, asegura el responsable de un banco de inversión.

Según fuentes financieras, tanto JP Morgan como Morgan Stanley han mantenido reuniones con la cúpula de Sacyr para analizar posibles alternativas, tanto para su participación en Repsol como la futura ampliación de capital y colocación de Testa. Estas fuentes aseguran que ambos bancos ya han sido contratados para hacer la Oferta Pública de Suscripción (OPS) de la inmobiliaria. Laconstructora haindicado que todavía no se ha tomado decisión alguna respecto a ninguna de las dos operaciones y que tan sólo se están estudiando todas las posibilidades.

Pero lo que parece claro es que ambas transacciones van asociadas porque las acciones de Testa están ahora pignoradas en garantía del crédito sindicado de Repsol, que exigía a Sacyr una cobertura del 150% de su valor, es decir, activos por importe de 3.600 millones de euros.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Repsol Morgan Stanley Manuel Manrique Noticias de Sacyr Mercados Demetrio Carceller Noticias del Banco Santander Pemex Refinanciación JP Morgan
El redactor recomienda