DIVIDENDOS EXTRAORDINARIOS DE 240 MILLONES

Santander hace con El Corte Inglés su primera inversión en España en 14 años

La adquisición del 51% de la financiera del grupo de distribución es la primera adquisición del Santander en España desde la fusión con Central Hispano.

Foto: El presidente del Banco Santander, Emilio Botín. (EFE)
El presidente del Banco Santander, Emilio Botín. (EFE)

Matrimonio cerrado y de altos vuelos. El Corte Inglés y Banco Santander confirmaron ayer por la tarde la alianza por la que el primer grupo bancario de España va a aportar su músculo a la mayor compañía de distribución del país en el negocio de financiación al consumo. La operación, adelantada por El Confidencial este lunes, es la primera inversión que hace Emilio Botín para ganar cuota de mercado en la Península Ibérica desde que se fusionó con Central Hispano en 1999. Un dato histórico que da buena cuenta de la importancia del movimiento corporativo.

Ambas entidades comunicaron los detalles del acuerdo estratégico  por la que Banco Santander adquiere el 51% de Financiera El Corte Inglés para crear un gigante con una cartera crediticia de casi 14.000 millones de euros. El holding del comercio al por menor mantendrá el 49% restante del capital de la subsidiaria, cuyo Consejo de Administración estará compuesto por cuatro hombres de Emilio Botín y tres de Isidoro Álvarez, los respectivos presidentes.

La operación supone valorar Financiera El Corte Inglés en 415 millones de euros, pero Santander pagará un precio aproximado de 140 millones en lugar de los 208 que le corresponderían por la compra de la mitad más uno del capital. La diferencia se explica porque la compañía de centros comerciales se abonará, asimismo, un dividendo extraordinario de 140 millones antes de firmar el traspaso de las acciones de su filial, cuyo valor se reduce por tanto a 275 millones.

El movimiento no es desconocido para El Corte Inglés, que ya este mismo año extrajo 100 millones de las reservas voluntarias de su financiera para inyectarlos a la matriz. El importe representó más de dos veces el beneficio de 42,5 millones obtenido por la compañía que gestiona las compras a crédito de sus clientes. El trasvase de dinero de una a otra fue aprobado en la junta general de accionistas de Financiera El Corte Inglés el pasado 21 de enero, por lo que en menos de un año habrán salido de su caja 240 millones si se tienen en cuenta los 140 millones adicionales que se incluyen en el acuerdo con Banco Santander.

La explicación de esta aparente descapitalización de una filial para apoyar al holding se debe a que Financiera El Corte Inglés tiene un superávit de recursos propios que excede de lejos las exigencias de capital del Banco de España, por lo que Emilio Botín no ha puesto ningún inconveniente a disponer de la caja con anterioridad.

Macrocentro de eibar de el corte inglés (asier sarasua, vía flickr)
Macrocentro de eibar de el corte inglés (asier sarasua, vía flickr)
La alianza tiene otro impacto muy positivo en las cuentas del grupo dirigido por el veterano Isidoro Álvarez. Al vender el 51%, la normativa contable le permite desconsolidar la parte proporcional de la deuda o cobros pendientes de la financiera, que asciende a unos 3.000 millones. Todo un balón de oxígeno para el grupo, que aún está pendiente de cerrar el acuerdo con todos los bancos para alargar el vencimiento de un pasivo global que se eleva a más de 5.000 millones.

Bonos más baratos

Por si fuera poco, la unión de los dos socios tendrá también un impacto a la hora de llevar a cabo la titulización de hasta 1.000 millones de los créditos que El Corte Inglés concede a sus clientes para comprar muebles, electrodomésticos y financiar viajes. Para hacer la colocación, la financiera necesita una calificación crediticia que, a diferencia de Santander Consumer Finance, no tiene. Pero como el banco sí dispone de rating, a la hora de acudir al mercado los inversores le exigirán un menor diferencial por comprarle sus bonos al tratarse de una sociedad con menos riesgo.

Para Banco Santander, el movimiento es tan relevante que se trata de la primera adquisición de un activo en España desde que a finales del siglo pasado tomara las riendas del antiguo BCH. Desde 1999, el banco no había hecho ninguna inversión para ganar tamaño en nuestro país, a excepción de la compra de este mismo año del 8% de Banesto que no controlaba y que estaba en manos de minoritarios. El resto de operaciones expansivas fueron todas en el extranjero, especialmente en Reino Unido, Alemania, Polonia y Brasil.

El grupo financiero tendrá acceso a la información de los cerca de 10 millones de clientes de Financiera El Corte Inglés, que mantendrá la plantilla, la denominación, la marca y la sede social. Sus sistemas de medición de riesgos es lo que le permitirá sacarles partido a los propietarios de las tarjetas de crédito de El Corte Inglés, que hasta la fecha se han comportado como buenos pagadores. La morosidad de esta filial ronda el 10%, una cifra moderada si se tiene en consideración que los bienes de consumo son lo que primero se dejan de pagar en tiempos de crisis.

Financiera El Corte Inglés gestiona una cartera de créditos de 6.600 millones de euros, el 42% de los préstamos concedidos por establecimientos financieros en España. Del importe total, 4.722,62 millones de euros corresponden a tarjetas de crédito y 1.374,08 a créditos al consumo, según datos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros. Unas cantidades que sumadas a los 7.100 millones que administra Santander Consumer Finance dan lugar al nacimiento de un trasatlántico con cerca de 14.000 millones.  

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios