ULTIMA LA VENTA DEL 50% DE SU FILIAL

El Corte Inglés da entrada a Botín en su financiera para crear un gigante bancario

Dos gigantes que se alían en tiempos difíciles para el consumo y la banca. El Corte Inglés negocia la venta de un 50% de su filial financiera por más de 400 millones.

Foto: El presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez (EFE)
El presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez (EFE)

Dos gigantes que se alían en tiempos difíciles para el consumo y la banca. El Corte Inglés negocia la venta de un 50% de su filial financiera, la primera entidad del sector en España, a Banco Santander, el banco más grande del país, para crear una división con una cartera crediticia de 14.000 millones en préstamos al consumo. La operación se enmarca dentro del proceso de reestructuración de la deuda del grupo de distribución, que tiene al grupo presidido por Emilio Botín como principal acreedor.

Según aseguran fuentes del mercado, el holding dirigido por Isidoro Álvarez traspasará cerca de la mitad del capital de Financiera El Corte Inglés a Banco Santander en una alianza mediante la cual la compañía de comercio al por menor aportará su amplia red de venta y el grupo bancario su músculo financiero. Aunque las negociaciones todavía no están cerradas -ni el grupo de grandes almacenes ni su futuro socio han querido hacer ningún comentario sobre esta información-, la valoración de la operación puede oscilar entre los 400 y los 500 millones de euros.

Con estos ingresos extraordinarios, El Corte Inglés repagará parte de la deuda que refinanció a mediados de agosto. De los 5.000 millones reestructurados a ocho años, 600 tienen un vencimiento más próximo, ya que expiran en 2016. Por ello, Isidoro Álvarez ha decidido vender algunos activos para devolver ese dinero cuanto antes con el objeto de fortalecer su balance y dar un mensaje de solidez a los acreedores que todavía no han firmado el acuerdo global. La sociedad ya se desprendió meses atrás de su participación en IAG y en Inversis, al tiempo que vendió algún que otro inmueble para aligerar su deuda.

Financiera El Corte Inglés movió el pasado año 6.664 millones de euros, según los datos auditados, un 10% menos que en 2012. De esa cantidad, 4.826 millones se corresponden con dinero adelantado a sus clientes para la compra de bienes en sus centros comerciales. Además, la compañía otorgó 1.384 millones más mediante la fórmula personal, con 2,1 millones de contratos.

Botin afirma que las medidas del gobierno son duras, pero imprescindibles para el futuro
Botin afirma que las medidas del gobierno son duras, pero imprescindibles para el futuro
Por su parte, Santander es el mayor grupo bancario del país, con una división especializada en financiación al consumo. A través de Santander Consumer Finance tiene concedidos algo más de 7.000 millones en España, con una cartera de 1,9 millones de clientes, según la memoria anual del ejercicio 2012. Al banco le interesa tener acceso a la base de datos de los usuarios de las tarjetas de crédito del holding, por el potencial negocio que puede suponer ofrecer cualquier otro tipo de producto.

Emisión de bonos a la vista

La alianza entre El Corte Inglés y Santander es la guinda al proceso de actualización del balance del grupo de distribución, que en los últimos años ha sufrido el brusco descenso del consumo doméstico. La reestructuración de la deuda iba acompañada de una titulización de los préstamos de su división financiera por cerca de 1.000 millones de euros. Esta operación, la primera de este tipo en su historia, estaba prevista para el pasado mes de julio, pero se frenó precisamente por el interés del banco en entrar en su capital.

Con el músculo del Santander, que a diferencia de El Corte Inglés ya tiene rating, la colocación entre inversores será mucho más fácil y, sobre todo, mucho más barato para el emisor, que habría tenido que pagar un precio más alto al no tener experiencia en los mercados de capitales. De hecho, la entidad financiera multiplicó el pasado año sus titulizaciones para autofinanciarse y no tener que recurrir a la matriz para desarrollar su actividad. El propio Santander fue elegido por El Corte Inglés para coordinar la colocación.

La compañía de venta al por menor obtuvo el pasado año un beneficio de 171,5 millones de euros, lo que supuso un descenso del 18%, motivado por la reducción de los márgenes derivada de la bajada de los precios de sus productos. La cifra de negocio del holding ascendió a 14.552 millones, un 7,7% menos, caída provocada por el menor consumo en un año golpeado por la recesión económica. 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios