HOY LUNES SE PRESENTAN OFERTAS POR REALIA

¡Adiós a los buitres! España vuelve a estar en el radar de los inversores institucionales

Después de tres años de pesadumbre, los participantes españoles en la feria inmobiliaria de Munich tuvieron la sensación de ser bien recibidos

Foto: El presidente de Realia, Ignacio Bayón (EFE)
El presidente de Realia, Ignacio Bayón (EFE)

A comienzos de octubre, Múnich celebró durante tres días Expo Realel salón inmobiliario internacional más importante que tiene lugar en Europa. Después de tres años de pesadumbre, los participantes con credencial española tuvieron la sensación de ser bien recibidos. La identificación con el país no era un handicap para hablar de negocios, en este caso para tratar las diferentes variables que el universo del real estate ofrece al dinero de los invasores (hoteles, oficinas, centros comerciales, promociones, edificios singulares, parques logísticos…)

Hasta la fecha, casi todas las transacciones vinculadas al sector inmobiliario español han estado protagonizadas por fondos oportunistas, muy agresivos en precio y en las estructuras de financiación. Su irrupción tuvo lugar en un momento crítico de mercado, cuando no había acceso a deuda y existían urgencias de liquidez o de desconsolidación por parte de los vendedores, en su mayoría entidades financieras u Administraciones Públicas que necesitaban deshacerse de su exposición al activo, bien fuera por su condición de accionistas o de acreedores.

Belén romana, presidenta de sareb (efe)
Belén romana, presidenta de sareb (efe)
Con el paso del tiempo y la estabilización del mercado, las ventanas de oportunidad para esos inversores están desapareciendo. La puesta en marcha de la Sareb, convertida en el mayor gestor de activos inmobiliarios de Europa, también ha contribuido a consolidar la reestructuración. El banco malo está comprobando desde Londres, centro elegido como plataforma para dar salida a los activos heredados de las cajas rescatadas, que los distintos lotes (BullRunnerAbacusCoronaTeideHarvest…) cada vez reúnen el interés de más inversores.

Hace unas semanas en Múnich, los interlocutores que abordaban a los profesionales españoles presentes no representaban a inversores con sede en TexasBoston o Nueva York, el dinero anglosajón más agresivo. Esta vez los interesados presentaban un perfil más conservador y patrimonialista. "El día que los fondos de los profesores de Baviera o de las viudas de Escocia vuelven a interesarse por ti es que ha cambiado la percepción del riesgo respecto a España y eso está empezando a ocurrir", subraya uno de los asistentes a Expo Real. 

Un ejemplo de esta situación puede constatarse este mismo lunes. La cita es la puja por Realia, la inmobiliaria participada por FCC y Bankia, que hizo hueco en su accionariado a la Sareb el pasado verano ante la imposibilidad de afrontar su proceso de reestructuración. Como en otros casos similares, el tiempo ha permitido que las necesidades de los propietarios y el interés de los inversores coincidan en el tiempo, casi seis años después, y varias refinanciaciones imposibles entretanto, de que la burbuja inmobiliaria estallara de forma súbita. 

Imagen de la feria Expo Real.
Imagen de la feria Expo Real.
Esta vez, sin embargo, puede que los inversores que participen en la puja no sean los Blackstone, Cerberus, Apollo, Lone Star, Fortress y Centerbridge de turno, que casi pueden repetirse de memoria para cualquier operación de urgencia que sale al mercado. "Aunque parezca peculiar, tengo potenciales clientes de Singapur, Abu Dabi y Brasil interesados en comprar activos inmobiliarios en España", reconoce el responsable de una importante consultora. De repente, España es el país más atractivo para invertir en el perímetro de la zona euro.

Mientras tanto, otros activos esperan su turno, como Vallehermoso, el brazo inmobiliario de Sacyr, que hace unas semanas confirmó también su intención de desprenderse de su filial. La operación permitiría al grupo presidido ahora por Manuel Manrique deshacerse de la ingente deuda asociada a la compañía. Y en una situación muy similar se encuentran también las inmobiliarias de Banco Santander, Banco Popular y Banco Sabadell (Altamira, Aliseda y Solvia). Poco a poco, el mercado vuelve a coger forma, aunque sólo del lado institucional.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios