La Caixa entra por la puerta de atrás en las oficinas embargadas del Banco Santander
  1. Empresas
AL CANJEAR DEUDA POR CAPITAL

La Caixa entra por la puerta de atrás en las oficinas embargadas del Banco Santander

La reestructuración bancaria está dando tantas vueltas que se suceden situaciones cuanto menos rocambolescas, como la ocurrida con el Santander.

Foto: El presidente de caixabank, Isidre Fainé. (Efe)
El presidente de caixabank, Isidre Fainé. (Efe)

La reestructuración bancaria está dando tantas vueltas que se suceden situaciones cuando menos rocambolescas. Una de las operaciones que en su día se anunció como una de las más originales y más rentables, la venta de una cuarta parte de las oficinas del Banco Santander en España, ha acabado en un rescate muy peculiar. Los bancos que financiaron aquella operaciónse han convertido en sus accionistas directos.

Entre las entidades acreedoras está el propio Santander, que como publicó este medio el pasado 13 de noviembre ha tenido que acudir en ayuda de los fondos a los que les traspasó esta red de 1.152 oficinas por 2.040 millones de euros en 2007. En definitiva, ha debido recomprar las sucursales gracias al acuerdo alcanzado entre los acreedores y Sun Capital, Pearl Insurance y Drago Real Estate Partners, los compradores que ahora han sido parcialmente embargados.

Según indican fuentes financieras, el acuerdo consiste en el canje de la deuda mezzanine por importe de 400 millones de euros en capital, operación que convierte a los tenedores de este pasivo en accionistas directos de la sociedad dueña de las oficinas. Entre estos prestamistas están el citado Banco Santander, BNP Paribas y CaixaBank, que de esta manera se convierte en propietario de una empresa que posee el 25% de la red de sucursales de su principal rival en banca comercial en España.

La presencia del grupo presidido por Isidro Fainé en esta financiación podría tener dos explicaciones. Algunas fuentes lo justifican porque enel fondo Drago Real Estate Partners estaba Oleguer Pujol, el hijo del político nacionalista, quetuvo que dejar la sociedad de inversión inmobiliaria.Oleguer Pujolinvitó a CaixaBank a participar en la transacción al creer que sería un éxito asegurado.

Otras lo argumentan porque sencillamente se trataba de una operación de libro de sale and lease back, que aparentemente tenía poco riesgo. Simultáneamente a la venta, el Santander, que obtuvo unas plusvalías de más de 800 millones, firmó un contrato para quedarse como inquilino durante los próximos 45 años, reservándose un derecho de recompra.

Aquella adquisiciónse hizo con dos líneas de crédito,una denominada senior de 1.600 millones,la que primero cobra en caso de impago, yuna mezzanine, de mayor riesgo para el prestamista, pero al mismo tiempo más lucrativa, de 400 millones.Pero al caer el valor de los activos, que es sustancialmente menor que el importe adeudado, los fondos no han podido hacer frente a sus obligaciones.

El pacto que se firmará en los próximos días consiste en el canje de la deuda subordinada por capital y el pago de una cantidad menor a los acreedores de la principal. Con este acuerdo de refinanciación, las partes consiguen salvar el vehículo y evitar la quiebra, hecho que se considera muy positivo en comparación con lo que ha sucedido con el fondo que compró también bajo la modalidad de sale & lease back la sede central del Santander en Boadilla del Monte (Madrid).

Ventas con rebajas

El paquete de 1.152 oficinas en manos de Sun Capital, Pearl Insurance y Drago Capital tiene un valor cercano a los 1.500 millones de euros, por lo que la pérdida mínima es del 25%,según fuentes próximas al proceso. Otras elevan ese descuento hasta el 40% puesto que el pasado añoAllied Irish Bank,uno de los prestamistas originales, vendió su posición acreedora un 20% por debajo de su precio nominal. El banco irlandés colocó 400 millones de euros de deuda a varioshedge fundsque pagaron unos 320 millones por ese pasivo.

Los tres fondos han incumplido varias de las cláusulas –covenants– incluidas en las dos líneas de crédito, cuyo vencimiento expiraba en noviembre de 2014. Según fuentes conocedoras de las conversaciones, junto a la capitalización de la deuda, los acreedores le van a conceder entre dos y tres años más a Sun Capital, Pearl Insurance y Drago Capital para pagar los 1.500 millones restantes una vez descontada la mezzanine. Los 140 que se abonaronen metálico, hastallegar a los 2.040 millones totales,se dan por perdidos.

Noticias de Caixabank Oleguer Pujol Drago Capital Hedge funds BNP Paribas Noticias del Banco Santander
El redactor recomienda