GEROA BAI, SEGUNDA FUERZA

Navarra: 'Podemos' y la izquierda abertzale podrán sumar fuerzas para gobernar

UPN gana en votos pero quedaría lejos de la mayoría absoluta. El PSN se desploma y no sería clave para convertirse en llave de gobierno

Foto: Mitin central de UPN Pamplona. Javer Esparza encabeza la candidatura en sustitución de Yolanda Barcina (EFE).
Mitin central de UPN Pamplona. Javer Esparza encabeza la candidatura en sustitución de Yolanda Barcina (EFE).

El tablero político de la Comunidad Foral de Navarra que emerge de las elecciones del 24-M puede propiciar el gran vuelco que, durante las dos últimas elecciones, han perseguido los partidos alineados en la órbita de la izquierda abertzale pero que se quedó siempre a las puertas ante la negativa del Partido Socialista de Navarra a ser la llave de un gobierno con los herederos de la antigua Batasuna. Los regionalistas de Unión del Pueblo Navarro (UPN), encabezados en esta ocasión por el candidato Javier Esparza, han obtenido 15 escaños pero tendrán muy difícil la posibilidad de llegar al Palacio de Navarra, sede del gobierno foral. La suma con el PSOE de María Chivite (7) y el PP de Ana Beltrán (2), -el bloque constitucionalista- se queda rozando la mayoría absoluta con 24 escaños de los 26 necesarios. [Consulte los resultados de Navarra y sus municipios]

Navarra es tierra de pactos y lo seguirá siendo en el futuro inmediato. Y la clave de lo que suceda en el antiguo reino tendrá que ver, en buena medida, con el posicionamiento que tome Podemos y su candidata Laura Pérez, que como fuerza emergente se ha estrenado con 7 escaños y el 13,7% de los votos, en un pulso de fuerzas con el PSOE que ha quedado en tablas. Pero Podemos le roba la condición de partido clave para decantar la nueva mayoría, que parece más inclinada a caer del lado de la suma Geroa Bai y EH Bildu.

Los navarros acudieron en masa a votar este domingo, con una participación que ha estado por encima de la media nacional y que ha castigado la gestión llevada a cabo durante los últimos años por la presidenta Yolanda Barcina. UPN se  ha dejado cuatro escaños y más de 20.000 votos.

Uxue Barcos, candidata de Geroa Bai (EFE).
Uxue Barcos, candidata de Geroa Bai (EFE).

Así las cosas, el avance de los partidos de la izquierda abertzale podría arrojar un gobierno ‘vasquista’ con Geroa Bai y la hasta ahora diputada nacional Uxue Barcos como próxima presidenta de la Comunidad Foral. Esta coalición, que engloba en su interior a fuerzas como el PNV, ha obtenido 9 escaños, el 15,8% de los votos y se ha situado por encima de EH Bildu, que ha logrado 8 parlamentarios y el 14,3% de los votos.  

Navarra, al igual que en anteriores comicios, se presenta como una de las regiones históricas más plurales en cuanto a su conformación política. Hasta siete fuerzas distintas entrarán a formar parte del nuevo parlamento, del que se ha quedado fuera Ciudadanos. Un partido cuyo líder nacional, Albert Rivera, ha abogado en campaña por acabar con el régimen fiscal propio de la Comunidad Foral y que enarbola un discurso que apenas ha tenido éxito entre los navarros.

En las última posición se ha situado La Izquierda-Ezkerra, con 2 parlamentarios, que engloba a Izquierda Unida y otras formaciones como Batzarre y que también se mostraría partidaria de ceder sus escaños a la formación de una mayoría de carácter abertzale. [Consulta aquí los resultados de la Comunidad Foral de Navarra].

Elecciones Municipales y Autonómicas